miércoles, 8 de diciembre de 2010

OLIVOS EN AMERICA

Ruta del olivo en abya yala (america)

Arq. Víctor José Stilp Piccotte ®
Fragmento del Tomo IV de la obra literaria “Huaymocacasta, inhibición histórica de la Argentina” A/E 2007
Todos los derechos reservados ©

OLIVOS EN JAEN

Dado que el olivo es originario de Europa, me he interrogado sobre ¿Cómo llegó al actual territorio de la Republica Argentina?
Evidentemente los interrogantes certifican la existencia de una gesta conocida para la voz oficial, pero desconocida para el resto de los habitantes de la República.
En realidad, una historia que nace siglos antes de ser utilizada la ruta histórica que une a las ciudades de Buenos Aires, Córdoba, La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero, Tucumán, Salta, y Jujuy, refrendando la “sustancia” de otra ruta perpendicular a la actual[1], que fuera utilizada por los invasores asentados en los territorios montañosos, ubicados en los faldeos oriental y occidental de la cordillera de Los Andes.
Al respecto, la poética (Como en otros momentos humanos) concuerda con la historia, dado que la llegada de las especies vegetales europeas se produjo a través de la utilización de las vías marítimas, y los puertos de la actual República de Chile sirvieron como punto de arribo y de distribución.
Tributa sobre este particular una cita historiográfica, asegurando que…

Colón fue el nuevo Noé, cuando en su segundo viaje llevó a tierra americana parejas de toda clase de animales aclimatables y semillas de nuevas especies, con aperos.[2]

Américo Vespucio (Florencia 1454, 1512) realizó su primer viaje al nuevo continente en el año 1499, como integrante de la expedición de Alonso de Ojeda. (1466, 1515)

 
AMERICO VESPUCIO (RETRATO SIGLO XVIII)

Junto a él viajaba Juan de la Cosa (1460, 1510) y juntos recorrieron la costa septentrional del ¿nuevo? continente.


 
JUAN DE LA COSA (MAPA)

En el segundo viaje, Vespucio aceptó ser miembro de la expedición de Fernando de Noronha (Noroña, de origen portugués) y sus relevamientos fueron cotejados por Soderini (Corresponsal del viaje) y, además, por los Médicis (Cartógrafos de Florencia) hecho que derivó en la confección del mapa del monje Waldseemüller (1507) donde se asignó al nuevo continente el nombre de “América”.
Posteriormente…

“A principios del verano de 1508, al tiempo en que Diego Colón recibía la administración de las Indias, la corona confería a Alonso de Ojeda y su nuevo socio, Diego de Necuesa, el privilegio de colonizar y gobernar aquellas porciones de tierra firme conocidas como Urabá y Veragua; y en el año siguiente desirnó a Ponce de León gobernador, y después Cap. de la Isla de San Juan (P. Rico)”[3]

La relación del viaje, confirma que en el mes de noviembre de 1509 Ojeda partió desde España, pero esta vez al mando de cuatro barcos con trescientos tripulantes. En los navíos viajaban Juan de la Cosa (Que murió en el primer encuentro con los nativos) y Francisco Pizarro (1478, 1541)

DIEGO DE NI(E)CUESA

Ojeda murió en la Isla La Española (presuntamente de sífilis) y la travesía finalizó en el territorio de Veragua, donde en el mes de junio del año 1510, Diego de Necuesa[4] (Nicuesa 1477, 1511) que era el gobernador, había fundado el puerto que lleva su nombre.
Al tocar tierra firme, los sobrevivientes de la expedición de Ojeda expulsan a Necuesa del territorio. (Se desconoce su final) En conocimiento de lo sucedido, la Corona envía a Martín Fernández de Enciso (1460, 1512 protector de Ojeda) quien al llegar a Veragua encuentra a Pizarro como encargado de la Colonia.

 
MARTIN FERNANDEZ DE ENCISO

Sin discutir con éste (Enciso conocía la “delicada forma de actuar del nacido en Trujillo”) y respaldándose en los mandatos del Rey, Enciso funda en el mes de diciembre del año 1510 la ciudad de “Santa María la Antigua de Darien” siguiendo los consejos del extremeño Vasco Núñez de Balboa (1475, 1517 ¿19?)[5] Quien sugería colonizar el Istmo de la actual Panamá. Enciso autoriza a Balboa a continuar la búsqueda del “Mar del sur” (Que no era otro que el Océano Pacifico) al que éste último “descubre” en septiembre del año 1513.
Cuando regresa a “Santa María” comprueba que la Corona había autorizado la presencia de Pedro Arias Dávila (Pedrarias) a efectos de dirigir una expedición rumbo al sur con dos mil soldados, entre los cuales se encontraban sus “amigos y compañeros de aventuras” Diego De Almagro (¿1475? 1479, 1538) Hernando de Soto y Bernal Díaz del Castillo.

 
(PEDRARIAS) PEDRO ARIAS DAVILA

Por supuesto que la reacción del oriundo de “Jerez de los Caballeros” no se hizo esperar, aunque… con la finalidad de aplacar la ira de Vasco Núñez de Balboa por este hecho, el Rey decide concederle el título de Adelantado del Mar del Sur. (Hecho que colma de beneplácito al ego de Balboa)


VASCO NUÑEZ DE BALBOA

Sin embargo, no todo era tranquilidad en el nuevo asentamiento español; los abusos cometidos por los soldados e hidalgos,[6] generaron la reacción nativa y con ello la frustración de los emprendimientos proyectados.[7] Como consecuencia, la ruta hacia el norte encabezada por Gaspar de Morales, Francisco de Becerra, y Hernando Pérez de Meneses, si bien debió soportar duras adversidades, no resultó tan difícil de abrir como la ruta hacia el sur.[8]


PASCUAL DE ANDAGOYA

Pedro Arias Dávila, con la suma de todo el poder y en conocimiento de las aseveraciones de los nativos (que habían urdido una estratagema para correr a los españoles de sus tierras) sobre la existencia de tierras abundantes en riquezas minerales hacia el sur, ordena en el año 1522 a Pascual de Andagoya para que encabece la apertura de caminos en dirección al Río San Juan, y desde allí, a las regiones que los nativos llamaban “Virú, Birú, o Pirú”. (Actual República de Perú) Desanimado por la resistencia nativa, Andagoya desobedece el mandato de Pedro Arias, y éste en represalia, autoriza una nueva expedición que se inicia en el año 1524, esta vez encabezada por Francisco Pizarro, Diego de Almagro, y el clérigo Hernando de Luque…


HERNANDO DE LUQUE

Mientras la organización ultima los detalles de la aventura, el Obispo Quevedo y el Juez de Residencia Zuazo, informan al Rey sobre la alevosía con la que ejerce el mando Pedro Arias, y la Corona decide suplantarlo por López de Sosa, quien no alcanza a asumir ya que fallece en alta mar.


PEDRO DE LOS RIOS

La persistencia en las denuncias del obispo de Darien daría sus frutos en 1526, cuando Pedro de los Ríos suplanta a Pedro Arias Dávila.[9]
Antes de la llegada de Pedro de los Ríos, Pedro Arias Dávila ordena que Pedro de Alvarado se incorpore a las huestes de Pizarro – Alvarado regresaba de la invasión al imperio Azteca – y, además, determina irrumpir en territorio de los Cakchiqueles, invadiendo la ciudad de los Quiches. (Utatlan)
Pero De Alvarado, ambicioso de la misma horma que Pizarro y De Almagro, se aparta de éstos y con el beneplácito de sus hombres ocupa los territorios de las hoy Repúblicas de El Salvador y Guatemala (1525) siendo merecedor de los honores del Rey Carlos I, quien le entrega el título de Adelantado.[10]


PEDRO DE ALVARADO Y CONTRERAS

Cumpliendo la orden de Pedrarias, el día 14 de noviembre del año 1524 parte la primera nave española desde el Océano Pacifico con destino al sur continental.
La embarcación es comandada por Francisco Pizarro, quien, luego de detenerse en “Puerto de las Piñas”, continúa con rumbo al río Virú, desembarcando en una bahía que llamó “Bahía del hambre”[11]. Pronto llega Diego de Almagro – que se había demorado con el fin de acopiar alimentos – y asiste con víveres al precario asentamiento de Pizarro.
Repuestas las fuerzas de los expedicionarios, Pizarro, De Almagro y De Luque, deciden que el segundo de ellos regresaría hacia Darien, y los otros dos continuarían hacia la “Isla del Gallo”, para luego, con la guía del navegante Bartolomé Ruiz, costear la actual República de Ecuador…


BARTOLOME RUIZ

En su periplo en Darien, Diego de Almagro sólo cosechó negativas, y debido a ello, la leyenda afirma que la tenacidad del extremeño le llevó a trazar una línea en el suelo, y pedir que aquellos que desearan continuar con la aventura se pusieran de su lado. Sólo doce aceptaron la propuesta, y por ello se los conoce como los “doce de la fama.”[12] Otras versiones ubican a Pizarro y “los trece de la fama”.


