jueves, 3 de diciembre de 2015

NOVO CABULARIO NATIVO (II)

Textos extractados del Tomo II de: Huaymocacasta… Inhibición histórica de la Argentina – autor: Víctor José Stilp Piccotte - ISBN Tomo II 978-987-05-3236-1 ISBN de la Obra Completa – cinco Tomos – 978-987-05-3234-7 S/Ley 11.723 Fecha de catalogación: 30/08/2007

Shincal - Londres - Catamarca


Por: VICTOR JOSE STILP PICCOTTE
Letra A (Am/Astico)

Am: —Prefijo— Partícula cardinal o morfema de origen Cacá, que al separarse de la composición del vocablo aglutinante pasa a ser corrupción fonética de “an” por “alto”. Vocablo Cacá que no encuentra similitud de significado en idioma Quechua. —Por ejemplo “Amconquija” por “Anconquija”—
Ama: Se interpreta como una negación. En realidad algo que está prohibido tocar. Es voz Quechua según Davies[1] que detalla lo prohibitivo. Para corroborar la presencia de la voz en Arauco, sirva la presente anécdota: Me encontraba en mi puesto de trabajo en la oficina de Secretaría general de la Municipalidad del Departamento Arauco, días después de la asunción como Presidente de nuestra madre y hermana República de Bolivia, del nativo Sr. Evo Morales, cuando expresé, en mi supuesta lengua castellana y cordobesa —canto aparte— “ama sua, ama llulla, ama ckella”. Y ante mi sorpresa, uno de los presentes repitió la frase en idioma Quechua, señalándome que las frases estaban asentadas en Arauco desde hacía mucho tiempo. El vocablo se utiliza en Arauco para señalar alguna acción que no es conveniente realizar. Por otra parte, debo decir que el morfema “ama” es correspondiente con un vocablo Cacá que conforma una pluralidad de voces que me inducen a imaginar una relación con “esencia” o “entidad” o “espiritualidad” —¿Metempsicosis?—
Aman: En Arauco se usa este vocablo para designar una fracción especial del Valle. Particularidad que lo diferencia de otro sector circunvecino. ¡Asha aman! Afirmando que ¡Asha —por el pueblo o paraje actualmente deshabitado— es un lugar especial! La palabra es Cacá, compuesta por los morfemas “ama” y “an”. —Se mimetiza en innumerables topónimos y nombres del Valle y regiones cercanas.— Ver “Amangasta”.
Amaná: Nombre de un pueblo ubicado cuarenta kilómetros al oeste de la ciudad de Patquía, sobre la margen norte del Río “las Tinajas”. —Ver “Amangasta”, “aman” y “ao”—
Amanao: —Quebrada de “Amanao”— Nombre que reconoce un accidente orográfico de las sierras ubicadas al oeste de la ciudad de Andalgalá, en la pcia. de Catamarca. —Ver “Amangasta”, “aman” y “ao”—
Amangasta: Nombre de un pueblo nativo desaparecido cuyos habitantes participaron en la resistencia a la primera invasión española en el valle —La parcialidad figura en el primer mapa del Paraguay confeccionado por Jesuitas en 1645— Formaba parte de la primera parcialidad[2] de una aldea que se ubicaba al sur del camino que une a “Pituil” —Departamento Famatina— con “San Blas”. —Departamento San Blas de los Sauces— Recibían órdenes de “Paxsipas” o “Paxcilpas” o “Palcipas” o “Palcipas”, etc. Cacique que es referenciado en el acto de Jurisdicción de la fundación de Londres de la Nueva Inglaterra. Lozano[3] lo cita en la región sur de la localidad de Londres, y data que es una palabra de origen Cacá cuyo significado se desconoce. Siguiendo a Quevedo[4], es una voz Quechua integrada por la castellanizada “gasta” de “llacta” o “llajta” que significa “pueblo”, y “aman” por la negación de algo en especial. —Es una quebrada en los faldeos del Ambato— Tomando como referencia el origen Cacá de “Amangasta”, debería contraponer “Amanao”, que es un vocablo traducido por los españoles con el agregado del posfijo “gasta” —”Amanao” por “Amangasta”— donde descubro “an” por “am” o “alto”, y “ama”.  La población denominada por los españoles como “Amangasta” se ubicaba en el “Valle de Olcavil”[5] —Traducido como “Olcagasta”— que se encuentra camino de “Yulcagasta”. —Actual “Campana” o “Campanas” en el departamento Famatina— Quevedo[6] afirma que… en el plano realizado por Cano y Olmedilla[7], se ubica el pueblo de “Amangasta”, junto a “Olcagasta” y “Paysipas” entre los pueblos de “Los Sauces” y “Pituil”. Como correlato cito que en el primer mapa del Paraguay realizado por los Jesuitas entre 1645 y 1649, figuran las parcialidades de Abaucanos y Amangastas, entre muchas otras. —Una reproducción del mapa citado, se encuentra en el libro de Roberto Levillier “Nueva crónica de la conquista del Tucumán”—
Amauta: Voz Quechua. Literalmente “Anciano sabio”. Es voz utilizada para designar a la persona que posee conocimientos superiores al resto de los pobladores. En el imperio Inca, “jamauta” se llamaba a los sabios, y la distinción resultaba similar en las regiones Quechua y Aimara. “Amauta” o “Jamauta” es la persona dotada de la capacidad de lectura en el Tahuantinsuyu. En definitiva, el que poseía conocimientos superiores y aconsejaba al Inca.
