lunes, 10 de agosto de 2015

Primer Capítulo del Libro "Inmaculada Inaimogasta"

INMACULADA INAIMOGASTA

ARQ. VÍCTOR JOSÉ STILP PICCOTTE


Reservados todos los derechos.



Capilla de Aimogasta (Demolida en 2004)


Capítulo I
Aymocaj en los valles del NOA.

Entre las sierras de Ambato al este, el Aconquija y las sierras de Belén al oeste y las ramificaciones boreales de las sierras del Velasco, al sud...[1]

Si bien las investigaciones realizadas no permiten traslucir lo acontecido —por aquella afirmación de que “la historia nunca ocurrió”—. Resulta innegable que el Valle de Arauco, antes citado como integrante del “Capayán”, formó parte de la “ruta” que conectaba Cusco, Titicaca, Quinmivil —Shincal—[2] Huatungasta, paso de “Comecaballos”, Copayapó.
El Cronista Fernández de Oviedo detalla el nombre de “Paso de Comecaballos”[3] para el actual cruce. [4]
Al respecto, en mis continuos viajes he relevado una bifurcación de los caminos hacia el sur de “El Shincal” —Tambo de Famatina—, que corrobora la penetración o impostación Incaica interrumpida por la llegada de los invasores. Ejemplo de ello es el camino que conduce a San Blas del Pantano y Pomán —oculto por los médanos—, que pareciera haber soportado el paso del tiempo, dado que…
A) Los elementos y materiales utilizados para su construcción, si bien no soportaron la acción del viento, la lluvia y otros agentes climáticos ¿si fueron preservados por las condiciones fisicoclimáticas?
B) Los mitimaes peruanos en el sector, recibieron órdenes del Inca para ocultar el camino ante el avance de Diego de Almagro
C) El camino no se logró concluir por la inesperada llegada de los españoles, y a raíz de ese acontecimiento sólo se muestra en las zonas construidas.
No muy alejado de las conclusiones precendentes, otra particularidad concurre en forma aleatoria, pues los Incas no utilizaron los espacios cubiertos con árboles —montes—, ya que negaban perspectivas fundamentales para la traza del camino.[5]
Esta particularidad o condicionante fundamental para la vialidad nativa, era la que permitía visualizar los sectores estratégicos zonales, detallando áreas con agua potable, regiones para abastecimiento de alimentos, y otras alternativas que correspondían a la seguridad de aquellos que utilizaban el recorrido.
Abarcado por los parámetros descriptos, he comprobado que la zona de Bañado de los Pantanos —región ubicada en la provincia de Catamarca sobre el limite este con la provincia de La Rioja—, resultaba óptima para el acceso a los faldeos minerales de los cerros circundantes —“El Manchao”,  “Volcán” del cordón serrano denominado “Ambato”, “Aconquija”, y “Ayún”, hoy conocido como “El pabellón” en el cordón serrano denominado “Velasco”—. Por ese motivo, la consecuente “asimilación” de los estrategas españoles sobre la tipología arquitectónica de los tambos incaicos, resulta una constante en el NOA confirmando la utilización de la ruta nativa.
No cabe duda alguna, entonces, que la toma de conocimiento de la existencia del pueblo de Huatungasta,[6] indujo al español Diego de Almagro para detener sus huestes en esa ciudadela Inca. Fue en ese lugar donde planificó la fase final de su penetración transcordillerana, y para ello utilizó la entrada a la Quebrada de Troya, ubicada a seis o siete jornadas de marcha a caballo”[7]
Por supuesto que antes de esa cita historica, mas cercana a la primera penetración española al NOA, un fraile dejaba constancia que “La expedición de Diego de Almagro en su penetración al Valle de Copiapó se detuvo en Huatungasta y luego viajaron trece jornadas a caballo hasta Copiapó”[8] —en la actualidad puede corroborarse que los trescientos setenta kilómetros que separan a “Capayapú” o “Copiapó”, Chile, de “Huatungasta”, Argentina, pueden recorrerse en trece días a caballo—.
En definitiva, y como génesis para la historia que narro, la difusión generada por las “penetraciones viales nativas y andinas”, que en forma “global” y “primaria” abriera a los españoles la existencia de otros valles hacia el Salar de Pipanaco,[9] permitió el conocimiento sobre una “extraviada historia”, “la de los pueblos nativos de Aymohill, en el Valle de Aimocaj —Arauco—.”