DOCE (TRECE) DE LA FAMA

Francisco Pizarro y sus hombres descendieron en la Isla de “La Gorgona”, y  permanecieron allí más de doscientos días tratando de sobrevivir a las calamidades (Plaga de mosquitos)
Sin gente más que sus leales – nuevamente Diego de Almagro socorrió a las huestes de Pizarro.
Instalados en el navío comandado por Bartolomé Ruiz llegaron al golfo de Guayaquil (Cerca de Túmbez) para observar por primera vez con ojos españoles, una ciudad Inca.
Sabiéndose en inferioridad numérica, temerosos de una reacción en escala, y protegiendo su vida y la de sus “adeptos”, Pizarro y De Almagro ordenan al griego Pedro de Candía[13] y al extremeño Alonso de Molina para que se dirijan a la ciudad. Estos, inmediatamente se pusieron en camino y al llegar a destino se asombraron por las bellezas que encontraron. En conocimiento de las bondades en oro y plata que le aguardaban, Pizarro, Almagro y Luque decidieron avanzar, siendo recibidos con asombro y respeto.[14]


PEDRO DE CANDIA

Con la constancia de las “propiedades” relevadas en ese territorio, y convencidos de que necesitaban “esencial poderío” para someter a los nativos, Pizarro, De Almagro y De Luque, decidieron regresar a Panamá…

En el territorio Inca, quedaban como feroces aliados, los virus del sarampión, la gripe y la viruela.

Al llegar a Darien, relataron la experiencia a Pedro de los Ríos, pero éste se negó a brindar apoyo para la continuidad de la empresa. Pizarro entonces, decide regresar a España, y De Almagro y De Luque permanecen en Darien a efectos de conformar una nueva expedición.
A finales del año 1528 Pizarro toma contacto con tierra española y luego de superar “algunos contratiempos”, es recibido por el Rey Carlos I (Carlos V de Alemania)


CARLOS I

Al llegar, “viejas deudas” no cubiertas lo encaminan a prisión, de la que es liberado luego de cuatro meses.
El 29 de julio del año 1529 el monarca español firma las “Capitulaciones” que autorizaban la invasión al imperio andino, facultando a Francisco Pizarro para conquistar doscientas leguas al sur (A partir de Túmbez) territorio que correspondería al usurpador; quien, además, gozaría del título de Adelantado y Alguacil Mayor.
Temeroso de la reacción de sus “aliados” por estas “concesiones”, Pizarro presionó al Rey Carlos I, para la designación de Hernando De Luque como obispo de Túmbez, y de Diego de Almagro como Alcalde de la misma ciudad; luego situó a Bartolomé Ruiz como piloto mayor del Mar del Sur, sin olvidar a los integrantes de los doce de la fama, a quienes se los consideraría como “Hidalgos”…

“Entre los demás capítulos que se ajustarán con el adelantado, ha de ser uno, que dentro de cierto tiempo tendrá erigidas, fundadas, edificadas y pobladas por los menos tres ciudades y una provincia de pueblos sufragáneos; y con el Alcalde mayor por lo menos tres ciudades, la una diocesana y las otras dos sufragáneas, y si fuere Corregidor, una ciudad sufragánea y los lugares con jurisdicción que bastasen para la labranza y crianza de los términos de la ciudad” Ley que deberán cumplir los adelantados, alcaldes mayores, y corregidores cuando capitulen la fundación de ciudades”[15]

Aunque todo lo demandado había sido concedido, Francisco Pizarro dudaba si sus amigos De Almagro y De Luque aceptarían las Capitulaciones. Por ese “simple” motivo, antes de retornar a Darien realiza una visita a su ciudad natal – Trujillo – y a sabiendas de que sólo ellos convalidarían un seguro pasaporte, convence a sus hermanos Hernando, Gonzalo y Juan, para que le acompañen en la aventura junto con otros amigos, y jóvenes ambiciosos.


HERNANDO PIZARRO

A mediados del año 1530, Pizarro, sus hermanos y acompañantes, embarcan hacia América. Cuando llegan a Darien, Diego de Almagro, que había sido padre de un mestizo[16], no muestra agradecimiento hacia su “amigo”, pues sabe que las “movidas” de Pizarro significaban su desplazamiento…

Desde entonces la rivalidad quedó latente.

En enero del año 1531 Francisco Pizarro inicia la segunda expedición al territorio incaico, mientras Diego de Almagro, tal como sucediera en la primera, se queda en Panamá para reclutar fuerzas.


SEBASTIAN DE BELALCAZAR

La expedición desembarca en la Bahía de San Mateo y luego de varios meses de camino por tierra, reciben el apoyo de los hombres de Sebastián de Belalcazar (1480, 1551)  y de Hernando de Soto (1499, 1542) quienes “bajaban” desde la actual Guatemala con las armas necesarias para “salvar” a Pizarro de una emboscada – que bien sabían, había sido tendida por los nativos en la Isla de la Puná – Francisco Pizarro como hábil estratega, cambia la táctica de penetración y se asienta en Túmbez tras someter al Curaca Cacalami.
Mientras el avance español se precipita Huáscar y Atahualpa, hijos (Legítimo y bastardo) de Huayna Cápac (Que había muerto por efectos de la viruela) se hallan inmersos en una guerra de panacas, con la consecuente debilitación de las defensas, que poseía la floreciente ciudad observada años atrás por los adelantados españoles.


HUAYNA CAPAC

En el mes de mayo del año 1532, Francisco Pizarro da inicio a la etapa final de su avance, y el 29 de septiembre funda la ciudad de “San Miguel” designando a Antonio Navarro como su gobernador.[17] A pesar de las amenazas, Pizarro solicita una entrevista con el Inca mientras sus hombres se sitúan en la plaza principal de la ciudad. (15 de noviembre de 1532)


DOMINICO VICENTE DE VALVERDE

Los guerreros Incas confiados de su superioridad numérica rodean el precario campamento español; Es en ese momento cuando el capellán Vicente de Valverde ofrece al Jefe Inca una Biblia exhortándolo a abrazar la fe católica, pero Atahualpa arroja el libro sagrado de los europeos, y arenga a sus guerreros para que alejen a los invasores, pero el estratega acciona inesperadamente capturando al Inca Atahualpa y ordena su traslado a la prisión.[18]


ATAHUALPA

La táctica no provoca derramamiento de sangre, y de hecho facilitó la consolidación del extremeño como Jefe máximo de la región.[19]

En el mes de diciembre de ese mismo año, procedente de Panamá, Diego de Almagro ingresa en Cajamarca con ciento cincuenta infantes y doscientos reclutados, a efectos de “tomar asiento en sus posesiones”. Pizarro, para evitar altercados con su “amigo y aliado” comparte con éste el oro robado.
Ambos Jefes invasores, luego de pactar un arreglo territorial, deciden procesar al Inca por traición y por el asesinato de Huáscar.


HUASCAR

Atahualpa es hallado culpable y se lo condena de muerte, pena que se efectiviza en la noche del 29 de agosto de 1533. Convencidos de que la muerte de ambos Jefes Incas desmembraría la resistencia nativa, los invasores desestimaron las consecuencias de la resistencia, la cual, impactó nuevamente en los sistemas de seguridad de los españoles.
Pizarro y De Almagro deciden aplacar el malestar general, y designan como Rey Inca al tercer hijo (no legítimo) de Huayna Cápac con el nombre de Manco Cápac II; por supuesto que al servicio de la Corona española representada por Carlos I.


