viernes, 29 de octubre de 2010

LA MITICA CIUDAD DE LONDRES DE LA NUEVA INGLATERRA

“VERSION SOBRE El Shincal
y la mítica ciudad de Londres”
EXTRACTADO DEL Capítulo XI: Historiografía y Arquitectura, del Libro: Estructura Existencial de la Arquitectura Nativa, del Arq. Victor Jose Stilp Piccotte. Las fotografias y dibujos pertenecen a la Coleccion de imagenes del NOA del autor del libro. Todos los derechos reservados

por: Victor Jose Stilp Piccotte

KALLANKA - EL SHINCAL - LONDRES, CATAMARCA.

integración…

“El habitante nativo construyó un espacio existencial (arquitectura) para concretar sus sueños y fantasías”.

Muchas veces he interrogado – a especialistas y disertantes magistrales – sobre el porqué de los denominados “yacimientos arqueológicos”. Empero las respuestas – a pesar de la gentileza y dedicación – no han contemplado una explicación concreta sobre el discernimiento de lo demandado.
Conatos de disgusto he generado en ellos – por mi inapropiada inquisición – y por lo general, molestias he percibido, causadas por mis palabras.


Lo cierto es, que sucedio una noche, en que distendido y solitario, ante las diecisiete pulgadas de la pantalla del procesador personal, observé una foto recogida al este de la ciudad de “El Shincal”, en la pcia. de Catamarca.
En la misma se mostraba una urna funeraria con huesos – de inocentes – Y esa imagen fue suficiente muestra para que mi “inmovilizada” percepción reviviera en una mímesis historiográfica.
Conjeturé entonces…

¡Tal vez! Los yacimientos arqueológicos me permitan distinguir, que hoy como ayer, la lucha intelectual “forjada por el poder que conservaban sobre el pueblo los muertos honorables”[2] sigue trasladando agónicas manifestaciones para los que siempre navegan en contra de la corriente.

La Urna en cuestión mostraba esos restos, que al igual que los restos de numerosos antepasados de la Cultura Cacá, han permanecido indemnes a la acción de  los “huaqueros” o traficantes de piezas arqueológicas, confirmando que la cultura que habitó el NOA protegió a sus muertos de la acción de los españoles, buscando sitios seguros para conservar la dignidad de sus antepasados, y evitando que la historia contenida en sus simientes terminara en manos de los ambiciosos historiógrafos del tercer milenio.

Por descarte, de los destructivos españoles de los siglos XVI y XVII.

No cupo en mí la duda de que esos enterratorios señalaban la “Estructura Existencial” de un asentamiento nativo; pues en las adyacencias debía ubicarse – soterrado por los médanos – la traza urbana del pueblo originario. 

CROQUIS SOBRE ASPITIYA - ARAUCO, LA RIOJA
Así fue como “vislumbré” “Aspitiya”, al norte del campo del Pantano viejo; y como “comprendí” la magnificencia de “Amoyamba”.
Así fue como “reviví” las huellas de “El Shincal” a orillas del río Quimivil o Quinmivil (Catamarca) y cómo “contuve” la llegada del invasor “Diego de Almagro” y su séquito ambicioso.
Por lo tanto, la existencialidad de los pueblos originarios en el actual territorio de Argentina, licenció los “daños” causados hacia mi persona, e impulsó la interpretación arquitectónica sobre la trascendencia e importancia – específicamente – del valle de Londres y los valles circunvecinos.
Y a raíz de ello no resultó extraño para la conciencia poética, “desceñir” que Juan Pérez de Zurita se asentó allí con el objetivo de fundar la primera “Londres de la Nueva Inglaterra”.[3] Y que en ese mismo valle fue líder el cacique Chalemin (Chelemin) del pueblo de Andalgalá (Apellido que por corrupción fonética fuera inscripto en los padrones como Chalimin, Alimin, Calimin, Salimin, etc.) en el año 1636, cuando junto a sus dirigidos recuperó el territorio ocupado por los españoles.
Claro que la revuelta fue aplastada por el poder invasor, y Chalemin murió descuartizado.[4]

MURO Y VENTANA - EL SHINCAL - LONDRES, CATAMARCA.
Posteriormente el lugar resultó destruido, y oculto por los siglos y los arbustos…

“Es en este punto donde la poética de la investigación depone la conjetura, y enarbola las banderas de una realidad irrebatible, ya que resulta inadmisible negar el nexo entre la presencia libertadora de Chelemin y sus hombres en El Shincal, y los invasores españoles.”

Lógicamente que el “pacha” del lugar se hace tangible en la actualidad, y por él comprendo que en la época prehispánica, ese centro político, religioso, militar y económico, circunscribía a los valles de Aymohill, o Aymocaj, donde reinaba Calsapi[5] de Amoyamba, el mismo Curaca que controló el asiento de las huestes de Diego de Almagro en su incursión hacia Copiapó.
De su presencia testimonial extraigo la conjunción inequívoca de que los restos recuperados en “El Shincal”[6] son muestra del centro físico espacial desde donde se derivaban las producciones locales hacia el Cusco.

(Maíz, ají, quínoa, papa, amaranto, poroto, cébil y metales como el oro, plata y cobre)

Además, reconozco la presencia Inca, pues a pesar de que los habitantes originarios no utilizaran las características piedras canteadas con superficies alisadas tipo Cusco; en las construcciones “descubiertas por Quiroga”[7] y recuperadas por el equipo de trabajo de Raffino, se cumplen las tipologías conculcadas en vanos quechuas de forma trapezoidal; junto a los torreones, los muros de piedra reforzados (Sin argamasa o ligante) y los recintos perimetrales. El relevamiento confirma la presencia de un centenar de edificios contenidos en la planta urbana. Además, una plaza de armas (que Raffino[8] llama “aukaipata” o “atún pata” en Quechua) y el “ushnu” – trono – de mayores dimensiones construido al Sur del Lago Titicaca, con un supuesto complejo de edificios de importancia que confluyen hacia dos espacios superiores.

