sábado, 1 de enero de 2011

UN INCA "FALSO" EN EL TUCUMANAHAHO

UNA NACIóN EN POS DE SU LIBERTAD...

Por Víctor José Stilp Piccotte ©
Artículo publicado - Todos los derechos reservados


Contribución a lo expresado por Pedro Lozano, en el Tomo V de “Historia de la Conquista del Paraguay, Río de la Plata y Tucumán” (BMUNC)

La poética de la investigación, confirma que los mitos muchas veces se confunden con la realidad, conteniéndola y expandiéndola en la trayectoria cultural de los pueblos. 

PEDRO BOHORQUEZ Y GIRON
Tal vez así haya sucedido con Bartolomé Calsapi (P) el cacique del pueblo nativo de Amoyamba, que en el año 1655 se unió a la fabulación de un joven espía español llamado Pedro Chamijo, quien haciéndose llamar Pedro Bohórquez y Girón, gracias a su perspicacia sobre los relatos de ciudades de oro y fortunas ocultas, penetró en las altas esferas del Virreinato, y a la amistad con el Virrey, tomó conocimiento de valiosa información geopolítica.
Claro que ni lerdo ni perezoso, el advertido Virrey se dio cuenta de que Girón además de espía, era un embustero, y para certificar su poder, tal como Pizarro había hecho con Gonzalo Calvo de Barrientos, lo confinó hacia las tierras de Chile.
En el camino, Pedro Bohórquez y Girón, o Pedro Chamijo, que hablaba perfectamente los idiomas Quechua y Cacá; planificó su escape.

Y si no los hablaba, los interpretaba a través de su amigo personal y consejero nativo Lorenzo Tisapanaco.[1]

Con sus mentiras y fabulaciones enamoró a una mestiza y la convenció de que cambiara su nombre por el de Coya.
Luego, se asentó con ella en Santiago de la Nueva Extremadura, y haciéndose llamar Huallpa Inca, cruzó rumbo al Pueblo indio de Tinogasta por el paso de San Francisco, o de Comecaballos.
Como falso Cacique Inca, la fama del espía español trascendió las fronteras del pequeño poblado serrano, y pronto todos los pueblos de la región creyeron en él, y le rindieron honores y sumisión.
Pero las tierras ubicadas en los valles que otrora habían contenido las esperanzas y desesperanzas españolas sobre el oro, la plata y el Rey blanco, ya no contenían las mismas apetencias, y el falso Huallpa Inca decidió modificar la meta trazada.
Gracias a su versatilidad y dominio de los idiomas andinos pudo completar la tarea que tan difícil se había tornado para los gobernadores españoles.
Así fue que no tuvo inconvenientes en engañar a los “crédulos caciques”, y luego de dos años de “convivencia” accedió hasta el entorno del poderoso Cacique Calsapi (Calsapí) del pueblo de Amoyamba, a quien “contagió” con sus invenciones sobre el seguro éxito de una insurrección contra los invasores asentados en los territorios de la gobernación del Tucma.
Desde las Campanas… 

Bajó al Valle Vicioso, jurisdicción de Londres, y en el sitio de Los Sauces se detuvo más de diez días…[2]

LOS SAUCES DESDE EL PUCARA DE HUALCO
 Luego pasó a Los Sauces…

“Acompañado de veinte indios de Acogasta, Pacipas y Amangasta, pueblos encomendados al Alférez Alonso de Orduña”[3]

Con dirección hacia Amoyamba.
En el famoso asentamiento nativo, rápidamente su intención primigenia cambió – de espía se convirtió en líder de una rebelión – y se expandió por los dominios Cacá.
La fuerza de sus ideales llevó su nombre a oídos del gobernador del Tucumán. En efecto, ignorante de lo sucedido con el Virrey, Alonso de Mercado y Villacorta recibió en mayo del año 1657 una carta enviada por Huallpa Inca, ofreciéndole una reunión para colocarse a sus órdenes y aunar esfuerzos a fin de pacificar la región.
El gobernador aceptó la petición y un mes después, acompañado por religiosos y otros miembros del gobierno del Tucumán, concretó la reunión en el pueblo de Londres de Pomán.