MANCO CAPAC

El 15 de noviembre de 1533, Pizarro y Almagro toman posesión definitiva del Cusco, y en marzo del año siguiente se encuentran con la sorpresiva llegada del adelantado Pedro de Alvarado, victorioso en Guatemala.[20]
Con un pacto de “no agresión”, convalidado en las palabras de los tres españoles (Pizarro, De Almagro y De Alvarado) transcurre el resto del año.
A principios del año 1535 (6 de enero) Pizarro ordena la cimentación de una ciudad en el Valle de Rimac, a la que llama “Ciudad de los Reyes”. (Actual Lima)[21]
En el mes de abril del año 1535, el Alcalde de Túmbez Diego De Almagro, que como he detallado había obtenido su fama y títulos gracias a las “andanzas” junto a Francisco Pizarro, decide embarcarse en la “búsqueda de la nueva Dabaibe” o “Trapalanda” o “la ciudad perdida del oro, plata y el Rey Blanco”, que según los datos que poseía se encontraba en un ignoto lugar del cordón montañoso en las tierras ubicadas al sur del lago Titicaca.


CARAVANA DE DIEGO DE ALMAGRO

El ambicioso español se encontraba motivado por las referencias de los Incas sobre el tributo en oro, plata y cobre que recibían desde los territorios ubicados al sur – Ciudad “El Shincal”, Catamarca – y, además, condicionado por Pizarro y principalmente por los hermanos de éste que no deseaban su presencia en Cusco.[22]


DIEGO DE ALMAGRO (EL MOZO)

Por ese motivo deja en Túmbez a su hijo Diego “El Mozo”, y emprende una expedición en busca del oro mítico con la guía del hermano menor de Manco Inca, llamado Paullu. (Paulo Túpac)


HUASCAR PAULLU TUPAC INCA

Por supuesto que antes de emprender la aventura, debía nutrir la expedición con gente dispuesta a acompañarlo. Pizarro y De Almagro no dudaron al respecto, y decidieron convocar a la unidad militar de Alvarado, que luego de cierta plática, fue cedida “gentilmente” a Diego de Almagro.

En realidad, Pedro de Alvarado (1485, 1541) se vio “obligado” a firmar (Primer documento oficial en Lima) en “El Pueblo y Puerto De Lima (El Callao) una capitulación por la cual entregaba su unidad para retirarse con destino a la gobernación de Guatemala. (De esta “picardía” fueron testigos Francisco Calderón, Luis De Moscoso, Juan De Alvarado[23] y el escribano Bernardino De Valderrama)[24] 

Con la seguridad de contar con los hombres “cedidos garbosamente”, además del beneplácito de Francisco Pizarro, y, en especial, de los hermanos de éste último, Diego De Almagro (que había perdido la visión en uno de sus ojos, y mostraba su salud deteriorada) parte el día 5 de abril de 1535 rumbo al Cusco, con quinientos cincuenta jinetes (caballos) diez mil nativos y doscientos negros cristianizados…


DIEGO DE ALMAGRO (SALIDA DE CUSCO)

Entre los Expedicionarios reunidos por Diego de Almagro, se encontraban nobles, licenciados, religiosos, y Malgaridad, una mulata que había convertido en su amante.[25]
A ella le cupo ser la primera mujer no nativa que pisó el territorio del Noroeste de la actual Argentina y de Chile.[26]

Tan significativas habían resultado las expectativas sobre las riquezas a acumular durante la marcha, que la mayoría de los expedicionarios costearon la inclusión en el viaje con recursos propios; y el resto fue respaldado con la fortuna de quien les comandaba.
Adpero, el vocabulario que utilizaban los Incas[27], incomprensible para los invasores, reflejó a los adelantados sólo una parte de la “verdad”.
En realidad, la que les convenía comprender; aunque en definitiva, fue la que les “permitió” conocer las leyendas que hablaban del… oro, plata, y otros metales preciosos que “ellos” necesitaban acumular.[28] Por tal motivo, desde el lugar de partida hasta Cusco (Por el nudo Ausangate y la altiplanicie de Collao)

  
NUDO DE AUSANGATE (PERU)

De Almagro, los clérigos y hombres que le acompañaban, marcharon con entusiasmo.
La expedición se detuvo en Moina hasta el día 20 de julio de 1535 (Arresto del Inca Manco Cápac II) y luego, recorriendo el área occidental accedió fácil y rápidamente al lago Titicaca. (Atravesó el camino que une Hatuncolla con Zepital, en el límite de Perú con Bolivia)
En la altura de la actual Bolivia eligió continuar por el camino que habían abierto los Aimaras…


HATUNCOLLA (BOLIVIA)

Siguiendo el cauce del Río Desaguadero, por el paso del lago Poopó, donde se encontró con el Teniente rebelde Juan Saavedra, que había logrado reunir a cincuenta españoles que habían desertado del grupo que pretendía – sin éxito por cierto – la ocupación del territorio del cacique Tucma.[29]


VALLE DEL LAGO POPOO

En ese lugar, permaneció en los alrededores del lago Augallas durante el mes de agosto, aguardando el derretimiento de las nieves cordilleranas.[30] En un encuentro realizado en las proximidades de ese lugar recibió importantes datos orográficos (sobre collados, cerros, y montañas) aportados – en el pueblo de Paria – por Gonzalo Calvo de Barrientos.[31] Estas referencias sirvieron a Diego de Almagro para contener la impaciencia de los hombres que le acompañaban.


GONZALO CALVO DE BARRIENTOS

En el mes de septiembre la expedición continuó su viaje desde el pueblo de Paria hasta Tupiza, lugar donde decidió asentarse otros dos meses con el objetivo de alcanzar una alianza estratégica con Pablo Inga[32]

“Paulo Inca acompañó a Diego de Almagro”[33]

Siguiendo el camino que une Asauque con Quillaca, accede a la ladera oriental del Salar de Uyuni.


SALAR DE UYUNI (BOLIVIA)

Continúa por Tupiza y Talina hasta penetrar en el actual territorio argentino a través del Tambo Real de Calahoyo; luego continúa por el actual territorio de Jujuy.[34]


TAMBO REAL DE CALAHOYO

De Almagro había intentado ingresar al territorio chileno por el camino andino ubicado al sur del Volcán Colorado (Algunas versiones señalan que el español también habría intentado rodear por el norte de Macón al Salar de Irizaro – Arizaro – y cruzar a Chile por Pucuncho – Pacuncho –) pero retomó el camino por Chicha hasta dirigirse a la actual Tastil y Payogasta (Territorio de la parcialidad Cacá de “Pulares”) para retomar el camino nativo (“Susques”) que por “San Antonio de los Cobres” conducía a “Chicoana”. (Actual Salta) 


CHICOANA

Ordenados los hombres en “Chicoana” se dirige hacia el oeste, con rumbo al “Nevado del Cachi”[35], y una vez transpuesto el paso a 4500 Mts. S/M. recorre los faldeos de la “Sierra de Calalaste” siguiendo el camino ubicado entre el Salar de “Antofalla” y el Salar del “Hombre Muerto” (Límite de las actuales provincias de Salta y Catamarca) Pcia. de Catamarca a 4.726 metros sobre el nivel del mar – Salar de Irizaro ó Arizaro – y últimas estribaciones de la sierra de Calalaste, continuando por el borde este del Salar de Antofalla, para acometer el cruce de un desfiladero hacia el que conducía uno de los caminos andinos restaurados por los Incas…


SALAR DEL HOMBRE MUERTO (SALTA/CATAMARCA)

(Este camino, no se “reconoce” sino que se “infiere”, se ubica allende al Cerro El Cóndor – 6300 m. – y es el paso del “León Muerto” al norte del paso de “San Francisco”) para penetrando al valle trasandino de Copiapó (Copayapó, conocido por los Aymaras, Quechuas y Mochicas desde el año 1250 [36]

Permaneció en los faldeos de la Cordillera recogiendo llamas y alimentos, decidido a acortar camino intentó sortear el pasaje señalado por los nativos como “Poma” (León sudamericano) allende el Cerro de “Aguas Blancas”; pero la equivocada decisión provocó irreparables pérdidas humanas y materiales, y lo obligó a encaminar la caravana hacia el norte, regresando al Salar del “Hombre Muerto” en el límite que circunscribe el cerro “Incahuasi”…