Amba: Por “aba”, que es una partícula cardinal o morfema de origen Cacá con el que se designa un determinado conducto de agua, a un río, o al cauce del mismo. La concurrente cita de topónimos que contienen el presente morfema, corrobora su relación con el morfema inicial “aba” del vocablo “Abaucán” —Por el Río, que une el actual noroeste catamarqueño y norte riojano— No resulta extraño, conjeturar sobre una corrupción fonética de “amba” por “aba”, o de “aba” por “amba”. En ambos casos el significado es el mismo. No debe confundirse su significado con el del morfema “ampa”. Como contraposición, no debe descartarse que el morfema “am” haya corrupto al original “an”.
Ambargasta: Denominación de una parcialidad nativa citada en el primer mapa del Paraguay elaborado por los Jesuitas en 1645, asentada en el actual oeste catamarqueño. Es también el topónimo que designa al cordón montañoso que se ubica al norte de la confluencia de las rutas Nacionales Nº 60 y Nº 157, en el límite interprovincial de Santiago del Estero, Catamarca, y Córdoba. —Al norte de las Salinas Grandes— Este cordón montañoso es conocido en el Valle dado que el trazado de la ruta Nacional Nº 60 – vía quebrada de “La Cébila” – conecta Aimogasta con el lugar. En la composición del vocablo encuentro “amba” complementado por “ar”, y “gasta” como traducción española de “vil” y “caj” por “pueblo”. Ver el topónimo “Ambato”. Quevedo[8] cita a Lozano[9], quien a su vez afirma que “Ambaragasta” es un asentamiento cercano a Famatina.
Ambato: Por la sierra de Ambato. También es voz que designa al cerro “El Manchao” —¿Volcán apagado?— que corona la sierra del mismo nombre. —Límite oeste de Catamarca con La Rioja— Siguiendo el orden de la lengua general establecido por la “biblioteca”, debo decir que “bato” es alteración de la palabra “Matu” por “maldad” o “maligno”, y “am” de “an”. Por lo tanto la palabra “Ambato” es correlato de “alto de la mala fe”. Para Quevedo[10] significa “El adivino del alto” o bien “el malo del alto”, frase que certificaría el carácter “movedizo” o de “tembleque” que ha sido otorgado al cerro “El Manchao”. —Sus movimientos, con permanentes avalanchas y derrumbes de tierra, arena y piedra, son conocidos por los habitantes de los faldeos de la sierra catamarqueña, y por aquellos que habitan en el Valle— Debo acotar que en la República de Ecuador existe un núcleo urbano con el nombre de “Ambato”, por lo cual cabe la presunción de un origen quechua del topónimo. Sin embargo, es probable que el vocablo haya sido apropiado de la lengua Cacá, pronunciado “Ampato”, como variación lingüística para designar al “lagarto”. En realidad, el cerro de cuatro mil quinientos cincuenta y dos metros de altura sobre el nivel del mar, divide los dos cordones que integran las estribaciones serranas al oeste de la ciudad de Catamarca. —”Sierra del Manchao” hacia el norte, y “Sierra de Ambato” hacia el sur—
Ambil: Nombre de un pueblo ubicado en una de las márgenes de la Ruta Nacional Nº 69, al sureste de “Santa Rita de Catuna”, antes de “Desiderio Tello”, y al oeste del pueblo de “Milagro”, en la región conocida como “Llanos riojanos”. “am” de “an” por “alto”, y “bil” por “vil” o “lugar”. No debe descartarse una analogía con la voz “ani” que en Cacá designa al “cielo”. El lugar se caracteriza por la excelencia de sus aguas termales – desaprovechadas al momento de editar el presente libro – y por el valor arquitectónico del edificio religioso – foto – que ha perdido el cerramiento superior y también, parte de sus paramentos.
Amblao: Vocablo nativo con el que se denominaba – Lo he percibido con ese nombre en las dicciones de los pobladores de mayor edad – al actual “Río Pomán”. Voz Cacá, donde se observan – como prefijo y sufijo – a los morfemas “am” por “an” o “alto” o “altura”; y “ao” por “pueblo”. Presumo una corrupción que ha anulado el morfema “aba” designando al “río”. Quevedo[11] conjetura sobre un vocablo de origen Cacá similar a “ambalao”, donde “bal” señala algo que se encuentra alrededor de… Luego certifica que es un puesto – lugarejo – ubicado en las adyacencias de Saujil en los faldeos occidentales de la Sierra de Ambato, Provincia de Catamarca.
Amichu: También “Amichi”. En la voz percibida en Bañado de los Pantanos representa la mímesis de una cosa, o la réplica de algo. —Según Davies[12], en quichua santiagueño se denomina de esta manera al huevo que posee dos yemas—
Amilgancho: Nombre de un paraje ubicado al oeste del pueblo de “Bazán”, sobre los faldeos de la sierra de Velasco inmediatamente al norte de la ciudad de “La Rioja” en dirección a la ciudad de “San Fernando del Valle de Catamarca”. —Cinco kilómetros al oeste de la ruta Nacional Nº 38— Quevedo[13] cita que “ancho” puede ser corrupción de “anlo” o “anto” que designa al “sol naciente”. —Ver topónimo “Anti” y “Aminga”— En el año 1629, el pueblo indio de Amilgancho era gobernado por el cacique Juan Sanati”.[14] Esta población figura en el mapa del Padre Jolis —1767 – 1789— Quevedo[15] cita “Amilgancho”[16] como un pueblo cerca de La Rioja. No debe descartarse una corrupción del morfema Cacá “ango”[17] por “aguada”, en “ancho”.
