lunes, 24 de octubre de 2011

INVESTIGACIÓN POÉTICA

VARIANTES SOBRE EL VOCABLO AIMOGASTA





Por el Arquitecto Víctor José Stilp Piccotte ©


Reservados todos los derechos


Del Libro: “Novocabulario Nativo” ®



MAPA DE DIEGO DE TORRES (SIGLO XVII)



Designa a la ciudad cabecera del Departamento Arauco. (La Rioja)


Históricamente, la ciudad ha sido conocida (¿confundida?) por el uso de los topónimos “Aymohill” (Cacá) o “Aymocaj” o “Mocacaj”. (Español mestizado)


Al respecto he relacionado las siguientes disimilitudes sobre el topónimo; a saber:


Variante Uno La voz “gasta” trasciende por corrupción fonética de los vocablos originarios “hil” o “vil” o “hill” (Entre otros) que fueron reemplazados – luego de la reducción de “Los Aymogastas” originarios – por acción de los Incas con la voz Quechua “llajta” corrupta en “cajta”. (Con el significado de “pueblo”) La voz “Ay” o “Ai” con basamento Cacá, fue sincopada en el término “Huay” (Ver “ai”) que es corrupción del morfema “Huall” por “giro”, o “regreso”, o “vuelta”, o “regreso”. La voz “mo”, o “moca”, es voz Cacá que significa (Infiero) “envejecido”, “sombreado”, “oscurecido”.


Variante Dos La voz “gasta”, corrupción de la quechua “llajta” que significa pueblo, o aldea, o lugar de residencia. “Ai” como corruptela de “Huay”, que a su vez es corruptela de la palabra “Huall” (La “Y” se confunde con la “Ll”. Acoto que en 1795 se escribía “Aymogasta” o “Aymagasta”) que significa vuelta, o giro, o regreso. “Mo” ¿apócope de “Mocca”? como corrupción de “aimu” o “aimura” (“ra” según Quevedo[1] es partícula aymará) palabra con la que se denomina un costal o talego repletado, y que por lo tanto significa recoger cereales. (Puede ser una corruptela de la palabra Quechua “Aymorani” según Quevedo[2])


Variante Tres “Aimogasta” es uno de los nombres corruptos de la palabra “Aymohill” o “Aymohil” o “Aymovil” o “Aymocaj” o “Mocacaj” (No comparto la variante, aunque la traslación respeta citas de la época) Donde “ai” o “ay” significa Regreso, giro, vuelta, etc. “Moca” es corrupción de “Mo”, que significa oscurecer, anochecer, etc. y “caj” de “llajta” significa pueblo o aldea. (La presencia del Inca en la ciudadela de “El Shincal”, Londres, Catamarca, permite conjeturar que los nativos “ocuparon” la zona de Aimogasta con la finalidad de desarrollar labores agrícolas, dada la presencia de un caudaloso río que en ese espacio tiempo descargaba sus aguas en el río Abaucán. Posteriormente los invasores españoles utilizaron la zona como asentamiento de reducciones de distintos pueblos nativos)


Variante Cuatro Según la historiografía contemporánea “Aimo” es el nombre del curaca que dio origen al pueblo, y “gasta” significa pueblo, por lo tanto “Aimogasta” es el “Pueblo de – del curaca – Aimo”. Si resultara válida la presunción, debería remitir la presente investigación a los anales de la cultura Cacá, y determinar la ubicación primigenia del pueblo de “los aimogastas” (Los vestigios reconocen su origen en el Valle de Abaucán, Pcia. de Catamarca) Luego, la existencia del cacique “Aimo” (Primeros siglos del segundo milenio) pues es en esos tiempos cuando se inicia la vida del pueblo nativo. En relación a ello y contrariando la presunción de “fundador” que se le otorga al curaca nativo, debo acotar que Lozano[3] cita a un cacique llamado Alonso en el pueblo de “Aymocaj”, pero cercano a 1590. (Este hecho invalida la suposición del asentamiento en el actual valle de Arauco antes de esa fecha) Por otra parte, en el acta de fundación de la ciudad de “Londres de la nueva Inglaterra” en 1558, se cita al pueblo nativo de Aimogasta situado entre los pueblos nativos de Tinogasta y Huatungasta. Finalmente, en los padrones consultados no he cotejado datos que certifiquen que un cacique nativo haya portado el nombre de “Aymo o Aimo”. Pregunto, ¿Habrá interpretado el Jesuita que el apellido del curaca era “Alonso” y que gobernaba un pueblo llamado “Aymo”? (De allí “Alonso del pueblo de Aymo”) No debe obviarse la aseveración de Lozano[4] interpretando al fundador de La Rioja, quien había escrito en 1591 “Guaymoco, Aymohil, Quilmiquischa en el Valle de Guaymoco o Aymocaj” topónimos utilizados por los religiosos, doctrineros y cronistas.