Por cierto, cabe decir que la existencia de estos y otros pueblos nativos antes de la llegada de los impostadores e invasores —Uros, Aymaras, Incas y Españoles—, resume una verdad irrefutable.
Aymohill cobra vida “en los papeles” a partir del año 1558, cuando Juan Pérez de Zurita, comisionado por el Gobernador de Chile García Hurtado de Mendoza, funda por primera vez la localidad de Londres de la Nueva Inglaterra sobre la traza de “El Shincal”, a orillas del río Quinmivil, en la actual provincia de Catamarca.[10]
Con posterioridad —a continuación de otras fundaciones sucedidas en el NOA—, en el año 1591 —20 de mayo—, Juan Ramírez de la Pesina —Piscina—, y Velasco y Ábalos y de la Calle[11] da sostén a una de las refundaciones desligadas de “Londres de la Nueva Inglaterra” —dominación territorial—, con el nombre de “Ciudad de Todos los Santos de la Nueva Rioja”. [12]
En ese acto fundacional el pueblo de Aymohill en el Valle de Aimocaj, hoy Arauco —que no figuraba en la primera fundación de Londres de la Nueva Inglaterra, y que pareciera confundirse con el pueblo nativo enunciado por el capitán Juan Pérez de Zurita, con el nombre de Aymogasta—, pasa, por un acuerdo entre la nueva ciudad y San Miguel de Tucumán —actual región de Catamarca—, a jurisdicción de la primera. Vuelve a formar parte de esta región del Tucumanahaho al refundarse Londres —esta vez en un sitio cercano a la actual ciudad de Pomán—.[13] Aunque historiadores atávicos aseguran que fue el cinco de julio de mil seiscientos ochenta y ocho, cuando el pueblo de Aymohill en el Valle de Aimocaj[14] se deslinda de la jurisdicción de Londres de la Nueva Inglaterra —hipotéticamente reducidos los Aimogastas—.
Verbigracia de lo manifestado, el pueblo de Aymohill surge ungido en la partida fundacional del capitán Juan Ramírez de la Pesina, y Velasco, y Ábalos, y de la Calle, quien desde “San Miguel de Tucumán” toma rumbo hacia el Valle de Yacampis, donde tras un frustrado primer intento consolida el día veinte de mayo de 1591 —funda, instaura, establece, instituye, etc. etc.—, a la ciudad de Todos los Santos de la Nueva Rioja.
Arraigada la ciudad en un sitio no hostil, el español pasa por alto las capitulaciones de Santiago del Estero, y el veinticuatro de mayo de ese mismo año, recibe, entre muchas otras, la encomienda del pueblo de “Aymohil en el Valle de “Aymocaj”, según el “Título formado a 24 de mayo de 1591 (…) haberle tocado los pueblos Anquilpato, Quilacolquincha, Pohangasta, Jungunigasta, Famatina, Anquinao, Quimamalinja, Ambaragasta, en el Valle de Famatinaguayo; Guaymoco, Aymohil —no concurre la mítica Inantarell como Aimogasta—, Quilmisquischa, en el Valle de Guaymoco o Aymocaj, y por fin los pueblos de Taogasta y Zoloagasta”[15]
La ambición y sed de poder que alimentaba el español hizo que anticipara el viaje de su encomendero Gonzalo de Contreras —a pesar de que como he citado, las capitulaciones fueron expuestas con posterioridad—, y éste, que había reconocido el territorio “delegado” en el trayecto hacia Yacampis,[16] toma posesión del mismo[17] en el mes de octubre de 1591,[18]  cuando los pueblos de Malfin, Abaugean y Sunjin fueron —reducidos—, a Pichana.[19]
Resulta una paráfrasis histórica, que Contreras, desconociendo el control de los nativos Cacá —¿el cacique Alonso de Aymo?—,[20] impone al antiguo asentamiento nativo el “cristiano” nombre de “Nuestra Señora del Rosario”, puesto que ese, y no otro, era el deseo del Segundo Custodio de las Custodias unidas del Río de la Plata y Tucumán, Fray Juan de Rivadeneira, quien antes de fallecer en Madrid envía con destino a las nuevas poblaciones del Tucumán imágenes de esa advocación de la Virgen.
Inmerso en una simbiosis lírica, nada de lo planificado por Velasco sucedió en forma lógica, y sus acompañantes desilusionados por las presiones nativas —que anticipaban el gran alzamiento—, además de la falta de elementos y mano de obra “barata” para la extracción de oro y plata; frustrados por no haber hallado el “pueblo del Rey Blanco”, abandonan la merced. Sucede entonces el alejamiento de Contreras[21] quien deja al asentamiento “nativo” con precarios edificios y espacios —teóricamente un oratorio que abría hacia la plaza—, y algunos españoles mimetizados con sus parejas nativas, a quienes sólo le interesaba conservar el territorio.[22]