(Galpones, depósitos, o Kallancas)

Tal como he citado, en el faldeo montañoso se muestra un acueducto de piedra de tres kilómetros de largo y un recinto de control (“sinchihuasi”) con residencias para las castas superiores y otros para el resto de los pobladores. 

EL SHINCAL - VISTA DEL CONJUNTO - LONDRES, CATAMARCA
No dudo sobre “El Shincal” como el fruto de un diseño restaurado y ampliado por constructores quechuas (Incas) que mantuvo las tipologías y variantes tecnológicas originales, de tal manera, que la mancha urbana resultara conexa a los cerros cercanos (“chi chi”[9]) con accesos de piedra y plataformas de uso religioso que la diferenciaran de otros asentamientos nativos.

(Por ejemplo, los que se encuentran al norte y al este del cerro “Aconquija”)

No ha sido casual entonces, que la fundación ordenada desde Chile para erigir una ciudad capital – “Londres de la Nueva Inglaterra” – intermedia entre ambas Santiago, se haya llevado a cabo en “El Shincal” (Quinmivil) aprovechando las ruinas abandonadas por los nativos y los Incas años antes…[10]

Para la construcción de la ciudad[11], los Incas utilizaron piedras de los derrumbes de los cerros cercanos. [12]

En tal sentido, la guerra civil desatada en el Cusco acabó con la intervención del licenciado Pedro de la Gasca[13], pero inmediatamente se suscitó un problema mayor ya que los soldados – mano de obra desocupada – comenzaron a provocar desórdenes.
Con el objetivo de evitar que el ocio incentivara una nueva guerra civil, La Gasca…

(Que “inapropiadamente” le había adjudicado a Pedro de Valdivia una línea septentrional – 64º 34’ 52” – que confería a la Santiago de la Nueva Extremadura – Chile – los actuales territorios de La Rioja, Tucumán y Catamarca y parte de los territorios de Santiago del Estero, Córdoba, San Luís y San Juan)

Le encomendó a “su amigo” Juan Núñez del Prado “organizar” una expedición con el objetivo de fundar una ciudad en el territorio del Tucma.
En primer lugar para “fijar un nuevo punto de vista” sobre los límites en los que debía arriar bandera Valdivia, (Pedro) y en segundo lugar, “purgar” la idea de convertir al cristianismo a todos los nativos que allí residían.
Para ello recurrió a los clérigos españoles que habitaban en Lima…

La Gasca otorgó provisión de gobernador de las Provincias del Tucumán, Juríes y Diaguitas, al capitán Juan Núñez de Prado, según expresaba el documento era “varón prudente, justo y valeroso”. [14]

Visto el desenlace, la idea que movilizó a La Gasca era “impedir” la apropiación de ese sector por parte de Pedro de Valdivia y los aliados de éste, que se habían consolidado en Chile.

(Sin apartarse de la orden oficial de extenderse hacia el sur del Perú, buscando una salida hacia el Océano Pacifico)

Una vez dispuesta la salida de los expedicionarios, que constituían setenta[15] soldados guiados por el Teniente Juan de Santa Cruz, La Gasca incorporó a las huestes de Núñez del Prado a tres misioneros dominicos…[16]

En el año 1549, después de la derrota de Pizarro por el virrey D. Pedro Gasca, Juan Núñez de Prado, cediendo á las exhortaciones de algunos que fueron compañeros de Francisco de Mendoza, y quizás sus asesinos, llevó consigo cien españoles, gente noble toda, y entró en el Tucumán. A orillas del río Escava[17] fundó la ciudad de San Miguel, llamada de Castro (Ciudad del Barco) que fue trasladada primero al valle de Calchaquí, luego á otro sitio, y por último, destruida. (…) Valiéndose de los PP. Gaspar de Carvajal y Alonso Trueno, religiosos de la orden de los predicadores de Santo Domingo, solicitó de los indios la conversión al cristianismo y la obediencia al rey Católico.[18]

Juan Núñez del Prado junto a su maestre de campo, Miguel de Ardiles, y Juan de Santa Cruz, partió de Potosí en el mes de diciembre del año 1549. Asentado en territorios de la actual Bolivia se encontró con Francisco de Villagra (Villagrán) que regresaba hacia Chile con los refuerzos que había solicitado Pedro de Valdivia. Seis meses después, el 29 de junio de 1550 – otros revalidan la fecha del día 31 de mayo – Juan Núñez del Prado funda la primera ciudad española en territorio del noroeste argentino, La ciudad de “El Barco” sobre una de las márgenes de “Río Escaba”[19]

(Aunque la biblioteca también conjetura una posible fundación sobre el actual río “Pueblo Viejo”; faldeos montañosos a treinta kilómetros de su nacimiento – unión de los Ríos “Nevado o Blanco” y “De los Reales” – en la misma latitud sur que la actual ciudad de Monteros. “En el lugar que llaman en lengua de naturales Ibatín”…[20] ribera del río que sale de la quebrada, ubicada al oeste de León Rougés, en Monteros, existen referencias históricas del antiguo asentamiento y de los distintos edificios públicos y religiosos que funcionaron allí; de los que se conservan vestigios)[21]

Lo concreto, es que esta ciudad fue llamada “El Barco”… En honor de Pedro La Gasca que había nacido en la ciudad de “El Barco” de Ávila, España.[22] Y aunque la ubicación geográfica de ésta primera ciudad del norte no contiene un lugar específico en la historia Argentina, lo real es que Del Prado conformó el trazado, situó al Cabildo, ubicó los terrenos de las familias fundadoras, y decidió distribuir a los nativos en encomiendas.
Claro que al ser informado de estas alternativas que violentaban los principios jurisdiccionales (Por versión de Francisco de Villagra – Villagrán) el Cabildo de Santiago del Nuevo Extremo decide el envío de tropas al comando del denunciante, y es éste, quien al llegar al lugar de la fundación de la ciudad de “El Barco” obliga al capitán Núñez del Prado a reconocer la dependencia de esa ciudad a la gobernación de Chile.
En inferior capacidad militar, Núñez del Prado acepta “solícitamente” el sometimiento jurisdiccional del nuevo cabildo extremeño, pero una vez retirados los “hombres de Valdivia” el encomendado de Pedro La Gasca desconoce la palabra dada, también la autoridad del enviado trasandino, y reubica el asentamiento español...