CERRO INCAHUASI (CATAMARCA)

“Antes de la partida había previsto la escasez de alimentos y pertrechos, y por ese motivo convino con el Fraile Ruy Díaz y el navegante Juan de Herrada, un viaje especial por mar desde Túmbez hasta dar con un pueblo cercano al mar[37] (¿Actual puerto de Chañaral? o ¿Copiapó?)Según las leyendas Incas – llevándoles víveres y armamento como contrapartida al oro que compartirían”(…) Aventureros, estos, que habían dado fe “por toda la tierra e alrededor del dicho pueblo de Lima, que les parecía que el asyento para fazer dicho pueblo, estar muy bien en el asyento del Curaca de Lima” para que Francisco Pizarro fundara el 14 de enero de 1535, la capital de su gobernación bajo el nombre de “Lima: Ciudad de los Reyes en nombre de la Santísima Trinidad”[38]

Atravesar el Salar del Hombre Muerto en dirección al cerro “Incahuasi” fue todo un caos, la hostilidad climática y la resistencia Cacá ante el paso español, obliga las huestes invasoras a un descanso impensado en “Angastaco”.
Pero Diego de Almagro, terco y ambicioso en extremo, ignora los obstáculos y decide alargar el periplo bordeando la “Sierra del hombre muerto”, atravesando los “Nevados de Catreal” hasta acceder a “Hualfin”. (Actual provincia de Catamarca) por cierto que…


HUALFIN (CATAMARCA)

“el viento blanco causó la muerte de ochocientos indios de servicio”[39]

Impedido de encontrar el paso cordillerano detallado por Barrientos, reagrupa a sus hombres en el noroeste del territorio catamarqueño.
Luego, conduce a sus hombres hasta el cerro de “los Shinquis” o Ciudad Inca de El Shincal – 1240 Mts. S/M – y se asienta allí permitiendo el descanso y la acumulación de provisiones a fin de acometer el cruce cordillerano. En enero del año 1536 reinicia el camino hacia el paso andino trasponiendo las quebradas de la Sierra de Zapata…


EL SHINCAL (CATAMARCA) CAPITAL INCA DEL COLLASUYU

“Cuando pasó Almagro por el lugar de Londres – El Shincal – llevaba quinientos soldados y más de tres mil indios de servicio”[40]

Cruza numerosos “pueblos nativos” y un año después de la partida accede a la altura precordillerana donde se le unen doscientos cincuenta expedicionarios españoles comandados por Hernando de Soto, y algunos esclavos negros que éste llevaba con él.


HERNANDO DE SOTO

Consolidado el ánimo de sus hombres reinicia el lento cruce del Valle de Abaucán (Sobre la margen sur de la “Cordillera de San Buenaventura”) para descansar en el pueblo nativo de W(B)atungasta, ubicado en la margen sur del río de la Troya – Toya – (“Huatungasta” a 1440 Mts. S/M)


HUATUNGASTA (CATAMARCA)

Desde allí comienza la lenta ascensión a la Cordillera de los Andes en dirección a “Veladero” (Actual provincia de La Rioja) cruza el río del mismo nombre, y el cauce del río “Salado” y accede a Copiapó por el “paso de Comecaballos” (Al noreste del paso de “Peña Negra” – La Rioja)


RIO LA TROYA (CATAMARCA)

En realidad hacia el “Valle de Copayapó o Capupo” por “Iglesia Colorada” (Actual Copiapó, en Chile) Acción que depara grandes pérdidas en vidas humanas y animales…

“Víctimas del frío, el hambre y los accidentes”[41].

La expedición de Diego de Almagro accedió al valle chileno en el mes de abril del año 1536, convirtiéndose en la primera “fuerza expedicionaria europea” en “conocer” el actual noroeste de Argentina y el actual norte de Chile…


COPIAPO (CHILE)


El primero que penetró en Chile, según mis noticias, fué Diego de Almagro, quien llegó en compañía de un hijo del Inca que murió ajusticiado, de cuatrocientos españoles y numerosa turba de indios; esto sucedió en el año 1536.[42]

Alcanzado el puerto (¿Chañaral? o ¿Copiapó?) Diego De Almagro se reunió con el Fraile Díaz, que había sobrevivido al viaje desde Lima luego de soportar una penosa travesía en el Pacífico.[43] Éste le informó que el Rey Carlos I (Nieto de los Reyes Católicos) le había concedido la gobernación de Nueva Toledo, ubicada al sur de Nueva Castilla (Sur de Lima) pero el ávido español decide quedarse en el territorio “descubierto” para recorrerlo íntegramente. (Sin encontrar rastro alguno de la ciudad perdida y del oro mítico)


“SANTIAGUILLO” NAVE DE ALONSO DE QUINTERO

Agotado por la frustrante cruzada, ya que el territorio explorado no cumplía ni sus mínimas expectativas, designó a su lugarteniente Gómez de Alvarado[44] para comandar una columna de setenta jinetes y veinte infantes con la misión de recorrer el sur del territorio, y a Juan Saavedra para que avanzara con rumbo hacia la costa, deteniéndose éste en una bahía que estimó de importancia para la aproximación de los navíos españoles.

Alonso de Quintero exploró la bahía que hoy lleva su nombre.

Sin oro y advirtiendo la repulsa que obraban en los nativos, Diego de Almagro, que no tenía intenciones de “fundar ciudades”, decidió retornar con sus hombres, sin pena ni gloria rumbo al Cusco.


DESIERTO DE ATACAMA (CHILE)

A mediados de septiembre del año 1536 inicia el camino de regreso. Pero como nada llevaban, los hombres tomaron aquello que hallaron a su paso, que no sería otro que el oro y otros minerales acumulados por los nativos (que desconocían las armas españolas) De Almagro eligió como camino de retorno la planicie del desierto de Atacama (Cruzando los territorios de las actuales ciudades de Arica y de Tacna) hecho que extenuó a los expedicionarios.


TACNA (PERU)

Cuando llega al Cusco, a principios de 1537, su hijo, que le aguardaba con preocupación, le explica que Pizarro ha tomado la ciudad como parte del territorio que le pertenece.
A raíz de ello, Diego de Almagro, convencido que el ex “amigo y aliado” había invadido su jurisdicción, decide recobrar “su” espacio y en el actual departamento de Apurimac, a orillas del río “Pachachaca” libra la batalla de “Abancay”.[45] (Ciudad de Perú)…

Diego de Almagro derrota y apresa a Hernando, Juan y Gonzalo Pizarro. (Hermanos del gobernador de Lima)[46]

Sin otra alternativa, Francisco Pizarro se somete a la voluntad del primero y pacta un diálogo a finales del año 1537. Es entonces cuando Diego de Almagro comete el error que lacrará su suerte, ya que conviene una “salida política” a fines de ejercer su supremacía en Cusco. (Previamente había ordenado a su lugarteniente Orgonez para que atacara al ejército de Pizarro) Pero de la conversación nada resulta, y el ataque comandado por Orgonez suscita un enfrentamiento que se nutre de continuas disensiones y peleas, acciones que derivan en otra batalla iniciada en abril del año 1538.
Finalmente, fortalecidos por la sumisión de los nativos del norte (Hábiles guerreros del emperador Inca) los hermanos Pizarro derrotan a Diego de Almagro en esa batalla que la historia reconocería como de “Las Salinas”…

Recluido en prisión, Diego de Almagro fue condenado de muerte y ejecutado en el mes de julio de ese mismo año en la Plaza mayor del Cusco.[47]


PEDRO DE VALDIVIA

Un año después de la ejecución de Diego de Almagro, Pedro De Valdivia[48] (1497 ¿1500?, 1553) enviado por el Rey Carlos I en auxilio de Francisco Pizarro, y colaborador de Hernando Pizarro en la guerra contra Diego De Almagro, solicita a su gobernador la autorización para realizar una nueva expedición.
Pizarro accede nombrándole Teniente de Gobernador, pero le niega recursos económicos para afrontar la nueva marcha, dado los resultados negativos de la expedición anterior.
Si bien Pedro De Valdivia perseguía objetivos diferentes a los de Diego de Almagro (También a los de Francisco Pizarro) en su interior descansaba el ansia de poder y de gloria que ensalzaría la invasión del territorio ubicado al sur del Titicaca. [49]
Mientras tanto, el…