El efecto de la “salida” del encomendero y sus colaboradores desde el pueblo de Aymohill, determinó que las plantaciones efectuadas décadas atrás por los doctrineros españoles —Naranjos, duraznos, olivos y otras especies de Castilla—, quedaran a voluntad de los hispanos que habían unido sus proyectos al destino de los nativos, pergeñando una nueva “impostación”, esta vez sutilmente mestiza.[23]
La partida de Contreras fue sucedida por décadas de olvido; hasta que en el año 1632, el Capitán Jerónimo Luis de Cabrera y Garay decide confrontar con los nativos del Valle. Es entonces cuando Aymohill es incluido como población “india” dependiente del gobierno de Tucumán, con el nombre de “Nuestra Señora del Rosario”.
Recluido, por orden del gobernador del Tucumán, Cabrera y Garay cede su lugar a Pedro Ramírez de Contreras. Este último traslada hacia el pueblo de Machigasta los elementos españoles —incluyendo imágenes religiosas—, los que con el paso del tiempo fueron llevados al nuevo pueblo del Pantano.[24]
Entre los años 1688 y 1795 —extrañado el pueblo originario de los Aimogastas hasta su actual ubicación—, la mítica Inantarell, o la real ciudad de Aimogasta, cabecera del departamento Arauco[25] fue censada y mensurada en diferentes oportunidades.[26]
Los padrones surgidos de estos relevamientos, siempre citan a “Villa Concepción” o “Aymogasta”, como “Pueblo de Indios” —denominación que pareciera iniciar Doncel—.[27] Sin embargo, el espacio tiempo de la reducción española no habría de resultar ajeno al abatimiento de los recursos minerales —por agotamiento de las vetas superficiales, y por carecer de “técnicas” para la extracción de volúmenes internos—, hecho que produjo una nueva depresión, esta vez representada en la necesidad de establecer un camino “real” —por verdadero—, entre el puerto de Charcas —Lima—, y el puerto de Buenos Aires, a efectos de facilitar la exportación de productos agrícolas y derivados vacunos, caprinos y equinos, que suplían con marcada ventaja económica, la “imposibilidad de extraer minerales”.
El nuevo trayecto dejó librado al azar el futuro del Valle de Aymocaj; región que fue sucumbiendo en sus limitaciones ante la desaparición de la demanda sobre su “producción”.[28] Por lógica, Chile emprendió la ruta marítima hasta el Puerto de Lima y desde allí hasta el istmo de Panamá. Perú adoptó la misma ruta; y el Puerto de Asunción fue nexo para el Puerto de Buenos Aires, fondeadero que luego se transformaría en la salida preferida hacia los países europeos.
A mediados del siglo XIX, años después de la hecatombe que “sumiera” al pueblo del Pantano, Francisco Solano Gómez como gobernante de la provincia de La Rioja, resuelve trazar un plan urbanizador para la localidad de Aimogasta utilizando el damero original que había sido definido en las Leyes de Indias, trazado que contenía entre sus tesoros arquitectónicos[29] a la iglesia[30]  —construida entre 1830 y 1840—, que en forma anterior fuera dedicada por los padres Jesuitas a “Nuestra Señora de la Pura y Limpia Concepción.”
Como consumación, debo acotar que el mismo gobernante por Ley número treinta y cinco del año 1856, denominó al pueblo como “Villa Concepción”.[31]
Veintiún años después, el diez de agosto de mil ochocientos setenta y siete, “Villa Concepción” fue designada, por Ley provincial, como cabecera del departamento Arauco.[32]
Un siglo más tarde, el diecinueve de mayo de 1978, el Gobernador de la Provincia de La Rioja, mediante las facultades conferidas por la Junta Militar mediante instrucción número uno, barra setenta y siete, artículo primero, inciso primero, apartado uno punto uno, sanciona y promulga con fuerza de Ley (Nº 3788)… Declárase ciudad a la actual “Villa de la Concepción de Aimogasta”, cabecera del departamento Arauco (…) Firmado por el Comodoro (R) Francisco Federico Llerena, Gobernador, Comodoro (R) Aurelio Ramón Canessa, Ministro de Gobierno e Instrucción Pública (…) Boletín Oficial Nº 7510 13-6-78.[33]
Dos años después, el quince de octubre de 1980, mediante el decreto número dos mil trescientos cincuenta y siete, la citada Ley es promulgada.[34]
Acto que manifiesta a Inantarell en Aimogasta.