66º de longitud oeste y 26º de latitud sur[23] ¿en el actual territorio de Salta? o al noreste de la actual provincia de Tucumán?[24]

Efectivamente, en el transcurso del año 1551 con el nuevo asentamiento consolidado, Núñez del Prado restituye el nombre original con el agregado de “El Barco del Nuevo Maestrazgo de Santiago”.[25] (Como un “guiño” hacia Valdivia) aunque esta vez, a diferencia de la renuencia del Cabildo en Chile, es la rebeldía nativa la que no se hace esperar.
El constante apremio sufrido por los españoles asentados en la novel ciudad, obliga a Núñez del Prado a trasladar en el año 1552 el sitio de fundación, esta vez hacia un lugar más seguro (Hoy Río Dulce) con el Nombre de “El Barco del Nuevo Maestrazgo de Santiago en el Estero”. [26]
Convencido de que su enviado (Francisco de Villagra o Villagrán) había burlado su poder, y persuadido de que la ciudad fundada por Núñez del Prado se encontraba inmersa en “su territorio”, el gobernador de Chile Pedro de Valdivia, designó gobernador de la ciudad de “El Barco del Nuevo Maestrazgo de Santiago en el Estero” a Francisco de Aguirre y lo envió a tomar posesión de ella…

Francisco de Aguirre había refundado la ciudad de La Serena, Chile, pacificando los territorios con la ¿hecatombe de setenta y cinco mil nativos?[27]

Apenas transcurridos los primeros meses del año 1553, Francisco de Aguirre trasladó la ciudad a cierta distancia de la última ubicación, cambiándole el nombre por el de “Nueva Santiago” o “Santiago del Nuevo Maestrazgo”…

“Sólo ha sido posible hallar el Acta del 17 de marzo de 1.554, donde se encuentra la preciosa documentación que presentara Francisco de Aguirre, al tomar posesión del gobierno del Tucumán, por muerte de Valdivia”.[28]

Aguirre organizó un nuevo Cabildo, apresó a Núñez del Prado y lo envió en calidad de prisionero hacia Chile, y a los Dominicos los obligó a retornar al Cusco…

En Chile, Valdivia otorgó en 1551, al más distinguido de sus capitanes y más poderoso en el Nuevo Extremo, Francisco de Aguirre, una provisión que, en cierto modo contestó a la que La Gasca otorgara a Núñez de Prado. (…) lo nombró en su Cesáreo nombre por Lugarteniente de Capitán General y Gobernador de la ciudad de El Barco y La Serena y sus términos y jurisdicción de las demás ciudades, villas y lugares que estuviesen poblados (…) Extendió el mandato más allá de los límites de la demarcación asignada a Valdivia. (…) Valdivia autorizó sin reservas a “hacer todo lo que conviene al servicio de su Majestad” (…) En el año 1553, Francisco de Aguirre salió de Chile con doscientos españoles por orden de Pedro Valdivia, y una vez destruido el pueblo de San Miguel (Tercera fundación de la ciudad de El Barco) fundó á orillas del río Dulce, á los 28 grados de latitud, la ciudad de Santiago, más tarde sede episcopal y metrópoli del Tucumán.[29]

Inmediatamente procedió a “distribuir los nativos en encomiendas”…

Cuarenta y siete mil indios repartidos entre cincuenta y seis encomenderos, obligados á ahogar sus gemidos, le enajenaron las voluntades, y fueron causa de una revolución.[30]

Convencido de que el límite jurisdiccional debía ser protegido a ultranza, Aguirre decide consolidar un nuevo asentamiento español…

Un año después, en 1554, Francisco de Aguirre funda la ciudad de “San Pedro mártir en el valle de Conando” (Aunque se había dado inicio a la construcción del cabildo, la partida de Francisco de Aguirre hacia Chile, para fortalecer la defensa de Santiago del Nuevo Extremo ante la ofensiva de los araucanos, impidió la materialización de la fundación)[31]

Ante la retirada de Francisco de Aguirre desplegó el mando Juan Gregorio Bazán con la ayuda de Miguel Ardiles, pero nada pudieron consolidar. 

USHNU - EXPLANADA DONDE ZURITA FUNDO LA PRIMERA LONDRES - LONDRES, CATAMARCA
Tres años más tarde, el gobernador asentado en Santiago del Nuevo Extremo García Hurtado de Mendoza, decidido a no “perder parte del territorio de la Nueva Extremadura” envía al capitán (¿General?) Juan Pérez de Zurita para que “colabore” con la ciudad de “Santiago, la nueva, al lado del río Estero”.[32]
 
En el año 1558, D. García Hurtado de Mendoza, marqués de Cañete, hijo del virrey del Perú y gobernador de Chile, encomendó la administración del Tucumán á Juan ¿Gómez? de Zurita, quien fundó la ciudad de Londres y reprimió á los calchaquíes y á otros bárbaros vecinos, peligrosos para los españoles. Reedificó la ciudad de San Miguel[33]; sometió á los feroces diaguitas y á otros indios que moraban hacia el río Bermejo, como también á los famatines, sañagastas y gran parte del valle de Catamarca.[34]

Al llegar al espacio invadido, Zurita pergeña la consolidación del territorio a través de fundaciones con el objetivo de reafirmar la jurisdicción de la Nueva Extremadura en el área en disputa; y, además, para defender el principal acceso al valle de Copiapó, que por entonces señalaba el Paso de Comecaballos. (La Rioja)
Por ello, en junio del año 1558 decide fundar la ciudad de “Londres de la Nueva Inglaterra en el valle del Quinmivil”[35] sobre la traza de una ciudad Inca[36] construida entre los años 1470 y 1536.