Aminga: Por el “Cerro Aminga” o “Cumbre de Aminga” de 3930 Msnm. cuyas vertientes conforman el Río del mismo nombre, el cual se encauza hacia el valle por la “Quebrada de Aminga”. —Ver “Aminga”—
Aminga: Nombre de la ciudad cabecera del departamento Castro Barros, ubicada entre “Anillaco” y “Chuquis”. —Es uno de los pueblos que integran la “Costa riojana”— El asentamiento nace en el ingreso a la Quebrada de “Aminga” sobre los faldeos de la sierra de Velasco. Según Lozano[18] —También Nardi[19]— su voz es corrupción de la palabra Quechua “Aminca” que significa “Alto del Inca”, ya que como he descripto anteriormente, “an” significa “alto”. Quevedo[20], asevera que la partícula “am” como corrupción de “an” tiene relación con el “alma” y el significado de la palabra sería el de “Inca del alma”. —De ser vocablo Cacá, correspondería la etimología “Aminca”, donde “am” es “an” por “alto”, “in” es voz sincopada para designar “ani” o “cielo”, y “ca” por “atesorar”— El Padre Pedro Antonio de la Colina en el empadronamiento de Los Sauces del Valle de Arauco de 1795, cita un paraje “Aminga arriba” y otro “Aminga abajo”. Según Díaz[21], el pueblo es mencionado en documentos de 1682 —Jorge Ponce[22] “El encuentro o Tinkunaco en Aminga” también cita este dato— Como primer dato aleatorio, cito que en 1685 se llama a concurso para proveer de elementos a las encomiendas de Aminga —También para las de Aimogasta y Machigasta— uno de los opositores es Bartolomé Ramírez de Sandoval. —Hijo de Pedro Ramírez de Contreras, restaurador del Fuerte del Pantano—[23] Como segundo dato aleatorio acoto que la fantástica “Quebrada de las cruces” —3500 Msnm— desemboca en la “Quebrada de Aminga”.
Amoyamba: “Amoyambo” o “Aimoyamba” es el nombre de una parcialidad nativa citada por los Jesuitas en el primer mapa del Paraguay, confeccionado entre 1645 y 1649, que se ubicaba en el triángulo formado por las parcialidades de los “Machigastas”, “Abaucanes” “Andalgalás”. Su cacique[24], de nombre Bartolomé[25], descendiente del linaje Calsapi[26] —Según Quevedo[27]— resultó influido por el falso Inca Bohórquez y Girón —Pedro Chamijo— y se levantó en armas en contra de los españoles participando en diversos combates; lamentablemente, el final del falso Inca, junto al cacique y el pueblo de Amoyamba, resultó ser el mismo. —El asentamiento nativo desapareció en una fecha anterior a 1776— Durante los primeros años del tercer milenio, en terrenos ubicados sobre una huella que conecta el antiguo camino Londres/Pomán, se realizaron tareas de desmonte y colocación de cañerías subterráneas. En ese sitio se descubrió un importante yacimiento arqueológico que induce a presuponer el asentamiento de un pueblo nativo —¿Amoyamba?— lamentablemente la ausencia de una “organización de recuperación patrimonial” hace imposible la concreción de trabajos de excavación, y sólo deja abierta la puerta de la especulación sobre el impacto que produciría su develamiento —Arqueológico— dadas las conexiones históricas puestas en juego para su redención existencial. Sin descartar que la palabra tenga un origen anterior certificado por la ¿influencia aymara? —Aunque la raíz “llam” o “llan” por “yam” o “yan” es propia del Quechua— realizo un juego semántico al separar las partículas: “an” por “alto”, “mo” cuyo significado deriva en la palabra “ennegrecer” u “oscurecer”, por lo tanto, y tal como asegura la biblioteca “riojana” la palabra compuesta “Amoyamba” designa una “zona o terreno alto ¿de color oscuro? y húmedo”. —La tierra en cuestión es de color rojizo, y húmeda por los derrames del río “Pucamayo”— Como lo precedente ignora al morfema “yamba”, debo realizar una interpretación ulterior donde las partículas “ya” y “amba” expresan un significado. En tal sentido, debo acotar que “Yacspa” se llamaba el cacique de “Amangasta” para la misma época, y en el mismo nombre se destaca la partícula “ya” como morfema que señala “añadidura” o “agregado”. —”co” es “agua”, y “yaco” es “aguada”— finalmente, el morfema “ya” se reconoce en diferentes nombres y topónimos de la región —”Yacampis” por ejemplo— y su significado deriva en los dos idiomas andinos hablados en la zona. —Quechua y Cacá— como corrupción de “y” por “ll”. Igual traslación sucede con la voz “amba” por “aba” que significa “río”… En conclusión, la versión Cacá del vocablo admite interpretar a la palabra “Amoyamba” como una voz compuesta – que se utilizaba para el laboreo de la tierra – “los padrones cotejados mencionan este pueblo antes de 1760. Censos posteriores no citan al pueblo de Amoyamba”
Ampa: —Como prefijo— Morfema de origen Cacá que señala un lugar apto para avistar, vislumbrar, advertir, etc. “Ampalla”, “Ampayan”, “Ampata”, “Ampauaya”, “Ampallo”, “Ampahango”, etc.[28] —Como infijo— “Culampajao”, Lampasillo”, “Amampachala”, etc.[29] —Como sufijo— “Yalampa”, “Sigampa”, “Chanampa”, “Yanampa”, “Casampa”, “Aysampa”, etc.[30]
Ampatu: También “Ampatoo” o “Hampatu”. Voz Quechua utilizada para designar a los anuros —Sapo— En algunos sectores del valle se utiliza para designar a un tipo de lagarto. —De colores brillantes— Bravo[31] asegura que “ampatu” es “sapo”, y que “Ampatu cajonero” es una clase de sapo cuyo canto semeja la percusión de una caja. Sin embargo no debe descartarse un origen Cacá. —Ver topónimos “ampa” y “Ambato”—
Ampy: También “Ampiy”. Voz Quechua que se utiliza para designar a los elementos que sirven para curar las enfermedades. “Medicina”. —Por extensión Ampiy es la acción de curar—
Amuchi: Conjeturo al vocablo como originario del Cacá que en la actualidad es utilizado para designar los restos de la algarroba molida. En realidad, sus semillas o lo que queda —De la molienda— en los morteros luego de ser tamizada. —He recopilado la misma voz como “Amuschi”— Estas semillas se colocan en un contenedor especial con agua potable. La bebida que se obtiene es de alto contenido alcohólico, y se llama “añapa”.