Arq. Víctor José Stilp Piccotte







[1] Eric Bóman – Antiquites de la región andine de la Republique Argentine et du desert d’Atacama – 388 paginas, 2 cartas, 32 láminas, 28 figuras en el texto, Paris año 1908.
[2] Cuarta capital del Incanato (Hasta la misma llega el camino nativo que partía desde Cusco – Puede cotejarse el mismo, que se conserva – En tramos – en forma original) Recuperada por arqueólogos de la UNLP y National Geographic, se ubica en el oeste catamarqueño al oeste de la Ruta Nacional 40, a 15 Km. al sur de Belén. Sirvió de asiento a las huestes de Almagro, y fue sede de la fundación de la primera Londres de la nueva Inglaterra, en 1558 por Zurita.


[3] El nombre dado corresponde a la pérdida de la caballería de Almagro, durante una tormenta de nieve. Los hombres que llegaron a socorrerlo (Oviedo entre otros) así lo narran.
[4] En el año 1548 brinda un pormenorizado relato sobre estos acontecimientos, dado que un hijo suyo había acompañado a Diego de Almagro.
[5] Son innumerables los testimonios, de la época, que lo confirman.
[6] También Batungasta o Guatungasta. Era un pueblo nativo cercano a La Troya, allende al antiguo asentamiento de “los Aimogastas” en la pre cordillera catamarqueña. El Ingeniero Lange – Según Samuel Lafone Quevedo – fue el primero en describir el valor arqueológico de las piezas que se encuentran en el lugar.
[7] Lobera, Mariño de. “1558” “Papeles” BMUNC Ibídem. (Obra detallada en Anexo final)
[8] Molina, Cristóbal de. Escrito del año 1539 – Clérigo y Cronista.
[9] Una extensa salina, que cubre la penetración de una capa tectónica en otra (sierra de Ambato) Limite este, de la Provincia de La Rioja, con Catamarca (Saujil, Pomán, Andalgalá)
[10] Fundado en 1558 por Juan P. de Zurita a orillas del río Quimivil y que, por las guerras calchaquíes, cambió repetidas veces de ubicación. Es la primera localidad fundada por los españoles en Catamarca. 
[11] Estollo fue el lugar de nacimiento de Juan Ramírez de Velasco. El pueblo se encuentra a una distancia de 49 Km. de Logroño. Al momento de editar el libro, tiene una población de 200 habitantes estables, y se ubica a una altitud sobre el nivel del mar, cercano a los 750 Mts. Estollo está situado en el Valle del río Cárdenas, afluente del Najerilla. Pertenece a la subcomarca de Nájera (Rioja Alta) El ejido municipal - de 16 Km. cuadrados - incluye el núcleo de Estollo y San Andrés (pueblo adyacente) Bañado por el curso medio del río Cárdenas, presenta un relieve variado que crece hacia el sur, área ocupada por las estribaciones septentrionales de la Sierra Pradilla. El Monasterio de San Millán de la Cogolla ejerció a lo largo de los siglos una intensa influencia sobre el devenir de los diferentes asentamientos del Valle en que se ubica Estollo. Había sido fundado el Monasterio de Suso (o de Arriba) en el siglo VI, y el de Yuso (o de Abajo) en el XI, construyéndose la definitiva e imponente estructura del de Abajo en el XVI. La potestad jurisdiccional y señorial que el Monasterio tuvo sobre el Valle de San Millán hasta el año 1556, la posterior dependencia de éste del monarca Carlos V de Alemania o Carlos I, y la adquisición por los vecinos de la competencia civil y criminal mediante el pago de la fabulosa suma de 3.989.000 maravedís son elementos ineludibles del pasado de la localidad. Estollo formó parte de la provincia de Burgos hasta la creación de la de Logroño por real decreto de 30 de noviembre de 1833. Destaca, como hijo ilustre del lugar, Juan Ramírez de la Pesina y Velasco y Ábalos y de la Calle, conocido como Juan Ramírez de Velasco. Nacido en 1535, se enroló cuando contaba dieciséis años en las tropas que se encaminaban a Italia, participando en sus diferentes campañas; más tarde, luchó también en Flandes y contra el turco. Alcanzó el rango de general de mar y tierra, y realizó cuatro veces la travesía a América custodiando flotas mercantes. Nombrado gobernador de Tucumán, partió de España el 30 de noviembre de 1584 para tomar posesión de su cargo. Tras ser atacado durante la travesía por piratas ingleses, a los que venció, llegó a la actual Sucre un año después de su salida, el 30 de noviembre de 1585. Desempeñó su función en Tucumán hasta marzo de 1593, fecha en que se le nombró gobernador de Paraguay (Falleció en ¿Santa Fe? o ¿Paraguay? Algunos años más tarde) Había fundado, entre otras ciudades la "Tercera Londres de la Nueva Inglaterra en el llano" con el nombre de “Todos los Santos de la Nueva Rioja” actualmente "La Rioja", capital de la provincia homónima.