(Ciudad que contaba con más de cien edificios sustentados en mampuestos de piedra y adobe) Región de cultura Cacá, densamente poblada al momento de la fundación española.[37]

A efectos de consolidar la fundación de la ciudad, Zurita utilizó los viejos muros ensalzados por los Incas (¿Cacá?) y los cien escalones que conducían a la plaza mayor sobre la colina como muestra de respeto a la Corona…

El nombre de la ciudad fue impuesto en honor a Maria Tudor, esposa del Rey de España Felipe II, a la sazón Reina de la Gran Bretaña, y, además, como un mensaje sobre su poder, superior en grado al que ostentaban los españoles asentados tras la cordillera.

ARBUSTO DENOMINADO SHINQUI - LONDRES, CATAMARCA

No cabe duda alguna que la fundación de la ciudad de Londres de la Nueva Inglaterra respondía a un plan de desarrollo sustentable, elaborado en base a los datos aportados por los primeros invasores al NOA…

Blas Ponce relató que  una india llamada Isabel le contó que en la entrada de Diego de Almagro por los valles Calchaquíes, el adelantado se topó con una anda cargada de oro, seguida por más de 20 andas, en las cuales llevaban el tributo desde Londres al Cuzco. Asimismo, había sabido por un soldado Pedro Clavijo, que a su vez había conocido al capitán Saucedo (amo de la india Isabel en la entrada de Almagro) que en tal anda había más de 90.000 pesos en tejuelos de oro, con la marca del Inca (Clavijo había visto algunos), los cuales eran el tributo que cada mes pagaba cada indio al Inca (…) halló a un indio muy viejo y ciego en el Valle Vicioso, quien le informó que los mitimaes que extraían oro y plata para el Inca, o habían sido muertos por Almagro, o habían huido por el camino del Inca en busca de otros capitanes”[38]

Aprovechando el trazado vial nativo que determinaba el cruce de los caminos que accedían a Chile, Santiago del Estero, Mendoza y Lima.[39]
Como correlato de la decisión de asentarse en el Valle, en el año 1559, sobre la traza de la segunda fundación de la ciudad de “El Barco”, Zurita funda la ciudad de “Córdoba del Calchaquí”, y en el año 1560 la ciudad de “Cañete” sobre la traza original de la primera ciudad de “El Barco” de Juan Núñez del Prado.[40]

(En honor al Virrey del Perú en la ciudad de Lima, el Marqués de Cañete)

Pero la zona imaginada para los asentamientos españoles, se encontraba inmersa en un sector densamente poblado por nativos Cacá, quienes se hallaban mejor preparados que sus vecinos del norte (Ideológica y colectivamente) para “recibir a los intrusos que emergían allende el Aconquija”. El gobernador de Lima, como única respuesta a la presión nativa, envía a Gregorio de Castañeda con el objetivo de reemplazar a Zurita.
Castañeda llega en año 1561, y para demostrar su poder ordena la captura de Zurita mostrándolo como delincuente en cada uno de los asentamientos que le conocían. [41] Mejor dotado militarmente resiste a las intentonas nativas y cambia arbitrariamente el nombre de la ciudad de “Londres de la Nueva Inglaterra”, designándola como “Ciudad de Villagra del Nuevo Extremo”[42] trasladándola hasta el valle de Huasán.

(Valle de Conando, hoy conocida como Andalgalá, Catamarca)

Castañeda no sólo realiza estos cambios, sino que impulsa un ambicioso plan de avance territorial – incluida la impostación de vegetales – que incluye a los Valles ubicados hacia el sureste del Ambato…

Valles que ocupaban los poblados que integraban la primera jurisdicción de la capital asentada en el actual territorio de Catamarca. (Anquin, Palcipas, Aymocaj ¿Aimogasta? Amoyamba y Machigasta, entre otros pueblos)

Desde abril del año 1561 hasta junio del año 1562, y por expresa indicación del Rey Felipe II, los españoles asentados en la ciudad de “Villagra del Nuevo Extremo” alentados por los religiosos Cedrón (¿Cerón o Cidrón?) y Rojo,[43] comienzan a plantar las especies vegetales que llegaban desde España vía Perú y Chile.

(Árboles de Castilla, naranjos, vid, perales, y olivos entre otras)

Pero las distancias que separaban a la ciudad de “Villagra del Nuevo extremo” con Santiago la nueva al lado del río Estero, Santiago del Nuevo extremo y Lima, aparejaban otro tipo de problema que no había sido contemplado por Castañeda…

La debilitación del sistema defensivo de la ciudad.

ESTRUCTURA DE MUROS - EL SHINCAL - LONDRES, CATAMARCA
Los jefes Cacá, conscientes de la ambición desmedida de Castañeda, y de las disputas entre sus subalternos, deciden atacar la nueva ciudad y para ello reagrupan sus fuerzas bajo el mando del Cacique Juan de Calchaquí[44]

La contienda significó la muerte de todos los españoles y la destrucción de la ciudad, tras la rebelión que habíase iniciado en el mes de julio del año 1562, y que concluyó a finales del mes de septiembre.