Hijo mestizo de Diego de Almagro, llamado Diego de Almagro el mozo, encomendó la venganza a su subordinado Juan de Rada, quien cumpliendo la orden, sorprendió a Pizarro en su palacio el domingo 26 de junio de 1541, y luego de un corto duelo de espadas, hundió la suya en la garganta del fundador de Lima hasta saberlo mortalmente herido.[50]

A diferencia de su antecesor, Pedro de Valdivia decidió que junto a él trasladaría a damas y a caballeros…

Por supuesto, llevaría semillas de vegetales, animales domésticos, árboles de Castilla en tinajas de greda, y todo tipo de elementos insustituibles en la vida cotidiana.[51]

Para lograr su cometido, cedió el valor de su encomienda en el Valle de la Canela (Charcas, Perú) y de una mina de plata. (Porco, Perú) Y, además, recurrió a un comerciante español llamado Francisco Martínez, que completó la financiación de su utopía.
En enero de 1540 la expedición de Pedro De Valdivia partió de Cusco con cincuenta soldados y mil nativos, con la decisión de continuar el trazado de la ruta abierta en el desierto por el retorno de Diego De Almagro.[52]


FRANCISCO DE VILLAGRA

Se unieron a la expedición dieciséis soldados que llegaron con Rodrigo de Araya, y ochenta expedicionarios reunidos por Francisco De Villagra (Villagrán) quien había participado de la segunda (nuevamente fracasada) incursión al norte del actual territorio de Argentina…

“Ruta que seguiría dos años después, el Capitán Diego De Rojas – Muerto en Mocacaj”.[53] 

En el Valle de Copayapó se posesiona del territorio en nombre del Rey Carlos I, y continua hacia el sur, arribando en diciembre al Valle de Mapocho donde se asienta.[54]
Funda la ciudad de “Santiago de la Nueva Extremadura” o “Nuevo Extremo” a los pies del cerro “Huelen” el día 12 de febrero de 1541, nombrando a los integrantes del cabildo, quienes a su vez lo designaron como gobernador de Chile, nombramiento que aceptó el 11 de junio de ese mismo año.[55]
El 11 de septiembre el cacique Michimaloko (go) ataca la nueva ciudad, y este episodio obliga a la reconstrucción de Santiago (de la Nueva Extremadura) acción que sucede en el año 1543.
Pedro de Valdivia, con nuevos recursos e inmutable en determinar los límites de su jurisdicción, continúa con el proceso fundacional y para ello envía a uno de sus hombres de confianza llamado Juan Bohón, para consolidar una ciudad entre Santiago y el desierto de Atacama, acto que recibe el nombre de “La Serena en el valle de Coquimbo”…

Ciudad que sería destruida por los nativos, y que para su refundación, contaría con el aporte de Francisco de Aguirre, un nombre que haría historia en los territorios de la Argentina.

Inmediatamente después de la acción nativa que destruye la ciudad fundada por Bohón, Valdivia designa al alcalde del primer Cabildo de Santiago del Nuevo Extremo, su amigo Francisco de Aguirre, ordenándole reconstruir la ciudad.


FRANCISCO DE AGUIRRE

Éste, una vez “concretada la misión”, lleva a cabo una guerra de exterminio en la zona, acción que consolida la “paz”.
Luego lo designa como Teniente General de la Serena. (1551) Aguirre, con el mismo título, explora los territorios de la Gobernación del Tucumanahaho, utilizando la conectividad vial que ofrecía el “Paso de Comecaballos”.
Aunque en el transcurso del año 1549 hasta el año 1553 Pedro de Valdivia emprendió la conquista del sur de Chile, nunca descuidó los territorios ubicados al norte, y sobremanera el Valle que se abría hacia el este de la cordillera. (Que por entonces se conocía como Gobernación del Tucumanahaho) Por su puesto que las intenciones del “noble español” se contraponían con la “justa” actitud de los nativos en ambos lados de la cordillera...

La resistencia se repetía hacia ambos extremos de la Nueva Extremadura, pero con mayor fundamento en el territorio ubicado sobre las márgenes del río Abaucán, donde los encomenderos y comandantes del ejército español, advertían una y otra vez, que sus intentos de lograr asentamientos “comunicantes” con el Río de la Plata resultaban infructuosos. Por efecto de esa intransigencia nativa, las bases de la penetración en territorio Argentino al sureste del Paso de San Francisco, nunca se consolidaron en fundaciones efectivas.


RIO ABAUCAN (CATAMARCA)

Este “no menospreciable aspecto”, enlazado a la certeza española sobre la inexistencia de la ciudad perdida del oro, la plata y el cobre en el territorio de Santiago del Nuevo Extremo, permitieron “conjeturar” a los ultramarinos, que el objeto de su “eterna” búsqueda se encontraba del lado opuesto de la cordillera. (Pues hacia el oeste se encontraba el Océano Pacifico)…

En ese lapso sucede la descuartización del cuerpo de Pedro de Valdivia.[56]

Aunque antes de su trágico final, el gobernador español había designado a Francisco de Villagra (se lo cita como Villagrán ó de Vilagrán) y a Rodrigo Quiroga como sus colaboradores con rango de Gobernadores…


RODRIGO DE QUIROGA

“Llegado Villagra al reino de Chile, dio cuenta a don Pedro de Valdivia de lo que le había pasado en la provincia del Tucumán con Juan Nuñez del Prado (…) por lo cual despachó luego a esta provincia por su teniente general a Francisco de Aguirre, hombre principal, conquistador antiguo del Perú, y vecino encomendero de la ciudad de Coquimbo; entrando en esta tierra, tomó luego posesión de ella en nombre de Valdivia (…) quedando aquella provincia, muchos años sujeta al reino de Chile (…) en todo este tiempo Francisco de Aguirre administró el oficio de Teniente General, que le fue cometido por Valdivia, en cuyo tiempo por causas convenientes que le movieron, trasladó de la sierra al río del estero la ciudad del Barco, llamándola la Nueva Santiago como hasta hoy permanece.”[57]

La Corona, respetando el testamento del invasor muerto, nombra a Jerónimo de Alderete quien fallece antes de llegar a Chile. Ello genera una serie de altercados sobre el esquema de poder existente al sur del Titicaca, en las disputas se destaca la figura de Juan Núñez del Prado, quien intenta consolidar el poder de Lima fundado una ciudad en el Tucumanahaho, que sea independiente de Santiago de la Nueva Extremadura. En razón de lo expuesto…


ANDRES HURTADO DE MENDOZA

El marqués Andrés Hurtado De Mendoza (Márquez de Cañete) decide poner fin al conflicto, imponiendo a su hijo como gobernador de Chile.[58]

Como se comprende, en el mismo espacio tiempo en la región trasandina a Santiago del Nuevo extremo y respondiendo al mandato de Pedro de Valdivia, Francisco de Aguirre traslada de lugar a la tercera fundación de la ciudad del Barco, y cambiándole el nombre, consolida la ciudad de “Santiago la Nueva, en el río Estero”…


TRASLACION DE LA TERCERA FUNDACION DE “EL BARCO DE AVILA”
FRANCISCO DE AGUIRRE IMPONE EL NOMBRE DE “SANTIAGO DEL ESTERO”

Año 1553, aunque no existen actas ni fechas exactas sobre la fundación de Santiago del Estero sobre las márgenes del río Pasaje. (“Astiku” por Dulce) [59]

No hubo lírica en la fundación de ésta nueva ciudad en el actual territorio argentino.[60]
Tampoco existió la poética, y mucho menos la épica en la decisión de Francisco de Aguirre; sólo la ambición y la sed de poder que puede “leerse” en los datos aportados por los Cronistas, que sintetizan el verdadero sentido de la lucha jurisdiccional instaurada por Pedro La Gasca (Perú) y Pedro de Valdivia. (Chile)  Donde la prioridad para cada uno de los “osados y valientes” adelantados[61] se centraba en consolidar un asentamiento en los valles donde los Quechuas habían impostado su desarrollo social un siglo antes.[62]
Este accionar se ve consolidado años después cuando “otros invasores” cristalizan el plan trazado desde Santiago de la Nueva Extremadura.
Consecuentemente, en el año 1558 el capitán Zurita funda la ciudad de “Londres de la Nueva Inglaterra”…[63]