Amuschina: Nombre de un pueblo ubicado entre “Suriyaco” y “Tuyubil” en el departamento San Blas de Los Sauces. —Pueblo que formaba parte del Valle Vicioso— “La última parcialidad sobre el río de Los Sauces”[32] Tomando en consideración el topónimo anterior, el significado de la palabra concatenaría la designación de un pueblo que se dedicaba a la elaboración de productos del algarrobo. —Toma sentido la presunción del morfema “mu” por “color” y “mushi” o “muschi” o “muxi” que en Cacá designaría a una especie de “barrica de color…” o “costal” o “talego”— Aunque no desestimo una variante Quechua que haya sido corrupta fonéticamente, discurro sobre el sentido polisintético del vocablo. Quevedo cita la población en 1898 con el nombre de “Amuxina”.
Amuy: Ver “Haimuna”. Respecto de este vocablo, acoto que no comparto la presunción de Díaz[33], ya que el vocablo “Aimogasta” no contiene a este morfema.
An: —Como sufijo— Partícula cardinal o morfema de origen Cacá con el que se designa un lugar o elemento que se supone “alto”. “Huanpichian”, “Simanan”, “Huasan”, etc.[34] —Un lugar superior como prefijo— “Anchayo”, “Anjuri”, “Ancai”, “Antalpa”, “Anchoca”, “Ancajuli”, etc.[35]
Anaq: Voz Quechua. Todo aquello que se encuentra en el estrado superior. Por analogía “Cielo”. Lo que está por encima – “arriba” – de todas las cosas.
Anaqmanta: Vocablo andino. Literalmente: “El cielo”. “Desde arriba”.
Anca: “Anka” Voz Quichua de Santiago del Estero. Designa al “Águila”.
Anca: También “Ancaa” —¿Derivación de la palabra castellana?— Vulgarismo usado para designar la cadera de una mujer con un cuerpo desproporcionado. También se usa en el caso de la hembra equina. “an” por “alto” y la partícula “ka”. Según Nardi[36] y Quevedo[37] es una partícula demostrativa, por lo tanto su función es señalar; por ejemplo “en tal lugar”, o “en el alto” —No contengo con ello el significado dado por el vulgo— “En el departamento Arauco en el límite con la provincia de Catamarca —departamento Pomán— en una zona cercana al Salar de Pipanaco, al sur del puesto de “La Canchita” existe un campo denominado “Villanca”.
Ancaco: Voz compuesta recogida en Bañados de los Pantanos —1999— según el relator, es “Agua en lo alto de la montaña”. Conjeturo su origen Cacá.
Ancali: Voz que representa al personaje de una leyenda popular. Fue incorporada en el lenguaje de los arauqueños dada su presencia en las narraciones mitológicas andinas. En realidad “Ancali” fue un nativo que habitó en el pueblo de Colpes en 1644. Los historiadores afirman que el vocablo significa “hombre alto y valiente”. A pesar de que en la palabra compuesta se observa un morfema Cacá, “an”, y otro Quechua, “cali” por “valiente”. Estoy convencido de que es voz Cacá, e indudable apellido de un linaje de caciques. —Por eso trascendió— su significado fue tomado de la zona donde se ubicaba el pueblo —faldeos del ambato— y seguramente el morfema “ca” señala aspectos de la orografía del lugar, y “li” por “pi”, o detalle que señala el vocablo anterior. —Probablemente un cerro o montaña con forma de punta—
Ancasti: Nombre del cordón montañoso —sierra— que abre al este de la ciudad de “San Fernando del Valle de Catamarca”. También es el nombre de una población ubicada en los faldeos del cordón montañoso citado, ubicada al sur de la ciudad capital de la provincia. —Ver “Ancali”—
Ancestros: “Ancestral” Vocablo utilizado para designar todo aquello que se relacione con el pasado arqueológico de la Región. —A continuación realizo una breve síntesis— A— Cultura “Tafi” se ubicaba al oeste de la actual provincia de Tucumán entre 400 AC y 1000 DC. Utilizaban el cultivo agrícola en terrazas, la domesticación de la llama, y el uso de cerámicas y fundición de cobre con caracterizaciones felinas. B— Cultura “Alamito”, se ubicaba en el centro y oeste de la actual provincia de Catamarca entre 200 y 400 DC. Usaban morteros y fuentes de piedra, manteniendo el símbolo felínico. C— Cultura “Cóndor Huasi”, se ubicaba en el centro oeste de la actual provincia de Catamarca y norte de la actual provincia de La Rioja, hasta 800 DC. Su característica principal fue el moldeado y modelado de objetos en oro, al que se adjuntaban piedras semipreciosas. Se inicia el proceso de conocimiento y utilización del “cébil” y a través de su inhalación, la consolidación de sacrificios humanos y animales. De la época se conocen pipas para inhalación del cébil y hachas ceremoniales. D— Cultura “Candelaria”, se ubicaba en el centro y norte de la actual provincia de Tucumán y zonas aledañas del sur de la actual provincia de Salta, entre 200 AC hasta el 1200 DC. Se destaca el trabajo agrícola, pinturas y cerámicas con seres antropomorfos y fantásticos, y la inhumación de niños y adultos en urnas cerámicas. E— Cultura “Ciénaga”, se ubicaba en los territorios de las actuales provincias de Catamarca – Belén – La