Los españoles reagrupados por Castañeda, realizan una contraofensiva que permite la recuperación del territorio de “Londres de la Nueva Inglaterra”.
Más la alianza de las parcialidades nativas se mostraba superior a las fuerzas de los españoles, y a fines de evitar mayores derramamientos de sangre, Castañeda expidió la orden de despoblar las ciudad de Londres en el sitio de Cañete. [45]

Quedó el camino cubierto de cadáveres, y se hicieron algunos prisioneros, entre quienes la hija del cacique Juan de Calchaquí, que sirvió a la decoración del triunfo. Aunque destrozado este cacique no dejó de caminar á su objeto con una constancia igualmente firme, que temible (…) De pueblo en pueblo persiguieron á los bárbaros haciendo en ellos una horrible carnicería. Conoce poco la gloria el que la coloca en matar á los que, tratados bien, pudieran ser amigos. Aun los que escaparon con vida, sólo parecía haberla reservado á los que lo eran de su libertad.[46]

Como “ilustre” observadora de todo lo acontecido, quedaba la “alejada” y “prudente” ciudad de “Santiago la Nueva, en el Estero”, que permaneció inmutable a la resistencia puesta de manifiesto por los nativos comandados – entre otros – por Juan de Calchaquí. 

ALTAR CEREMONIAL SUR - EL SHINCAL - LONDRES, CATAMARCA
La solitaria ciudad española, ubicada en un territorio pacífico, contuvo la esperanza de los invasores de apropiarse de los valles originarios durante tres décadas. (Lapso en que los nativos fueron acaudillados por el Cacique Silpitucla)[47] En ese ínterin fueron fundadas las ciudades de “San Miguel de Tucumán y Nueva Tierra de Promisión” sobre la traza de “Cañete” y “El Barco I”, el 31 de mayo del año 1565 por el Capitán Diego de Villaroel…

Dijo que en nombre de Dios nuestro Señor y de su Majestad el Rey Don Felipe, segundo de este nombre, emperador del Nuevo Mundo y de las Indias, y del Muy ilustre señor Francisco de Aguirre, Gobernador y Capitán general de estas provincias del Tucumán, Juries y diaguitas por su Majestad poblada, y pobló en este asiento en lengua de los naturales llamado Ibatín esta ciudad a la que ponía y puso nombre de San Miguel de Tucumán y nueva tierra de promisión.”[48]

Córdoba de la Nueva Andalucía del Tucumán, en el llano, en el año 1573 por Jerónimo Luís de Cabrera; Mendoza del Nuevo Valle de la Rioja, en 1561 por Pedro Ruiz del Castillo, refundada el 28 de marzo de 1562 por el capitán Juan Jufré con el nombre de “ciudad de la Resurrección”; San Francisco de la Nueva provincia de Alava, el 13 de octubre de 1575 por Pedro Zarate; Santa Fe de la Vera Cruz, en 1573 por Juan de Garay; Ciudad de la Trinidad y Puerto de Santa Maria del Buen Ayre, en 1580 por Juan de Garay; San Juan de la Frontera, el 13 de junio de 1562 por Juan ¿Luís? Jufre; San Luís de la Punta de los venados, en 1594 por Luís Jofre de Loaysa; San Felipe de Salta en el Valle de Lerma, en 1582 por Hernando de Lerma; San Salvador de Velasco del valle de Jujuy, el 19 de abril de 1593 por Francisco de Argañaraz y Murguía, y San Fernando del Valle de Catamarca, en 1683 por Fernando Mate de Luna.

(Por orden del fundador de La Rioja – Antes habían sido fundadas en el mismo sitio, la ciudad de Nieva, en el año 1561 y la ciudad de San Francisco de Álava en el año 1575)

El tránsito histórico en la región se interrumpió en el año 1589, con la penetración del dignatario y acaudalado español Blas Ponce, quien acompañaba al nuevo gobernante del Tucumán, el Capitán nacido en Estollo, un pequeño pueblo adyacente a Logroño, España (Burgos, por entonces) Juan Ramírez de la – Piscina – Pesina, y Velasco, y Ábalos y De La Calle…

El riojano (Así se le llama a Ramírez de Velasco por la región española donde nació) estaba convencido que debía recuperar la jurisdicción de la destruida ciudad de “Londres de la Nueva Inglaterra” (Para recuperar con ello los autos de potestad que le pertenecían) pero como Gobernador del Tucumán se ve obligado a dirigirse desde la ciudad de Santiago del Estero hacia el sur, a efectos de consolidar un posicionamiento de la unión Lima – Río de la Plata. Bajo ese ideal, el 20 de mayo de 1591, refunda una variable llanista de la “Londres de la Nueva Inglaterra” (aunque sin sus privilegios) con el nombre de “Ciudad de Todos los Santos de la Nueva Rioja”[49]

CAUCE DEL RIO BELEN - BELEN, CATAMARCA

Dos décadas después, en otra zona de la avanzada territorial, y obediente de Alonso de Ribera, quien lo había ordenado Teniente de Gobernador de La Rioja, Gaspar Alonso Doncel decide cumplir la “primitiva idea” de los españoles asentados en Chile, y en mayo del año 1607 refunda, en nombre del Rey Felipe III, la ciudad de “Londres de la Nueva Inglaterra” en el Valle de Famayfil,[50] a orillas del río del mismo Nombre…

Actual sitio de la ciudad de Belén, en Catamarca. Ese mismo año el Obispo Trejo y Sanabria crea el Curato de Londres, que tenia una extensión de sesenta mil kilómetros cuadrados, abarcando a las poblaciones que existían en todos los Valles a lo largo del cordón montañoso del Ambato, desde Chumbicha y con la inclusión del Valle de Arauco.