“Si hay metales y de que calidad, especiería, drogas ó cosas aromáticas (…) si hay piedras preciosas de las que en nuestro Reino se estiman (…) se informen de las calidades de los animales domésticos y salvajes, plantas, árboles cultos é incultos y aprovechamientos que tienen de todo y de las demás cosas contenidas en las leyes que de esto tratan, y de todo traigan muy cumplida razón”[64]

Con dos asentamientos estables en la Gobernación del Tucumanahaho, y con el acceso de Pedro de Villagra a la gobernación de Chile, se incrementa el intercambio comercial. La “seguridad” otorgada por la fuerza en el territorio ocupado, origina el interés español en el control de las especies trasladadas desde España; en realidad, animales y vegetales que son dispersados por el territorio conquistado. Para ello desde Santiago (Chile) se designan encomenderos[65] de la ciudad de Concepción, los cuales realizan frecuentes viajes; y según consta en diferentes archivos provinciales, sus periplos certificaban el grado de adaptación que presentaban los vegetales y animales esparcidos en los territorios de la gobernación del Tucumanahaho…

“Luego, la ciudad de Londres de la Nueva Inglaterra fue destruida y reconstruida en diferentes oportunidades; y paulatinamente, las tierras de los valles circundantes fueron inculcadas por mandatarios de las órdenes religiosas asentadas en Lima, que empleaban traductores Quechuas para su comunicación con los nativos”

Los encomenderos de Pedro de Villagra, comprobaron la evolución de las plantas de frutales de Castilla traídas hasta Perú, y luego trasladadas hasta Chile y sus regiones de dominio.
A pesar de que el paso cordillerano no fue el único que utilizaron los invasores (de hecho recurrían, entre otros, a pasos ubicados al norte y al sur) la historia confirma que el de “Comecaballos”[66] fue muy importante para la región en la época citada, y por ello, el camino perpendicular a la Cordillera de Los Andes, fue ruta obligada para las civilizaciones que ocuparon el noroeste de Argentina y el norte de Chile, hombres y mujeres que lo utilizaron en sus múltiples movimientos migratorios a lo largo de diez siglos.


GIL GONZALEZ DE AVILA

En relación con la historia de las especies vegetales que llegaron al nuevo mundo, debo acotar que cuando Gil González (De) Dávila se embarcó en el puerto de San Lucas de Barrameda en la carabela que zarpó a las cinco y media de la mañana del 13 de septiembre de 1521...

“Traía entre otros bastimentos, 13 botas y 73 barriles que van con los garbanzos y habas, y, además, con plantas de Castilla”[67]

Entre éstas, las variedades de olivos habían llegado junto a semillas de cereales y otras especies en vasijas de distintos materiales, especialmente en tinajas de greda, aunque también en toneles o barriles de madera…

“La primera escala de todos los elementos (…) fue la Isla Española o Santo Domingo, y luego (…) algunas cosas llegaron directamente al continente.”[68]

A mediados del año 1556…

Hernán Mejía (Mexía) Miraval, Rodrigo de Quiroga, Bartolomé de Mansilla, Nicolás de Garnica, y Pedro de Cáceres, regresaron de Chile con el Padre Juan Cedrón (Cerón o Cidrón) llevando, además, semillas de algodón, plantas de vid, higueras y “árboles de Castilla”, introduciendo vacas, ovejas y yeguas.[69]

Esto acontece gracias a una subvención entregada por el Teniente General Francisco de Aguirre quien decide aceptar la petición efectuada desde “Santiago la Nueva, al lado del río Estero”, y reenvía a los tenientes Hernán Mejías (Mexías) Miraval, Rodrigo de Quiroga, Bartolomé Mansilla, Nicolás de Garnica y Pedro de Cáceres, junto con el religioso franciscano Juan Cedrón[70] – Cerón o Cidrón – para que atraviesen el paso cordillerano de “Comecaballos”[71] con el fin de asentarse en la Gobernación del Tucumán, y dar impulso a la plantación de las especies vegetales españolas – incorporándolas a la región – en realidad, las mismas plantas de Castilla que habían sido acopiadas en el Perú desde el año 1552…


PASO DE COMECABALLOS (LA RIOJA)

“Las mudas, estacas, y plantas ya prendidas, se transpusieron en tinajones y otras vasijas de madera, barro, loza”[72] “y en tinajones llegaron los primeros olivos al Perú en 1552”[73]

Estos soldados y religiosos que portaron desde Chile las “Plantas de Castilla hacia Argentina” guardaban celosamente las...

“Recomendaciones que a mediados del siglo XVI se daba sobre el cuidado que debía brindarse a las guindas y cerezas, únicas frutas europeas que no se conocían todavía en Chile, que junto con los olivos, se llevaran en barriles con tierra”[74] “O con pipas de viña aserradas por la mitad, que se ponían sobre la cubierta.”[75]

Según consta en los anales españoles, la historia del cultivo de los olivos corre paralela a la de la vid; y aunque la variedad olea europea no prosperó en la zona de la Nueva España (México) en el amplio territorio del Perú sí logró afianzarse…

“En la seca área costera, desprovista totalmente de bosques, la madera de olivo se utilizaba para la construcción y como combustible. Al principio era más rentable hacer las aceitunas en conserva para venderlas en Perú y en el exterior, y no fue sino hasta el siglo XVII cuando se inició la producción de aceite de oliva.”[76]

Interpretando el vínculo precedente, se comprende el uso de la ruta cordillerana, hecho que legitima que el eje principal de los españoles en Argentina no resultó paralelo al cordón montañoso, tal como se lo conoce en la actualidad, sino perpendicular al mismo…

Y, además, certifica la conjetura del mito sobre la importancia del NOA en el origen de nuestra patria.[77]

Por ello, desde Santiago del Nuevo Extremo hasta Copiapó, en camino a la cabecera de la Gobernación del Tucumán, y tal como los romanos lo trasladaron hacia España en el año 330 (DC) Los hombres enviados por Aguirre revalidan la llegada de ejemplares de olivo al NOA…

El florecimiento agrícola se acentúa en la producción cereal (…) en cuyo amplio valle – Perú – se cosechaban en el siglo XVII tres mil arrobas de aceite de oliva”[78]

Ello acredita que los españoles asentados en Chile, y no otros, fueron los que trasladaron esa variedad llegada desde España.

Quinmibil hazia Chile en comarca de la nacion de indios Diaguitas, que todas sus serranías estan lastradas de minerales de plata y oro (…) con todos los frutos de España.[79]

Utilizando la ruta abierta por Francisco Pizarro y Diego de Almagro, desde Nicuesa hacia el gran imperio Inca y desde allí hasta Santiago del Nuevo Extremo.
Resulta indudable que a través del conocimiento que tenían de los accidentes orográficos de la región, los ambiciosos españoles sabían de los asentamientos que componían NOA, puesto que…

Del dicho reyno bino a esta gobernación este dicho testigo donde hallo al sacerdote que trajeron de chile.[80]

No en vano dispusieron consolidar su dominación aportando los elementos vegetales que habían traído desde España, confiando esta voluntad en las manos – entre otros – de los religiosos monoteístas…

El padre Juan Cedrón y la semilla de algodón e otras plantas...[81]

En una mímesis poética, el religioso que había acompañado a las huestes de Diego de Rojas, al participar del acto fundacional de la mítica ciudad[82], se contacta con los religiosos que acompañaban a Zurita, y es entonces cuando conoce a Juan Rojo.
El proyecto evangelizador los une, y así, una vez establecidos en pleno territorio Cacá, dan continuidad a la tarea de plantar las especies vegetales españolas en ese territorio, esta vez con nuevos esquejes traídos desde Lima – vía Chile – por el paso de Comecaballos. Considerando que…

No todos los “árboles de Castilla” se habían adecuado al clima de Santiago la nueva.[83]

Los religiosos iniciaron un proceso de evangelización, compartido con la implantación de vegetales, en todos los pueblos nativos ubicados sobre el camino que conducía al otro paso cordillerano, enclavado en la actual provincia de Mendoza. Camino que conocía el franciscano, pues lo había transitado luego de la muerte de Diego de Rojas.

