lunes, 26 de septiembre de 2011

ARQUITECTURA (METÁFORAS DE TIEMPOS Y ESPACIOS)

MARTIN HEIDEGGER

La metáfora arquitectónica del encuentro

Alusiones sobre Merleau-Ponty e Iñaki Ábalos


MERLEAU-PONTY
IÑAKI ÁBALOS



Por Arq. Víctor José Stilp Piccotte®

Reservados todos los derechos©



Las experiencias mundanas de Merleau-Ponty e Iñaki Ábalos, parecieran sospechar que… la existencia deviene humana en interacción con la realidad. Dado que las experiencias se expanden desde planos objetivos hacia planos lingüísticos y/o expresivos.

Por lógica, los planos lingüísticos no ofrecen superficies (planos) para desarrollar actividades, pero sí concretan el sentido de la existencia. Por ende, los procesos similares a los temporoespaciales de la Arquitectura, que mucho se asemejan a los de la creación de una obra literaria.

Si observamos el mundo desde la perspectiva de la psicología fenomenológica, las historias creadas por las narraciones construyen un espacio comparable al sitio humano, pues vivimos en un predeterminado lugar, contenidos a través de historias. (Conjeturando al mundo)

Por esa paráfrasis, tal vez, aprehendemos al ser humano como “una construcción encarnada e incorporada” pero “indubitablemente expresiva” porque al actuar, escribimos una historia, desarrollándola, diseñándola e interpretándola.

Heidegger, sin embargo, trata estos aspectos desde la perspectiva fenomenológica, aunque incorpora cuestiones psíquicas tales como la ansiedad y el miedo, y por ello se interroga sobre el lugar que ocupa el Ser en el mundo.

Para él…

Hay una identidad natural entre la consciencia y el mundo, y es por ella que se puede comprender al hombre y su relación con lo que lo rodea, pues la metáfora posee una referencia que puede conducir a una comprensión fecunda de la realidad.

El Maestro existencialista, comprende al mundo, las personas, y a los fenómenos psicológicos, con la simpleza de un encuentro, dado que simplemente “hay que llegar a encontrase con ellos”.

Insintéticamente, Heidegger confirma que…

Debemos habitar el mundo.

Comprendiendo los umbrales entre anfitrión e invitado.

Pues allí surgen las conversaciones.

Y de ellas derivan los encuentros.

Simples metáforas que permiten visualizar atmósferas, pues sólo en ellas toda comprensión (encuentro) es posible. Como la fenomenología, que busca la creación de nuevas metáforas que, sin salirse del mundo científico, describan los fenómenos humanos (Acciones culturales) dentro de un marco cultural, intersubjetivo, que facilite su comprensión. Como la conversación, que fomenta la creación de un espacio donde el otro se manifiesta, respondiendo a “¿Quién eres tú?”.

Es en ese intercambio de preguntas y respuestas donde la palabra genera al encuentro, fundamentando el diálogo para construir una morada.

Podemos entonces, habitar el mundo, creando espacios y tiempos.

Conducentemente, la lucha contra lo natural cesa, y lo cotidiano, abre paso a lo contemplativo.

La Arquitectura, pasión temporoespacial, se convierte en instrumento de comunicación, para que la oralidad devenga en la verdad del Ser.

Luego…

Sólo existe un mundo donde hay lenguaje, pues el cuerpo humano es esencialmente diferente al animal.

En él, lo trascendente constituye individualidad, aunque por naturaleza, el carácter poético del pensamiento aún está velado.

Lo verdadero (Cosa verdadera o proposición verdadera) es aquello que concuerda; y poetizar es dejar habitar. Sólo tenemos un hábitat por medio del edificar (construir)

Definitivamente, Poetizar, es un construir.

Lo más antiguo de lo antiguo, llega desde atrás a nuestro pensar, y sin embargo, se nos adelanta. Por eso el pensar se detiene en la aparición de lo que fue (Recuerdo)

Todo el lenguaje poético, tanto en este sentido amplio como en el más estricto, es en el fondo un pensar. Y la esencia poética del pensar guarda el reino de la verdad del Ser.

Concluyentemente…

Los mortales “habitan” cuando “entienden” al cielo como cielo.

Cuando “comprenden” que la Luna es un satélite natural que refleja los rayos de una estrella llamada Sol; y que nunca la noche será día, pues de la carrera del día nace la serenidad de la noche.

Cuando interpretamos, que para “Residir”, para “Construir”, sólo es necesaria la “Poética”.

 “Yo no busco; encuentro” (Pablo Picasso)

No hay comentarios:

Familia Stilp

Familia Stilp
Maria Laura, Victor Jose, Maria Ines, Laura Ines, y German

FAMILIA

FAMILIA
Maria Laura, Maria Ines, German

Nacho y Jose

Nacho y Jose

Josefina y Abuela Laura

Josefina y Abuela Laura

Abuelos y Nacho

Abuelos y Nacho