Pero Alonso de Ribera es reemplazado por Luís Quiñónez de Osorio, quien accede a las solicitudes de los “londinenses” en su reclamo por la provisión de agua potable, y en el año 1612 obliga a “trasladar nuevamente la ciudad” al antiguo Valle de Quinmivil, cambiándole el nombre por el de “Ciudad de San Juan Bautista de la Rivera”, y dotándola de la misma jurisdicción que le había adjudicado Pérez de Zurita a la primera Londres…

En la segunda década del siglo XVII los encomenderos españoles aprietan el yugo sobre los atribulados nativos, quienes a pesar de ampararse en las ordenanzas de Gonzalo Abreu, la legislación de los algarrobales, las disposiciones de Ramírez de Velasco y las Ordenanzas de Alfaro, siguieron soportando el castigo y la esclavitud a la que los sometían aquellos. La reducción de la población nativa, obligó a los españoles a importar mano de obra, la que llegó de manos de los esclavos negros.[51]

En el año 1625, mientras en España se consolida el reinado de Felipe IV, en el Valle del Tucma se reinician las sublevaciones indígenas, y en 1627, cuando el Gobernador del Tucumán ordena cortar las “melenas” a los caciques Cacá, estalla el germen del “gran alzamiento” que finalmente se concreta en el año 1630…

El primer movimiento masivo de resistencia contra los españoles, fue llevado a cabo por nativos del actual territorio de la Argentina, que en un número superior a los trece mil guerreros se enfrentaron a los españoles que llegaban con armas accionadas con percutor, y caballos.

Entre los líderes nativos, se encontraban Juan Chelemin (Chalimín o Chelemín) y Pedro Chumay, quienes obligaron a los españoles a evacuar el nuevo asentamiento de la ciudad de Londres, y huir hacia la ciudad de Todos los Santos de la Nueva Rioja…

“En 1632, a principios del gran alzamiento, los Mallis, y Huzanes subieron de Andalgalá al Campo del Pucará, donde se le agregaron los del Anconquija, y al amanecer del 17 de enero de 1632, dieron juntos contra el pueblo de Singuil (…) dejaron en el campo a muchos de los suyos y en poder de los españoles a varios de sus caciques, cuyas cabezas poco después eran expuestas en la plaza de San Miguel (…) Los indios derrotados en Singuil no habían abandonado la lucha y menos escarmentado; y unos seis meses mas tarde volvían contra el pueblo.”[52]

En el año 1632, luego de muchos enfrentamientos, y apoyados por armas de fuego, los españoles reducen a la resistencia nativa y asesinan a los jefes militares, descuartizándolos ante sus guerreros, luego de haber atado las extremidades humanas a los caballos.[53]

ATALAYA NORESTE - FUERTE ESPAÑOL EN EL PANTANO - ARAUCO, LA RIOJA
En septiembre de ese mismo año, enviado con el fin de “pacificar la región” llega desde Tucumán el nieto del fundador de “Córdoba en el llano, de la Nueva Andalucía” y del fundador de “Buenos Aires”, el Teniente Jerónimo Luís de Cabrera y Garay, quien tiene la orden de refundar la ciudad de Londres, trasladándola hacia el sur, contra las estribaciones occidentales de la sierra de Ambato, cerca de los pueblos nativos de Amoyamba, del Agua Caliente, Aymocaj, y Machigasta.
La fundación se concreta el 17 de septiembre del año 1633 en el territorio de la actual ciudad de Pomán, Catamarca, bajo el nombre de “San Juan Bautista de la Rivera de Londres de Pomán”…

La ciudad de San Juan de la Ribera de Pomán, no tuvo la importancia de las anteriores, y fue por ello que la fundación militar y política fue trasladada hacia el pueblo del Pantano, cercano al Fuerte que se elevaba al sudoeste del Río Colorado.[54] Cáceres Freire[55] en la Revista Meridiano 66 de la Dirección de Cultura de Catamarca reproduce un mapa del siglo XVII – Primer mapa Jesuita del Paraguay[56] – donde se aprecia la jurisdicción de esta ciudad de Londres, detallando pueblos como Yocavil, Hualfin, Abaucán, Andalgalá, Londres de Pomán, señalado como capital, al igual que las ciudades de La Rioja y Tucumán. Frente a la ubicación del Fuerte del Pantano hacia el este, figuran los asentamientos nativos de Colpes, Siján y Pomán, entre otros.

ACCESO A ANDALGALA - CATAMARCA
Aunque se la había dotado de la misma jurisdicción de la primera Londres, la nueva ciudad fue llamada irónicamente como la “Ciudad del papel” por su intrascendencia. Luego, por acción de Pedro Ramírez de Contreras, el efectivo asentamiento se produjo en el pueblo “del Pantano.”

(Con el paso del tiempo, fue trasladada al Fuerte de San Pedro de Mercado de Andalgalá, ciudad fundada sobre anteriores asentamientos nativos y españoles, el 12 de julio del año 1658 por Francisco de Nieva y Castilla.)

OLIVO HISTORICO - CHAQUIAGO - MAESTRAZGO DE S. A. LAFONE QUEVEDO - ANDALGALA, CATAMARCA
La jurisdicción de Londres comprendía…

“El Agua Caliente (Termas de Santa Teresita) Machingasta, el Valle Vicioso, Pituil, Yulcagasta, Tinogasta, Aimogasta, Batungasta, Fiambalá, Abaucán, Yuctuaga, Pacapa, Rio Bermejo, Ausapata, Tucumanao, Yocavil, Ingamana, Tucumangasta, Famayfilo, Calian, Antofagasta, Incagasta, Huaschaschi, Huasán, Conando, Pomangasta, Anichian, Malli, Pipanaco, Saujil, Colana, Colpes, Huacapa, Pisapanaco, Saujil, Mutquin, Hualfin (…) Dejando como dejó en su antigüedad la jurisdicción que antes tenia la ciudad que se despobló…[57]

Con la fundación de la ciudad de “Todos los Santos de la Nueva Rioja”, comienza a intensificarse el proceso de población en el norte de Catamarca, en el valle que enmarcan las sierras de Ambato y Ancasti.
Hacia el año 1640, y según un informe del cura párroco Juan de Aquino, toda la ciudad de Londres estaba despoblada, y como no tenía población, no merecía el nombre de ciudad porque en el lugar sólo residían de manera estable el capitán Francisco de Nieva y Castilla con su familia.
Hecho que es aceptado por el Obispo Maldonado de Saavedra en el mismo año, quien informa a sus superiores que no tenia sentido desperdiciar el título de ciudad (como capital) y lo que ello significaba, por lo tanto era menester independizarse de San Miguel de Tucumán y trasladar la ciudad de Londres al Valle de Catamarca y asignarle una nueva jurisdicción. 