Variante Cinco En el acto de jurisdicción de la refundación de la ciudad de “Londres de la Nueva Inglaterra”, por Doncel, en 1607, una data “textual” del acta primigenia cita… “(…) y el Valle Vicioso, Amangasta, Pituil y el puesto de las Campanas que llaman Yulcagasta, Tinogasta, Aimogasta, Batungasta…” por lo cual, la conjetura sobre el significado del topónimo respalda las variantes anteriores.


Variante Seis Resulta inadmisible el hecho de que los adelantados españoles, que se aventuraron en la invasión a los territorios del NOA, hayan “desconocido” la ubicación y nombres de los pueblos que ocupaban la extensa geografía al sur del “Titicaca”, y de los Valles intermontanos o los faldeos de sus sierras. (Hoy se conoce que esos datos fueron “apropiados” por los españoles de los voceros Yanaconas que les servían) Por ese motivo, resulta lógico conjeturar que el vocablo “Aymohill” al ser corrupto como “Aymohil” o “Aymovil”, tras la “reducción del pueblo nativo” fue “interpretado” como “Aymollajta”, y faliblemente como “Aymocaj”.[5] (Por “Aymocajta”) La labor ulterior de los doctrineros, posibilitaron que el vocablo derivara en “Aymogajta” o “Aimogajta” o “Aimogasta”.


Consecuentemente, conjeturo que este vocablo es voz aglutinante y polisintética con morfemas de etimología Cacá, a saber, “Ai”, “mo”, “hill”. (Ver significado del morfema “gasta” en libro citado, y, además, el vínculo sobre la historia de Aimogasta, en el libro “Huaymocacasta, inhibición histórica de la Argentina” Tomo IV)





Como conclusión inconcluyente, afirmo qué a pesar de mi proscripta inexistencia en Inaimogasta, inexisten otras posturas sobre el significado del vocablo (Múltiples agresiones he soportado – INCREIBLEMENTE EN PLENO SIGLO XXI – por atreverme a difundir estas investigaciones)





[1] Lafone Quevedo, Samuel Alexander. Ibídem. (Obra detallada en Anexo II)
[2] Lafone Quevedo, Samuel Alexander. Ibídem. (Obra detallada en Anexo II)
[3] Lozano, Pedro. De la Compañía de Jesús. “Historia de la Conquista del Paraguay, Río de la Plata y Tucumán” T I al V XVIII G 177 al 181 BMUNC Ilustrado con noticias del autor y con notas y suplementos por Andrés Lamas. Imprenta Popular. Lima 41 112 Buenos Aires, 1863.
[4] Lozano, Pedro. Ibídem. (Obra detallada en Anexo II)
[5] Destaco que el vocablo compuesto “aymogasta” fue utilizado en el actual Valle de Arauco con posterioridad a las dos primeras décadas del siglo XVII.

No hay comentarios:

Familia Stilp

Familia Stilp
Maria Laura, Victor Jose, Maria Ines, Laura Ines, y German

FAMILIA

FAMILIA
Maria Laura, Maria Ines, German

Nacho y Jose

Nacho y Jose

Josefina y Abuela Laura

Josefina y Abuela Laura

Abuelos y Nacho

Abuelos y Nacho