sábado, 10 de enero de 2015

ME PREGUNTO…

Quienes habitamos Arauco, conocemos sobre los candidatos políticos para las próximas elecciones, aquellos que se presumen más importantes, y aquellos otros que asoman sus nombres, por no decir sus cabezas, estampados en los muros, o en las columnas de hormigón armado que soportan los cables de alta tensión.
Claro, que…
Aquellos que habitamos Arauco, deberíamos preguntarnos:
¿Quiénes son estos candidatos?
¿Alguno de ellos representa a las fuerzas políticas?
¿Acaso…? cada uno de estos candidatos constituye una fuerza política?
¿Cuál es su sustento político (ideología, proyecto, sabiduría, etc.)?
¿Qué diferencia ideológica existe entre cada uno de ellos?
¿Cuál es la pertenencia política…? qué proyecto tienen para gobernar Arauco?
Tal vez…
Todas estas preguntas se reduzcan a papeles.
Esos mismos papeles que el viento separa y arroja, quién sabe hacia dónde.
Por supuesto que vacíos de contenidos.
O, tal vez…
La actividad política departamental, como dice el Ingeniero Alejandro Molina (...) se parezca demasiado a la actividad de los maratonistas, antes de empezar una carrera.
Donde algunos corren despacio.
Otros corren como si hubiera empezado la carrera.
Y otros hacen cualquier cosa.
Así…
De esa manera, veo a nuestros potables candidatos a dirigentes políticos.
Empecinados en hacerse ver como si las elecciones fueran el mes que viene, mientras otros descansan para ver qué pasa, y el resto hace cualquier cosa, como si en el futuro no hubiera elecciones.
Tal vez…
Deba convencerme que no existen proyectos políticos serios.
Tal vez…
Me equivoque al tratar de convencerme…
Porque en realidad los proyectos políticos, de tan serios que son, van más allá de mi precaria interpretación.
Claro que…
Me cuesta observar cuales son las principales fuerzas políticas.
Cuál es la oferta política de cada uno de ellos.
En definitiva, y por ahora…
Sólo por ahora…
Sólo me queda sumarme en la confusión y buscar… Rebuscando.
Entre los aspirantes…
En la presentación cotidiana de aspirantes a gobernantes.
Una presentación que cunde en los medios locales (hacia un lado y hacia el otro) como parte del vaivén político de los años electorales.
Un Tinkunaco de promesantes, supuestamente capacitados para acceder a los cargos, y dispuestos a apoyar a tal o cual candidato en la provincia, aunque eso signifique arriar sus banderas políticas.
Su historia…
Su…
Bah!!!
Todo sea por los votos.
Eso sí, aun huelga la pregunta inicial…
Me pregunto:

¿El pueblo?

No hay comentarios:

Familia Stilp

Familia Stilp
Maria Laura, Victor Jose, Maria Ines, Laura Ines, y German

FAMILIA

FAMILIA
Maria Laura, Maria Ines, German

Nacho y Jose

Nacho y Jose

Josefina y Abuela Laura

Josefina y Abuela Laura

Abuelos y Nacho

Abuelos y Nacho