[12] De los yndios que pusse en mi cabeza tengo hecha dejación la mayor parte para sustentar la ciudad de la nueva rioja, por tener necesidad de gente en ella, suplico a vuestra majestad me haga merced de su rreal cedula para que de las primeras vacaciones o descubrimientos de yndios pueda henchir mi encomienda hasta en cantidad de dos mill indios de vissita. Así mismo encomendé en don Juan Ramírez de Velasco, mi hijo mayor que a quatro años sirve a vuestra majestad de alférez general en esta gobernación y dos de capitán y se halló con el estandarte rreal de vuestra majestad en la conquista descubrimiento y población de la nueva rioja, y en esta última jornada de Famatina ciertos indios que a lo que se entiende no son quinientos julio di diez de noventa e dos años de Santiago de Tucumán. (Fragmento del texto de una carta de Velasco al Rey)
[13] Ciudad refundada el 15 de septiembre de 1633 por Jerónimo Luis de Cabrera y Garay (Nieto de los fundadores de Córdoba y Buenos Aires) con el fin de ser capital de la provincia, título que ostentó durante medio siglo. Después del terremoto de 1898, debió reconstruirse casi totalmente. Ubicada al pie del Ambato, esta antigua población catamarqueña conserva aún vestigios de construcción colonial, como la iglesia local.
[14] Historiadores como (Samuel Alexander) Lafone Quevedo, afirman que el jefe de la primera entrada, Diego de Rojas, fue muerto en éstas tierras cuando buscaba el río Arauco; y según Cieza, el río que buscaba aquel adelantado, no era otro, que el existente en éste mismo Arauco Riojano.
[15] Lozano, Pedro. T. IV. BMUNC Ibídem. (Obra detallada en Anexo final)
[16] En el otro extremo provincial, se corrobora la conjetura del escritor, ya que otros pueblos nativos tenían su importancia, a tal efecto cito a Betty Brizuela y Doria de Mesquita, que en su Historia de Vichigasta, aseguran que cuando Ramírez de Velasco fundó la ciudad de Todos Los Santos de la Nueva Rioja, Vichigasta ya existía, era un asentamiento disperso de alrededor de cien nativos.
[17] Ramírez de Velasco, Juan. Cartas al Rey de España. (Por el Valle de Arauco) Ibídem. (Obra detallada en Anexo final)
[18] Ramírez de Velasco, Juan. Cartas al Rey de España. (Motivo por el cual, a pesar de no existir constancia de su fundación, se ha festejado el 24 de mayo como el día de la fundación de la ciudad de Aimogasta.) Ibídem. (Obra detallada en Anexo final)
[19] Lozano, Pedro. T. IV. BMUNC Ibídem. (Obra detallada en Anexo final)
[20] Versión atribuida al padre Pedro Lozano (Que no he podido comprobar) Que por otra parte, no deja de intrigarme, ya que Alonso es una palabra de origen Español y no aborigen, por lo tanto ajena al Quechua. ¿Se habrá llamado así, o el padre, u otra persona, puso dicho nombre al aborigen? Este nombre ¿Certifica la presunción mitológica, sobre la presencia española, con anterioridad a la fundación de la ciudad de Todos Los Santos De La Nueva Rioja? Pareciera que esta presunción fundamenta la presencia de los encomenderos de Pedro de Valdivia antes de la llegada del encomendero de Velasco, y con ellos la plantación de los árboles de Castilla.
[21] El apellido del encomendero perduró en el tiempo, y es uno de los pocos apellidos castellanos que convivió (mestizado) con los originarios del lugar; por ejemplo: Chumbita. (Diferentes empadronamientos o censos lo comprueban)
[22] Versión del religioso Juan Rojo. Quien conocía a la perfección el Valle, pues había plantado los olivos traídos desde Chile por el religioso Juan Cedrón y Mejías Miraval.