VISTA GENERAL - EL SHINCAL - LONDRES, CATAMARCA
Finalmente es trasladada a la “Ciudad del Valle” en la región centro de Catamarca, por disposición de la Real Cédula del 16 de agosto de 1679, orden cumplida el 22 de junio de 1683 por Fernando Mendoza Mate de Luna, quien como gobernador del Tucumán la bautizó “San Fernando del Valle de Catamarca”…

“Conservando la vieja jurisdicción de Londres, por la parte de San Miguel hasta la cumbre de Paquilingasta y el pueblo viejo de los indios de Colpes encomienda de Andrés de Ahumada. Por la parte de Santiago hasta lo llano y falda de la sierra y aguada de Moreno con las poblaciones que hay en la falda. Por La Rioja hasta Chumbicha y más la jurisdicción de la dicha ciudad de San Juan (Londres) quitándose las tierras y pueblos de Machigasta, Aimogasta, y Valle Vicioso y dándose por la mayor que cercanía que tiene a La Rioja, por los que se le quista desde Catamarca hasta Chumbicha que son dieciséis o dieciocho leguas”[58]

Pronto, el proceso fundacional y la evolución de la zona sociopolítica en el Valle de Londres, con cabecera en la actual ciudad de Belén (Fundada por el Presbítero Don Bartolomé de Olmos y Aguilera) restaron importancia a la ciudad de “Londres de la Nueva Inglaterra” hecho que se consolidó con el paso obligado por la región central de Valle Viejo…

Tucumán hacia Santiago del Estero y hacia La Rioja.

En el año 1716, el Cura Rector, vicario y Juez Eclesiástico de la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, exhortó al teniente gobernador Esteban de Nieva y Castilla, para que confirmara los límites de la jurisdicción de San Fernando.
Este último se expidió manifestando que…

“Pasando del valle de Londres en que se incluyen Andalgalá y otros muchos pueblos, al valle Calchaquí llega y se incluye el pueblo de Calian hacia el norte (…) treinta leguas delante de Abaucán, hasta confinar con el valle de Catamarca de Capayanes (…) pasando por el Agua Caliente y quebrada de la Sébila inclusive Chumbicha (…) Quedando para La Rioja, Machigasta, Aimogasta, el Valle Vicioso y el pueblo de Pituil hasta las Campanas inclusive (…) todo su distrito y jurisdicción así la que hubo desde su fundación la antigua Londres, como la que nuevamente le concedió su Majestad por la Real cédula del 16 de agosto del año 1679”[59]

LATERAL NORTE DE LA CAPILLA DE LONDRES, LONDRES, CATAMARCA
En el año 2010, la legendaria ciudad de Londres de la Nueva Inglaterra en territorio argentino, es una pequeña población ubicada al suroeste de la provincia de Catamarca, a diez kilómetros al sur de la ciudad de Belén, y a siete kilómetros de la ciudad Inca de “El Shincal”.