Rioja, y norte de San Juan, entre 300 al 600 DC. Se caracterizó por el moldeado de artesanía en oro y bronce, y por el culto a felinos, batracios y diferentes animales carnívoros. De la época se conocen pipas para inhalación del cébil, e instrumentos musicales. —Ocarinas y silbatos— F— Cultura “Aguada”, se ubicaba en los territorios de las actuales provincias de Catamarca – Belén – La Rioja, y norte de San Juan, entre 600 al 850 DC. Los principales baluartes fueron su aporte agrícola y textil, pero sin descuidar el proceso de fundición de metales – oro y cobre – Además, dieron inicio a la construcción de “alpataucas” y a canales de riego artificial para los sembradíos. Entre sus costumbres religiosas se inserta el tatuaje corporal, hecho que origina el surgimiento de una “moda” de escoriaciones carnales representadas en el Gran Shaman de los sacrificios que se presentaba a sus hermanos revestido de una piel de felino —Puma o León americano— Su cultura musical superó a la predecesora incorporando flautas confeccionadas con huesos humanos. En la faz defensiva se desarrolló un período de perfeccionamiento en sistemas de protección y armamento. G— Cultura “Cacá” —”Pulares, Diaguitas o Calchaquíes”— con influencia en la actual provincia de La Rioja, que se ubicaban en los Valles ubicados al sur del Lago Titicaca con extensiones hacia el norte de la actual provincia de Mendoza, a partir del año 1200 DC. hasta la llegada de los invasores españoles. H— De sus variables, especifico a la Cultura “Sanagasta” individualizada por su desarrollo textil, que alcanzó una gran variedad de tejidos. I— La Cultura “Santa María” diferenciada por la confección de discos o escudos de bronce y oro – mayores a los 35 cm de diámetro – con motivos zoomorfos y de serpientes. J— La Cultura “Huárpida” desatacada por la altura de su población – 1,70 mts. los hombres y 1,60 mts. las mujeres – que se sometían a una deformación tabular erecta de su cráneo. Fueron expertos en la faz textil y en el moldeo de oro, bronce y cobre. En esta etapa histórica se da inicio a la influencia quechua que genera la aparición de “ayllus” y del culto a las “huacas”. Se elaboraban bebidas fermentadas de alta graduación alcohólica y pan de patay. Cazaban animales y también domesticaban a otros. Compusieron un Panteón de divinidades principales, entre las que ubicaban al Sol, la Luna, el Rayo, el Trueno, el Relámpago. Hecho que origina la aparición de “Zupcas” y “Huilicas”. Sacrificaban a humanos y animales, infundidos en ritos de fertilidad y de iniciación sexual masculina – circuncisión – que comandaban los “Señores Felinos” divididos en Sacerdotes, Curanderos y Adivinadores, entre otros más. Aspiraban e inhalaban a través de pipas el polvo extraído de la molienda del cébil. K— Finalmente la denominada Cultura “Belén” Con características similares a la anterior.
Anco: Su significado se confunde con “anca”, a pesar de que es una voz utilizada para designar a un tipo de zapallo pequeño muy dulce que se usa como alimento. También “Ancu” donde “an” —a diferencia del carácter primigenio de “alto”— designa a todo aquello que es “desproporcionado” o “voluminoso” por lo cual es una voz utilizada para designar a las calabazas de gran tamaño. Diminutivo “anquito” —En los comercios que se dedican al expendio de verduras, se lo conoce como zapallito coreano. Ignoro el motivo— Davies[38] incorpora el término del quichua santiagueño “Awankana” No descarto que “anco” sea vocablo devenido en el morfema Cacá “ango” o “anjo”, por “aguada” o “lugar con agua”.
Ancua: Vocablo que se utiliza para señalar al pororó, o maíz pisingallo que se abre por acción del calor. —Tostado sobre el fuego— Popularmente se designa al producto como “Palomitas de maíz”.
Anchera: ¡Te voy a pegar – golpear – con la…! En el juego de canicas es la bola con mayor realce – la más vistosa o la que posee mejores colores – se dice que es la que mejor “pega” o “golpea”. También he percibido a la palabra como un mote con el que se designa al hombre o mujer que poseen pies grandes.
Anchu: Vocablo corrupto del ¿Quechua? Designa a una planta cuyos frutos semejan porotos.
Anchumbil: Nombre cacá de una pequeña y majestuosa cañada natural hendida entre rocas “oxidadas” por el tiempo y la acción de los agentes climáticos. Se ubica a 7 Km. de la ciudad de Villa Unión, en la pcia. de La Rioja. En uno de los paredones se descubre una interesante grafía nativa de carácteres zoomorfos y antropomorfos, contemporánea con la cultura Cacá. La “biblioteca riojana” asegura que el lugar formó parte del antiguo camino nativo andino, utilizado por los Incas durante el periodo de impostación que llevaron a cabo desde el Shincal. —Los Incas sólo refuncionalizaron el trazado— en el vocablo se observan los morfemas “an” por “altura”, “chu” como infijo – ver “chu” – y “vil” de “huil” por “lugar” o “zona”.