Los frutos de españa llegaron al Tucumán desde Chile.[84] 

Al tomar 1561 como el año del regreso a Chile de Juan Cedrón resulta preciso afirmar que en ese lapso[85] se plantaron los ejemplares de olivo en el NOA (De la época)

OLIVO (ARBOL HISTORICO - CNMMyLH) ARAUCO

Al finalizar la primera década del tercer milenio, la Comisión Nacional de monumentos, museos y lugares históricos de Argentina, considera a uno de estos ejemplares como “Árbol histórico”.


Nota:
La bibliografía citada, puede ser ampliada en el tercer anexo del Tomo V de la obra literaria del Arq. Víctor José Stilp Piccotte: “Huaymocacasta, inhibición histórica de la Argentina”


[1] Su traza aún puede observarse, y es la ruta que utilizaban los nativos. (Hoy llamado capac ñan)
[2] La Puente y Olea. “Los trabajos geográficos de la casa de contratación” Archivo de Sevilla, España, 1900. Ibídem.
[3] “Primera petición del Almirante Diego Colón al Consejo” Documentos de Indias. Archivo de Sevilla. Ibídem.
[4] También se conoce como Diego de Nicuesa.
[5] La historia asegura que para llegar al continente descubierto por los europeos, Balboa subió a la carabela como polizón, ocultándose en un barril junto a su perro “Leoncico”, y recién fue descubierto estando la nave en alta mar.
[6] Hijos – dalgo, según la Ley de Indias VI, Ordenanza 99, Tít. VI, Libro cuarto.
[7] Ley VI Ordenanza 99, Tít. VI, Libro cuarto, de las Leyes de Indias… “Por honrar las personas, hijos y descendientes legítimos de los que se obligaren a hacer población, y la hubiesen acabado y cumplido su asiento, les hacemos hijos-dalgo de solar conocido, para que en aquella población y otras cualesquier parte de las Indias, sean hijos-dalgo y personas nobles de linaje y solar conocido, y por tales sean habidos y tenidos, y les concedemos todas las honras y preeminencias que deben haber y gozar todos los hijos-dalgo y caballeros de estos Reinos de Castilla, según fueros, leyes y costumbres de España.”
[8] Gaibrois, Manuel Ballesteros. “Historia de América” Madrid, 1962… En el año 1517 la rivalidad entre Pedro Arias Dávila y Núñez de Balboa se encontraba en su apogeo. Este último fue acusado por el gobernador de Darien, y hallado culpable de instigar a la destitución de Pedro Arias. Luego de un corto proceso por alta traición fue condenado, junto a cuatro de sus colaboradores, a la decapitación, condena que se cumplió en la ciudad de “Acla”
[9] Gaibrois, Manuel Ballesteros. Ibídem.
[10] Hill. R. R. refiere a Herrera, D. I. T. II. “The Office of adelantado” “Muchos suponen que Pedro de Alvarado fue el primer adelantado, pero según los registros históricos, al primero que se le prometió el título fue a Juan Ponce de León en 1512, como recompensa por su descubrimiento planeado de la tierra de “Bikini.” Pedro de Alvarado recibió el título de adelantado como conquistador de Guatemala, al igual que Pedro de Mendoza, quien instauró la primera colonia europea en el Río de la Plata, y a Francisco de Montejo en Yucatán” (…) que de hecho el primer adelantado en América fue Bartolomé Colón, a quien el descubridor otorgó el oficio y el título en 1497. aunque la corona se molestó ante la suposición de autoridad de parte del descubridor, pero ratificó el nombramiento.
[11] No hace falta comentar el porqué.
[12] Manzano, Juan. “¿Por qué se incorporan las indias a la corona de Castilla? El sentido misional de la Empresa de las Indias. Revista de Estudios Políticos de España. I/XLI Madrid, 1941. Versión de la Revista de la Historia, año 1999.
[13] El mismo que acompañaría al Capitán Diego de Rojas, en la segunda entrada española en el NOA.
[14] Son múltiples las conjeturas al respecto. Pero no caben dudas de la impresión que generaba en los nativos Incas, la imponente figura del español sobre su caballo, y las armaduras sobre su cuerpo. (Pizarro era un hombre con estatura superior al metro ochenta centímetros, y sus cabellos largos eran rubios)
[15] Ley VIII, ordenanzas 53/54/55 Tít. II, libro cuarto – Leyes de Indias.
[16] Nacido de la unión de Pizarro y una nativa “panameña”.
[17] Barrenechea, Raúl Porras. “El testamento de Pizarro” Cuadernos de Historia del Perú, París, Francia, 1936. Ibídem.
[18] La tradición relata que el emperador ofreció montañas de oro para ganar su libertad, y que Pizarro, ambicioso por naturaleza, aceptó su propuesta aunque sospechaba de una doble intencionalidad en el nativo. (Hecho que logra corroborar al desarticular los planes del subordinado Inca Chalicuchima, quien tenía la orden de recuperar Cajamarca)
[19] Barrenechea, Raúl Porras. Ibídem.
[20] Zarate, Agustín de. “Historia del descubrimiento y conquista del Perú” UNVC Lima, Perú, 1944.
[21] Barrenechea, Raúl Porras. “La verdadera acta de la fundación del Cuzco” Revista del Museo e Instituto arqueológico” T. XV. Cuzco, Perú, 1953.
[22] Utilizo la palabra española que inscribieron los primeros cronistas. En la actualidad se escribe con la letra z – Cuzco.
[23] Nacido en 1524 en España. Muerto en la guerra con los Araucanos en 1569, y, probablemente, el padre de Diego de Alvarado Collados ¿encomendero de Francisco Villagra (Gobernador de Chile) encargado de la evolución de los árboles de Castilla, que habían sido plantados en el territorio allende la cordillera?
[24] Zarate, Agustín de. “Historia del descubrimiento y conquista del Perú” UNVC Lima, Perú, 1944. Ibídem.
[25] Zarate, Agustín de. Ibídem.
[26] Ramón Folch, José Armando de. Ibídem.
[27] El Quechua, a pesar de los estudios realizados, y, a pesar de ser idioma oficial en Perú, no pasó la fase de los ideogramas y del vocabulario hablado, por eso las variables dialectales, por lo cual, al no ser un idioma con escritura reconocible, no existe lingüista o historiador que pueda asegurar, sin conjeturar, cuál es el verdadero sentido de una palabra o una frase.
[28] En realidad, los metales nobles se extraían al sur de la entrada al actual paso de San Francisco; con exactitud, en las minas de los cerros aledaños al actual departamento Famatina en La Rioja – Argentina – donde aborígenes impostados por la cultura Quechua, extraían y fundían el oro y la plata.
[29] Ramón Folch, José Armando de. “Descubrimiento de Chile y compañeros de Almagro” UNCC Santiago de Chile, 1941.
[30] En los anales históricos de Tacna, Perú. Se afirma que Diego de Almagro fue el primer español en ingresar a Tacna, y lo hizo con su ejército a fines de 1536, cuando había fracasado en la expedición a Chile y se dirigía de retorno hacia el Cusco. Sin embargo, existe una variante historiográfica asegurando que Diego de Almagro reunió en Cusco una fuerza compuesta por 800 españoles y 5000 indios “cristianizados” con la que bajó por Oruro hasta el camino de Tupiza, donde su vanguardia fue derrotada por los Cacá (Calchaquíes / Diaguitas) circunstancia que lo obligó a afrontar en persona la continuidad de su aventura. En Chicoana encontró tal resistencia, que en el fragor del combate perdió su caballo y estuvo a punto de morir por las puntas envenenadas de las flechas Cacá, por lo cual se vio obligado a desistir de penetrar por las tierras del Noroeste actual Argentino, y hacerlo por el despoblado de Atacama.
[31] Primer español en recorrer la ruta del Inca, obligado por la condena al exilio dictada por F. Pizarro, quien además, había ordenado que le cortaran las orejas.
[32] Paulo Inca, que era el recolector de tributos del Tucumanahaho.
[33] Lobera, Mariño de. Ibídem.