[2] Las ordenanzas sobre nuevos descubrimientos y poblaciones, fueron fundamentadas en la doctrina de la Escuela de Salamanca, cuyo principal mentor fue el designado Obispo de Tucumán, Francisco de Vitoria.
[3] Aunque debió retirarse en el año 1561 para refundarla. (Cinco kilómetros aguas abajo) debido al ataque constante de los hombres del cacique Juan de Calchaquí. (¿Chumba?)
[4] Túpac Amaru fue descuartizado de la misma manera, de acuerdo al modo español de justicia.
[5] Algunos citan a Paxsipas.
[6] Aimogasta se encuentra en un radio menor a los ochenta kilómetros de la ciudadela.
[7] Quiroga. Adán. Ibídem. (Obra detallada en Anexo II)
[8] Raffino, Rodolfo. Ibídem. (Obra detallada en Anexo II)
[9] Ver Tomo II de Huaymocacasta, inhibición histórica de la Argentina – cinco tomos – edición de autor/editor – Víctor José Stilp Piccotte, junio 28 de 2007, Aimogasta, La Rioja. Argentina. Ibídem (Obra det. en Anexo II)
[10] Raffino, Rodolfo. “Tradiciones históricas y monumentos arqueológicos prehispánicos entrelazan a El Shincal de Quimivil y Londres para componer un importante capítulo de la historia regional de Catamarca”.
[11] Iturriza, Darío. Arqueólogo de Catamarca. Ibídem. En los trabajos de restauración y recuperación patrimonial, han participado el Dr. Rodolfo Raffino, la Nacional Geographic Society de Washington, Ian Frarrington y Julio Farrington de la Universidad australiana de Canberra, y el Municipio de Londres. (Obra detallada en Anexo II)
[12] Espontáneamente se han sumado aportes económicos en los trabajos de restauración. (Debo citar el aporte realizado por la embajada británica, intrigada en la ignota ciudad de Londres, ubicada en territorio de la República Argentina.)
[13] Nació en la ciudad española de Nabar regadilla en el año 1494, fue nombrado Pacificador y Presidente de la Real Audiencia por Carlos I para controlar la rebelión de Gonzalo Pizarro. Derrotó a este último en la batalla de Jaquijahuana pacificando el virreinato de Perú. Se retiró del territorio peruano el 27 de enero del año 1550, y falleció en Sigüenza en el año 1565.
[14] Archivo de Sevilla. “Documento del Rey Carlos V” Año 1549. Ibídem. (Obra detallada en Anexo II) También Levillier, Roberto. Ibídem. (Obra detallada en Anexo II)
[15] Nicolás del Techo cita a cien acompañantes.
[16] Uno de ellos era Gaspar de Carvajal, nativo de Extremadura (año 1500) quien a la edad de treinta y tres años había viajado hacia Perú con la intención de dedicarse a la conversión de los nativos. [El religioso, antes de llegar al Tucumán, acompañó a Gonzalo Pizarro[16] en su derrotero por el norte del imperio Inca. Y una vez en el Cusco, fue elegido para organizar la extensión de la provincia religiosa del Tucumán y para el diseño de nuevos conventos. (Llega al Tucumanahaho en el año 1550) “En el año 1565 fue seleccionado para representar la provincia de Perú en Roma, pero falleció en alta mar” No pudo acceder a Chile pues obligaciones eclesiásticas lo remitieron a Europa.] Leer el Vínculo dedicado a los Piadosos.
[17] Si la aseveración del Jesuita Del Techo fuese acertada – tomando en consideración su “error” toponímico al conceder el nombre de “San Miguel” a la primera “El Barco” – la variable geográfica se encontraría cercana a los 65º de longitud oeste y a los 27º de latitud sur actuales, y convalidaría la tesis de que una de las márgenes del Río ¿Escaba? o actual ¿Pueblo Viejo? (tributario, junto a otros del Río Salí, kilómetros antes del embalse de Termas del Río Hondo) sirvió como asiento de la fundación española. Pero la Tesis del Jesuita contradice las aseveraciones de los documentos del Archivo de Indias, que sitúan a la primera ciudad “El Barco” en los 69º de longitud oeste y 27º de latitud sur. ¿Actual provincia de Catamarca?
[18] Del Techo, Nicolás. Ibídem. (Obra detallada en Anexo II)
[19] Lafone Quevedo, Samuel Alexander. Ibídem. (Obra detallada en Anexo II)
[20] Levillier, Roberto. Cita a Núñez del Prado... “Carta al Rey”. Ibídem. (Obra detallada en Anexo II)
[21] Lafone Quevedo, Samuel Alexander. En su libro “Tesoro de Catamarqueñismos”, conjetura que probablemente el sitio donde se asentó el Fuerte de San Pedro de Mercado en Andalgalá, haya sido el anterior sitio de la Fundación de la Ciudad de El Barco.
[22] Cobo Peralta, Bernabé. Ibídem. (Obra detallada en Anexo II)
[23] Valores aproximados.
[24] Según las coordenadas geográficas del archivo de Sevilla, y tomando en consideración la variabilidad de la cartografía de la época, podría situarse el segundo asentamiento en la región ubicada entre las actuales ciudades de Rosario de la Frontera y Cafayate.
[25] En el mismo lugar se fundaría la ciudad de Córdoba del Calchaquí en el año 1559.
[26] Se cita una carta del maestre de campo de Nuñez del Prado, Miguel Ardiles, enviada al Rey, informando la buena nueva, que al colocar cruces en diferentes campos con derecho de asilo, los nativos comenzaron a reverenciarlas, y luego, las imitaron colocándolas sobre las Apachitas.
[27] Del Techo, Nicolás. Ibídem. (Obra detallada en Anexo II) (Cotejar datos del Jesuita con estos de Francisco de Aguirre)
[28] Según se cita en el documento cuya copia conservaba un bisnieto del fundador de Santiago del Estero, Capitán Jerónimo Pastere y Aguirre, quien lo presentó en el año 1627 para hacer valer sus méritos y ascendencia ante las autoridades chilenas. El documento se encuentra inserto en el expediente respectivo a fs. 14 vuelta y siguientes del volumen 343 del Archivo de la Real Audiencia de Chile.
[29] Del Techo, Nicolás. Ibídem. (Obra detallada en Anexo II)  Acoto que el pueblo de San Miguel, fue fundado sobre la traza de la primera “El Barco” en el año 1565, doce años después del asentamiento de la hoy considerada como ¿madre de ciudades argentinas?
[30] Cita del libro virtual de “Historia Argentina” Del original publicado por: J. L. Rosso y Cía., Buenos Aires, 1910.
[31] Del Techo, Nicolás. Ibídem. (Obra detallada en Anexo II)
[32] Recibió por Reales Cédulas los títulos de “Ciudad” el 19 de febrero de 1.577 y de “Muy Noble” el 22 de mayo del mismo año. En esta última fecha también recibió la concesión del escudo de armas, el que consistía en un escudo, en él un castillo, tres veneras y un río. La Academia Nacional de Historia dio a conocer un dictamen basado en el informe suscripto por los académicos Doctores Raúl H. Molina, Enrique Udaondo y R. P. Guillermo Furlong S. J. Integrantes de la comisión especial designada al efecto, en el cual se determinó que la ciudad de Santiago del Estero, fue fundada por Francisco de Aguirre el 25 de julio del año 1.553, fundamentándose en las actas del cabildo santiagueño del 14 de abril de 1.774 y 21 de julio de 1.779. en cambio, la Comisión Especial Nacional creada con motivo del festejo de los 400 años de Santiago del Estero, dictaminó que “debe tenerse como fundador de Santiago del Estero al insigne Capitán Don Juan Núñez de Prado y como fecha fundacional la del 24 de junio de 1.550 y señalar el 23 de diciembre de 1.553 como la correspondiente al traslado efectuado por Aguirre”
[33] Con el nombre de Cañete.
[34] Del Techo, Nicolás. Ibídem. (Obra detallada en Anexo II)
[35] El Monarca español Felipe, se había casado con María Tudor, Reina de

No hay comentarios:

Familia Stilp

Familia Stilp
Maria Laura, Victor Jose, Maria Ines, Laura Ines, y German

FAMILIA

FAMILIA
Maria Laura, Maria Ines, German

Nacho y Jose

Nacho y Jose

Josefina y Abuela Laura

Josefina y Abuela Laura

Abuelos y Nacho

Abuelos y Nacho