Andalgalá: En los mapas consultados en el Instituto Geográfico Militar figura como “Andalhuala”. Nombre de un pueblo de la provincia de Catamarca, vértice del antiguo “valle de Londres” con las localidades de “Colpes” al sureste, y “Belén” hacia el suroeste. Conjeturo que es corrupción de la voz “Antalcalao” por “Andalgalao” —El “ao” ha sido corrupto y la “t” ha pasado a “d” por errores en la lectura y posterior reescritura sobre la caligrafía “gótica” de los escribidores de la época— Su significado varía según los investigadores. “ao” como sinónimo de pueblo, “an” como “alto”, y “talca” es voz Cacá que significa “huanaco”, por lo tanto la palabra compuesta sería “Antalcalao”. —Andalgalá— La documentación existente demuestra que algunos pueblos nativos de la región de Andalgalá, fueron reubicados en el Valle de Huaco entre 1625 y 1627. —En las cercanías de Sanagasta—
Andolucas: También “Andullucas” —”Andalúca” con este topónimo cita el Instituto Geográfico Militar en la hoja topográfica correspondiente, a un cordón montañoso ubicado en las proximidades del Cerro Negro, provincia de Catamarca—. Nombre de un pueblo ubicado entre “Suriyaco” y “Amuschina” en el departamento San Blas de Los Sauces. —Pueblo del Valle Vicioso en el límite con Catamarca— Los pobladores citan “Lugar del sol”. He observado diferentes acepciones para este topónimo, que no figura en los actas de las primeras ciudades, y me permito conjeturar si el significado ¿Discurre sobre el carácter fálico de algún aspecto relativo a la orografía adyacente? “Antoluca” es un vocablo que he recuperado en Aimogasta con el significado… “Montaña – por altura – que deja nacer al sol”. En la actualidad, Andolucas es uno de los balnearios más importantes de la provincia de La Rioja, y punto de referencia para el noroeste.
Anguil: Por el “Río Anguil”, que en temporada estival tributa su cauce al “Río Tuyubil” a la altura del poblado de “Amuschina”, en el departamento San Blas de los Sauces. Es un vocablo Cacá.
Anguinan: Nombre de un pueblo ubicado al sur de “Malligasta”, sobre los faldeos surorientales de la cadena del “Paiman” en el departamento Chilecito. “an” por “alto”, “gui” por “qui”, y la terminación “nan” de “nao” por “ao”. El pintoresco poblado se ubica al sureste de la ciudad de Chilecito; frente a la plaza principal se eleva una capilla cuyos cimientos fueron realizados en las primeras décadas del siglo XVII. El templo esta dedicado a Santa Rosa de Lima y forma parte del Patrimonio histórico de Argentina. Ignoro si es correcta la transcripción del morfema intermedio aunque intuyo “Anquinao” —Al norte de “Anguinan” existe un pueblo llamado “Tilimuqui” – ver “Tulisquin”— En 1595, Anguinan era gobernado por el cacique Miguel Ayorca, que era el jefe de los malones que asolaban la región de Londres.[39] En 1607, cuando los españoles ocupan el valle de Chilecito, Juan Ococha era el curaca de Anguinan.[40] En 1702, Isidro Cabilaba era el curaca de Anguinan.[41]
Angulo: —También “Angulos”— Nombre de un pueblo ubicado al suroeste de “Chañarmuyo” en el departamento Famatina, sobre la ruta Pcial. Nº 11 Aparece nuevamente el morfema “an” por “alto”. —Ver el topónimo “andolucas”— En esta localidad se encuentra el santuario del “Niño de Gualco”, que cobija una imagen del niño Dios sosteniendo al mundo. Esta imagen, según acotaciones de los habitantes del lugar, fue hallada en el “Paraje de Hualco” distante cuatro kilómetros de Famatina, por Cariaco Reartes, quien escuchó el llanto de un niño durante el transcurrir de una tormenta de verano. Pasado el vendaval decidió buscar al niño que lloraba, y sobre un barranco encontró una pequeña vasija de barro con la imagen en su interior.
Anharilla: —También “Angarilla”— Voz con la que se designa a una arcaica forma de transporte de materiales para la construcción —En la antigüedad se usaba para trasladar personas— conformado por dos palos longitudinales atravesados por palos pequeños —atados, como escalones— que es soportada y acarreada por dos o más personas. En los relatos de los cronistas españoles, y en forma especial en las crónicas de los mestizos, emerge la denominación de “anharilla” al elemento con el que transportaban a los emperadores Incas. Con especial atención he tomado el relato de la llegada de Huayna Cápac al extremo norte de sus dominios territoriales —actual sur de Colombia— y sobre cómo lo trasladaban para que muriera en el Cusco, pues estaba contagiado de Viruela. “Anga” es voz Cacá, alomorfo o morfema. —Nardi[42]“angarillada” es la cantidad de materiales de construcción que se transporta de una sola vez.
Ani: —Prefijo— Partícula cardinal o morfema de origen Cacá con el que se designa al cielo. —Bóveda celeste— “Anican”, “Anilay”, “Anilian”, “Animaná”, etc.[43]
Aniaupataca: Voz aglutinante —Resguardada en 2002— Su significado, según el relator, es una “Atalaya – elevación – para observar ¿al cielo?”. Los morfemas transfieren un origen Cacá.
Anillaco: También “Aniyacu”. Por el nombre del pueblo que se ubica en la provincia de Catamarca, doce Km. antes de las Termas de Fiambalá. En el lugar se protege un oratorio dedicado a la Virgen del Rosario. A diferencia del “Anillaco” riojano, el pueblo catamarqueño ha sido citado por los primeros españoles.