[34] Existe una versión dada por el padre Julián Toscazo, refiriéndose a la quebrada de Escoipe como la vía de acceso utilizada por Diego De Almagro. En relación al texto del religioso, De Almagro movió el grueso del ejército penetrando a los valles calchaquíes en dirección a Molinos para acceder a la quebrada de Amaicha (Tucumán) y desde allí hacia Antofagasta de la Sierra (Catamarca) Relato que corrobora la tesis del autor, ya que desde ese punto debió retornar por las inclemencias climáticas, para dar vuelta a la sierra y descansar en la ciudadela Inca de “El Shinkal”
[35] Contradiciendo la afirmación de la biblioteca, considero que “cachi” es voz cacá, que no designa la sal, sino que contiene los morfemas “ca” y “chi”, seguramente señalando las montañas y la repetición de cerros coronando el valle. (ver Tomo II)
[36] Ramón Folch, José Armando de. Ibídem. Archivo Histórico de Perú. Colección de documentos. Ibídem.
[37] Caso, Carlos de. “La expedición marítima de Almagro” Academia Chilena de Historia. Articulo del T. VII. C. XIV. Santiago de Chile, Chile, 1940. (Existen versiones de la original que pueden cotejarse en la Red)
[38] Marmolejo, Góngora. Ibídem.
[39] Marmolejo, Góngora. Ibídem.
[40] Levillier, Roberto. “Papeles de gobernadores” Ibídem.
[41] Existen variadas coincidencias históricas al respecto.
[42] Del Techo, Nicolás. Ibídem.
[43] Caso, Carlos de. “La expedición marítima de Almagro” Academia Chilena de Historia. Articulo del T. VII. C. XIV. Santiago de Chile, Chile, 1940. Otro: Pedro Dermit en un artículo publicado en Chile en 1998, afirma que no fueron dos, sino un solo barco el que vino a Chile, proveyendo de víveres a la expedición de Diego de Almagro.
[44] Alvarado se enfrentó en sangrienta lucha con los Mapuches a los que derrotó sufriendo cuantiosas pérdidas.
[45] Batalla donde participaron los ejércitos de ambos mandos que sumaban más de veinte mil hombres.
[46] Ávila, Antonio José de. “La batalla de las Salinas y sus consecuencias” Monografía Cuadernos de Historia. Edit. Almagesto, Buenos Aires, 1990. Ibídem.
[47] Ávila, Antonio José de. Ibídem.
[48] Valdivia, Pedro de. Originario de la Villa de Castuera, en la Serena de Extremadura, descendía de una familia de Hidalgos. Sus padres: Pedro Incas de Melo e Isabel Gutiérrez de Valdivia. Se embarcó hacia América en 1535, con destino a Venezuela, donde se creía abundaba la riqueza. En Santo Domingo recibió la orden de partir en auxilio de Francisco Pizarro a Perú. Su participación en defensa de los Pizarristas fue recompensada con un repartimiento de indígenas – encomienda – en el valle de Canela, y con una mina de plata en Porco.
[49] En la gesta (Sangrienta al fin) de Pedro de Valdivia, se fundamenta el nacimiento de América del Sur, y de los actuales territorios de Chile y del noroeste de Argentina.
[50] Ugarte, Rubén Vargas. 1958 – Historia del Perú – Buenos Aires – Imprenta López.
[51] Uboldi, Alberto. Ing. Agrónomo. “Tratado de Olivicultura y extracción del aceite” Editorial Suelo Argentino. Buenos Aires, 1945.
[52] Ignorando, igual que aquel, que el oro, la plata, y, fundamentalmente el cobre de las herramientas y adornos Incas, se encontraban más al sur, tras la imponente cordillera.
[53] Según Pedro Lozano, Samuel Lafone Quevedo, entre otros.
[54] Territorio que en adelante se llamaría Nueva Extremadura, en honor de la tierra de nacimiento de Valdivia.
[55] El 20 de noviembre de 1542 se crea el Virreinato del Perú.
[56] Cinco años antes de la primera fundación de la ciudad de Londres en tierras de la actual provincia de Catamarca, Pedro de Valdivia, fue capturado y muerto por su antiguo caballerizo, Lautaro, y su cabeza fue clavada en una pica, y su corazón dividido en pedazos, que luego, según cuenta la leyenda, comieron los caciques.
[57] Díaz de Guzmán, Ruy. 1945 “La Argentina” Espasa Calpe. Buenos Aires.
[58] Poma de Ayala, Felipe Huamán. Ibídem.
[59] Un año después el Rey Felipe II destituye a García Hurtado de Mendoza, y restituye a Francisco de Villagra, a quien le sucede Pedro de Villagra hasta el año 1565.
[60] No ha sido la primera, y por supuesto que no debe ser considerada como “madre de ciudades”
[61] Gay, Vicente. Ibídem.
[62] Según Pedro Lozano / Nicolás du Toict / P. Cobo.
[63] Junto al capitán Pérez de Zurita, accedía al Tucumán el sacerdote secular Juan Rojo.
[64] Ley IX, Ordenanza 15, Tít. I, Libro cuarto, Leyes de Indias.
[65] La encomienda es una institución de carácter feudal, originaria de Europa y trasladada a América por los españoles. Encomienda equivale a decir, encomienda, comiso o mandatio, traduciéndose en la práctica en tierras donadas por los Reyes a los nobles y señores feudales que les ayudaban a combatir contra los moros. La encomienda se desarrollo en América en tres fases: temporal, vitalicia y hereditaria. Poco a poco, y a medida que los encomenderos adquirían conciencia de sus obligaciones, la Corona les concedía mayor amplitud de movimientos y la posibilidad de legar a sus legítimos herederos, unas tierras que habían fructificado gracias a sus esfuerzos. Las encomiendas dejaron de existir en 1803. pocos años antes de iniciarse las guerras de la Independencia Americana. Era la época, como aseguran los historiadores, en que España dormía sobre los laureles. Hasta entonces las encomiendas habían llenado todo el período del descubrimiento.
[66] Los españoles, designaban a cada uno de los pasos cordilleranos con ese nombre: “Comecaballos”. En la provincia de La Rioja y en la de San Juan, han sido registrados diversos pasos con la misma designación.
[67] García Cuervo. Edición en la red. De la publicación del año 1893. Ibídem.
[68] Cobo, Bernabé. “Citas del tratado histórico de 1891” T. II. Ibídem.
[69] El Agrónomo Cornelio Sánchez Oviedo cita al libro de Roberto Levillier “Nueva Crónica…” – en los libros posteriores a la edicion original, Levillier cita “Cirón”. Ibídem.
[70] Cedron fue el que planto las primeras cepas de viñas en el actual pueblo de “La Viña” en Salta, en el año 1556/57..
[71] Este Paso de “Comecaballos” es el actual paso de la provincia de La Rioja.
[72] Según Cappa en 1890 y Puente y Olea en 1900. Ibídem.
[73] Cobo Peralta, Bernabé. Ibídem.
[74] Nájera, González de. “Crónicas” redactadas en el año 1614. Ibídem.
[75] Klose, C. 1950 “Historias de perros y caballos” T. V “Algunos animales valiosos eran transportados desde los puertos hasta su destino en el interior, o en algunas campañas conquistadoras, a lomo de indio”
[76] Haring. C. H. “”La agricultura y la industria en el imperio español en América” 1947.
[77] Hecho que certifica Humboldt, cuando habla sobre el modo en que extendieron los españoles del siglo XVI, el cultivo de los vegetales europeo de extremo a extremo del continente. Ibíd. Obra citada y detallada en Anexo sobre bibliografía general
[78] Acosta, Joseph. Ibídem.
[79] Vásquez de Espinosa, Antonio. Ibídem.
[80] Levillier, Roberto. Ibídem.
[81] Levillier, Roberto. Ibídem.
[82] Destinada a consolidar un asentamiento español que conectara la nueva “Santiago” con “Copiapó”
[83] Especialmente los olivos, que no se habían adaptado.
[84] Sánchez Oviedo, Cornelio. Ibídem. (Ver Bibliografía consultada en Huaymocacasta, Inhibicion historica de la Argentina, Tomo V)
[85] Años 1560 a 1561.

No hay comentarios:

Familia Stilp

Familia Stilp
Maria Laura, Victor Jose, Maria Ines, Laura Ines, y German

FAMILIA

FAMILIA
Maria Laura, Maria Ines, German

Nacho y Jose

Nacho y Jose

Josefina y Abuela Laura

Josefina y Abuela Laura

Abuelos y Nacho

Abuelos y Nacho