MERCADO Y VILLACORTA
 En realidad en el Fuerte del Pueblo del Pantano, que era efectivamente el lugar donde se había trasladado la ciudad fundada en Pomán por Jerónimo Luis de Cabrera y Garay[4]

Para ello…

“Habían intentado dar muerte a Francisco de Alvarado, castellano del Fuerte del Pantano”.[5]

En el año 1658 el espía español devenido en falso Inca, que había logrado convencer al gobernador del Tucumán de los deseos de paz, dio inicio al verdadero plan, y al comando de cientos de nativos, cumple sus sueños de gloria impulsando las hostilidades que conjugaban a todos los asentamientos españoles en la zona…

“Era una junta de indios de los pueblos del Tucumanaho, Abimanaho, Ampacache, Bambolam, Aquingasta y Abimana”.[6]

Para ello avanzó hasta los territorios de la actual provincia de Salta. Pero el desconocimiento sobre tácticas militares condujo la iniciativa de Bohórquez y Girón al fracaso, y éste finalmente fue capturado y conducido a Charcas. 

CHARCAS - BOLIVIA
Claro que el espía español devenido en falso Inca todavía tenía amigos fieles…

En realidad nativos que estaban convencidos del poder de Huallpa Inca.

Quienes finalmente lo liberan; luego de un período en silencio, y desde un ignoto lugar, el impostor acusa de sus penurias al gobernador del Tucumán, y solicita un indulto a la audiencia de Charcas, que tras un corto proceso se lo concede.
En desconocimiento del éxito de su petición, Pedro Chamijo, o Pedro Bohórquez y Girón, o Huallpa Inca, induce nuevamente a los caciques amigos para que ataquen las encomiendas y estancias de los invasores. En eso se encontraba cuando en el año 1663 es recapturado por los enviados de la Audiencia de Charcas, y cuatro años mas tarde, bajo la advocación del Rey Carlos II es condenado a muerte de garrote. 

CARLOS II
En el paroxismo de su locura, antes de ser ejecutado, el falso Inca decide enviar a su amante y a sus hijos para que continúen la sublevación (Uno de los dos debía asumir como nuevo Emperador Inca) pero el plan es descubierto y el hijo bastardo de Chamijo resulta ahorcado junto a su madre…

Pena que se cumple en Sucre o Chuquisaca, en la actual Bolivia.

Dado que…

“Bohórquez tenía dos hijos, uno legítimo y otro bastardo, llamado Francisco de Medina Bohórquez”.[7]

A pesar del cumplimiento de la pena máxima, la ascendencia del falso Inca sobre los nativos continuó, y transcurrieron varios años hasta que la sombra de la realidad impulsó el nacimiento de la leyenda.
Fue así.
Tal cual lo relata la historia conocida…

Especialmente en la pluma del Jesuita Lozano.

CAPILLA DE UQUIA - SALTA - LUGAR DONDE FUE SEPULTADO LOZANO
Como sucedió la existencia del espía español devenido en falso Inca Pedro Chamijo, quien a fines de facilitar los aspectos políticos y económicos pergeñados por los ambiciosos españoles se hizo llamar Pedro Bohórquez y Girón, y luego, tras una “supuesta conversión mítica”, se encaramó en la lucha contra los invasores, imponiendo a los caciques de los pueblos Cacá ser llamado “Huallpa Inca”…




[1] Lozano, Pedro. T. V. Ibídem.
[2] Lozano, Pedro. T. V. Ibídem.
[3] Lozano, Pedro. T. V. Ibídem.
[4] Lozano, Pedro. T. V. Ibídem. “Se representaron dos escenificaciones teatrales”
[5] Lozano, Pedro. T. V. Ibídem.
[6] Lozano, Pedro. T. V. Ibídem.
[7] Lozano, Pedro. T. V. Ibídem.

No hay comentarios:

Familia Stilp

Familia Stilp
Maria Laura, Victor Jose, Maria Ines, Laura Ines, y German

FAMILIA

FAMILIA
Maria Laura, Maria Ines, German

Nacho y Jose

Nacho y Jose

Josefina y Abuela Laura

Josefina y Abuela Laura

Abuelos y Nacho

Abuelos y Nacho