Anillaco: “¿Una reducción española del pueblo nativo, citado en forma precedente?” En este caso, el morfema señala a un pueblo del departamento Castro Barros ubicado sobre los faldeos de la sierra del Velasco, entre “Aminga” y “Los Molinos”. —Costa Riojana— “Anillaco” se encuentra sobre una ladera de la “Quebrada de la Sierra” la cual es coronada por el “Cerro Irucho”. —4132 Msnm— El significado varía según el intérprete. En las traducciones de la toponimia riojana se la interpreta como voz Quechua polisintética, donde “Ani” significa “cielo” y “Yaco” por “Yacu” que es “agua” o “aguada”. Su denominación correcta… “Aguada del cielo”. Davies[44] incorpora los términos del quichua santiagueño para la misma palabra “Anajyacu”. En voz Cacá polisintética, algunos historiadores presuponen el morfema “an” por “alto”, y “co” por “agua”, en definitiva “Agua en el alto”, claro que hacen caso omiso del morfema intermedio. A raíz de la recopilación de voces y diálogos de la zona, conjeturo su origen Cacá señalando “ani” por “cielo” y “llaco” por “yaco” o “aguada” o “laguna”, en definitiva, “aguada o laguna del cielo” —En la actualidad es imposible cotejar esta versión, dado que el pequeño hilo de agua que conforma el río “Anillaco” no fluye hacia la supuesta aguada, ya que es utilizado para el riego de las fincas.—
Animaná: Nombre de un pueblo de Salta, ubicado al noroeste de “Cafayate” en los denominados “valles calchaquíes”. Probablemente el nombre original se reconozca como “Animanao”. —”ani”, “ma” como “color determinado”, y “ao”—
Animatacana: Voz con la que se designa a un pueblo nativo que desapareció tras el “alzamiento calchaquí” del siglo XVII. —Al noreste del pueblo de Udpinango, y al suroeste del actual Arauco existen restos arqueológicos que podrían corresponder al asentamiento. En la recorrida visual he relevado áreas con restos de paramentos ¿de piedra tallada o rodada?, y sectores con “calles” o “sendas”— Los “mapas” del siglo XVII lo ubican al sur del Bordo de Arauco[45] —al sur de Aimogasta— Los morfemas “ani” y “ma” ya han sido explicitados; “taca” o “tacana” —En idioma quechua señala la acción de clavar— por “silencio” o “elipsis”, y “a” por “ao” o “pueblo”. Díaz[46] por su parte, asegura que es vocablo Quechua y “Tacana” es voz que señala a una especie de martillo que se utiliza para machacar en el mortero”. Finalmente, acoto que la terminación “can” designa un faldeo serrano en el departamento Arauco llamado “Talacán”. —Insinúo a las nuevas generaciones poéticas, profundizar en los estudios técnicos sobre el dibujo o planta general que figura en el libro histórico de la escuela Nº 51 “Provincia de Jujuy” Dpto. Arauco. Al respecto, en el Tomo IV de la obra literaria “Huaymocacasta” cito la nota realizada por el Agrimensor Cornelio Sánchez Oviedo, que figura en el capítulo que versa sobre el olivo de Arauco— La actual vertiente denominada “ciénaga” llevaba por nombre “Animatacana”
Anivil: Voz aglutinante guarecida en Anillaco, Dpto. Castro Barros —1998— “Lugar en el cielo”. Presumo, por las citas precedentes, un origen Cacá.
Antarca: —Se dice “Pa’ Antarca”— Voz de origen andino que se utiliza para designar la acción de caer de espaldas sobre el suelo, o de arrojarse sobre el suelo o el piso con el rostro hacia arriba. “antarquear” significa “colocar a alguien de espaldas”. “antarca” es un vulgarismo que designa a los fallecidos que son colocados con el rostro hacia el cielo. ¡Estás antarca! por ¡Estás muerto!
Anti: —Como prefijo— Voz utilizada en Arauco para designar al sol cuando se encuentra en el cenit. —mediodía— He interpretado en algunas locuciones, que la voz “anti” se muda a “anto” cuando el sol se encuentra en el naciente —sobre las cumbres de la sierra de Ambato— y cambia en “antu” —cuando el sol se pierde tras las cumbres de la sierra de Velasco— “Antu” o “Anchu” o “Aunchu” por “sol de la tarde”. “Anti” o “Anchi” o “Aunchi” por “sol del mediodía”. “Anto” o “Ancho” o “Auncho” por sol de la mañana. “Antinaco”, “Antofaya”, “Antuasco”, “Antico”, “Antoluca”, “Antusaca”, etc.[47] Cabe acotar que “Antu” es voz araucana que significa “sol”.
Antihal: También “Antigal”. Voz andina que se utiliza en Arauco para designar a un “cementerio” o “camposanto”. En realidad es la zona donde residen los muertos. Respecto de esta palabra, seguramente corrupción de otra, se concatena el culto o respeto hacia los muertos del pueblo. Es singular la apreciación del Inca Garcilaso en sus “Comentarios Reales” al narrar que “halle cinco cuerpos de los reyes incas, tres de varón y dos de mujeres (…) el tercero era Huayna Cápac, hijo de Tupac Yupanqui y tataranieto de Inca Viracocha (…) estaban con sus vestiduras como andaban en vida (…) estaban sentados como suelen sentarse los indios y las indias. El padre Acosta hablando de uno de estos cuerpos (…) dice que estaba el cuerpo tan entero y bien aderezado con cierto betún, que parecía vivo, los ojos tenia hechos de una telilla de oro, tan bien puestos, que no le hacían falta los naturales. (…) yo confieso mi descuido que no los miré tanto.” Por su parte, Polo de Ondegardo, según narran Sarmiento de Balboa y Cobo Peralta[48] “Había conseguido reunirse con los huesos “momias” de los antepasados citados por Garcilaso, y, además, con los despojos mortales de Sinchi Roca, Lloque Yupanqui, Mayta Cápac, Cápac Yupanqui e Inca Roca” —Maquiavélico intento, con el fin de erradicar la “idolatría satánica” que coexistía en los nativos, y que, como he desarrollado en el primer tomo de la obra, derivó en la implementación de las “Visitas de Extirpación de Idolatrías”—
Antinaco: Nombre de un pueblo ubicado en el valle del mismo nombre, camino hacia el valle de “Famatina” luego de cruzar la localidad de Pituil. —Desde Pituil, camino hacia Capayán, entre los pueblos de “Tres árboles” y “Barreal blanco” nace una ruta hacia el este que conduce al pueblo de “Antinaco” – Valle del Dpto. Famatina— Se observa en el vocablo la presencia del morfema “co” por “agua”. El pueblo se asienta sobre los faldeos occidentales de la Sierra de Velasco. Respecto del morfema inicial debería relacionarse con la voz “Famatina”. —Ver “anti” y “animatacana”—
Antu: “Pheuticus aureoventris”. Denominación del ave conocida como “Rey del bosque”.