[23] Este hecho se ve corroborado por la importancia que tomaron los pueblos para españoles que se ubicaban en la región, como Santa Rosa de Arauco, El Pantano, y Udpinango. (Por citar a los que actualmente pertenecen al departamento Arauco)
[24] Origen de la Capilla de Nuestra Señora del Rosario del Pantano.
[25] Se ignora qué tipo de hechos relevantes sucedieron entre 1591 y 1777, a excepción de algunos datos existentes en los archivos históricos de las provincias centrales. Por ejemplo – según interpretaciones – en la carta que Gaspar Doncel le enviara al gobernador del Tucumán Alonso de Ribera el 24 de mayo de 1607, cita: Guaimoco.
[26] Entre los archivos que cobijan su historia, puedo citar al Archivo general de Bolivia, al Archivo de Sevilla, y a los archivos provinciales de Tucumán, Catamarca, Buenos Aires, y Córdoba, entre otros.
[27] Doncel, Gaspar Alonso. “Carta al gobernador del Tucumán” año 1607. Ibídem. (Obra detallada en Anexo final)
[28] Sería demasiado pesado para el argumento del libro, establecer el porqué de esta falta de demanda sobre la producción del Valle de Arauco. Una línea de investigación poética debe abrirse sobre la incógnita de la desaparición de la mano de obra nativa, que según demuestran los censos posteriores fue “generosamente suplantada” por mano de obra proveniente de África.
[29] Edificio que lamentablemente fue destruido en octubre del año 2004 (Ante la mirada pacífica ¿complaciente? de Historiadores y Neopatrimonistas “nacidos y criados”) luego de haber sido “condenado” por un grupo de técnicos de la Universidad Nacional de La Rioja.
[30] Edificio con paramentos de adobe y cubierta inclinada a dos aguas en cabriadas de madera y chapas onduladas de Zinc. Sufrió varios movimientos sísmicos de intensidad durante su largo periplo de vida, como el de 1692. El autor vivenció el Sismo de 6.2° del 26 de mayo del año 2002 y el movimiento telúrico de 6.4° del 07 de septiembre del año 2004, temblores que provocaron el desmembramiento de sus gruesos muros, los cuales cedieron en el tiempo por la falta de protección y mantenimiento, como ocurrió el 07 de septiembre de 2004, cuando se produjo el desprendimiento de la torre este de la fachada principal.
[31] Aimogasta, 10 de abril de 1996. Visto la necesidad de establecer una fecha para conmemorar el día de “La Villa de la Concepción de Aimogasta” y, considerando, que es nuestro deber, preservar en la memoria de nuestro pueblo, los valores culturales e históricos. Que festejándose en la fecha 24 de mayo, el día de la olivicultura ¿coincidiendo con la fecha del dato documentado más antiguo sobre nuestro pueblo? por todo ello: el Concejo Deliberante del Departamento Arauco, Sanciona con fuerza de ordenanza. Art. Primero: Declarase como Día de “La Villa De la Concepción de Aimogasta” el 10 de agosto, día en que nuestra ciudad fue declarada cabecera del Departamento Arauco, de acuerdo a Ley del 10 de agosto de 1877. Art. Segundo: La Comisión Pro Festejos del día de la olivicultura, constituida de acuerdo al Art. 52, inciso 24 de la Carta Orgánica Municipal, será la encargada de organizar los actos de festejos de la nueva conmemoración. Art. Tercero: Comuníquese al Departamento ejecutivo Municipal, publíquese y archívese. (Texto completo de la Ordenanza 238/1996 firmada por Segundo Rodolfo Olima, Presidente del Concejo Deliberante y por José Baloy Fuentes, secretario deliberativo del Concejo Deliberante del Dpto. Arauco)
[32] En esa fecha se realiza la división de las tierras en tres departamentos, San Blas de los Sauces (norte) Arauco (noroeste) Castro Barros (Sur)
[33] Copia en biblioteca del autor.
[34] Intendente Rodolfo Laureano de Priego (gobierno de facto – militar) más de 8000 habitantes. De Priego falleció en la ciudad de La Rioja en el mes de agosto del año 2006.

No hay comentarios:

Familia Stilp

Familia Stilp
Maria Laura, Victor Jose, Maria Ines, Laura Ines, y German

FAMILIA

FAMILIA
Maria Laura, Maria Ines, German

Nacho y Jose

Nacho y Jose

Josefina y Abuela Laura

Josefina y Abuela Laura

Abuelos y Nacho

Abuelos y Nacho