Antuasco: Voz aglutinante —Resguardada en 2004— cuyo significado – según el relator – es… “Aguada del atardecer” —¿Sol?— Conjeturo un origen Cacá.
Antusaca: Voz aglutinante —Resguardada en 2004— cuyo significado – según el relator – es… “Montaña oculta ¿por el atardecer?” —¿Sol?— Conjeturo un origen Cacá.
Añapa: ¿Voz Cacá? corruptela de la palabra original “aniapa” —nuevamente “ani”— también se la conoce como “Ñapa”. Voz que se utiliza para designar una bebida que se consume antes de la fermentación de la semilla del algarrobo. En quichua santiagueño es un postre que se prepara con algarroba disuelta y mezclada con agua antes de la fermentación.
Añapera: Hormiga del Algarrobo. En realidad es una hormiga pequeña de intenso color —rojo con el sol directo y negro en la sombra— Según Davies[49], en Santiago del Estero a la pera del monte se le denomina “Sachapera”
Añay: Vocablo andino. En Santiago del Estero “Acción de insultar”.
Apacheta: La voz Quechua “Apachita” apareció escrita… “Luego de las guerras contra los conquistadores” —Según cita Duviols en 1977— En realidad es un montículo de piedras que se ubican al lado de los caminos, y en las abras de las serranías andinas. La Biblioteca conjetura que fue un tipo de monumento Inca, o de una cultura anterior —Chupasitas, las denomina Molina del Cusco en 1575— su significado es el mismo en Quechua que en aymará. Puede ser una Huaca o sitio donde los indígenas rendían culto a los ancestros. También se afirma que es una ofrenda que se realiza a la madre Tiempo o madre Tierra. —Variación post amerindia de la diosa Pachamama— En quichua santiagueño es un montículo de piedras que se coloca en honor a la Pachamama. —Al suroeste de Chicoana, en la provincia de Salta, se encuentra el cerro “Apacheta” de 3870 Msnm.—
Apaco: Voz utilizada para designar a “Zupay”. Sinónimo del mal o del “diablo” —aunque sin el carácter maléfico que se le da a éste último en las religiones occidentales— ¡Cuidado que viene Apaco!
Apasanca: Vocablo andino. En Santiago del Estero designa a la araña.
Api: Vocablo Quechua. Designa a la Mazamorra.
Apillar: También “Apilla” o “Apiya” o “Pillar”. Como acción de “atrapar” o “Asir”. En quichua santiagueño, la voz “Apiy” significa “agarrar, capturar, asir, tomar, prender, atrapar, empuñar, coger, poseer, tener”.
Apir: Voz que se utiliza para designar a la persona que transita con mulas. “Apiri significa arriero en quechua peruano”.[50]
Apu: —Prefijo— Vocablo que en idioma Cacá probablemente señala al “que gobierna”. Por traslación, al “cacique” o al “señor del valle”. —Resulta factible una conexión con vocablos Quechuas, o araucanos— “Apulchao”, “Aputiya”, “Apuyaco”, “Apulca”, “Apunco”, etc.
Aputiya: ¿Nombre de un cacique Cacá? Es una voz que se confunde con el vocablo “Aspitilla” o “Aspitiha” citado por investigadores e historiadores. En la leyenda de la ciudad perdida del Pantano, aparece este nombre designando al “Morador que protege al fuerte” —Tal vez sea el nombre del nativo que se transformó en Qamayoq “Centinela” o “guardián” del Fuerte— Se cree —Quevedo[51] entre otros— que era el nombre de un cacique cuyo pueblo —¿Del mismo nombre?— se ubicaba contiguo a los pueblos indios de la región del Pantano. [52] En la etimología del vocablo, se observa “apu” por “señor”, y “tiya” por “tilla” o “trono”. Resulta interesante una convergencia de este morfema “apu” hacia el sufijo “apa”, con el que se señala al supremo dios de la civilización Cacá, que he percibido como “Antoapa”. ¿”Tonapa”?
Apuyaco: Nombre de un pueblo ubicado entre “Mutquin” y “Mischango” sobre los faldeos del Cerro “El Manchao”.[53] 1800 Metros S/M. Sierra del Manchao en la provincia de Catamarca, como continuación hacia el norte de la Sierra de Ambato.— Quevedo[54] lo cita como “Apuyacu” y afirma que significa “aguada del señor”. —”apu” por “señor” y “yacu” de “yaco” por “aguada”— El asentamiento se encuentra sobre la traza de un camino de montaña —2000 Msnm— que une las localidades de Rincón, Mischango, Apuyaco, Mutquin, Rosario de Colana, y Pomán.
Aquisquinar: Es una voz aglutinante y polisintética andina, la cual ha sido trasladada por el vulgo transformándose en una frase popular… ¡Te vas aquisquinar! —¡Te vas a “trancar”! por ¡Te vas a estreñir!— que se utiliza en referencia a aquel que consume alimentos que luego impedirán una evacuación normal de las heces. —El diccionario cita que “estreñir” significa poner el vientre en mala disposición para evacuar— En los pueblos de la costa oeste catamarqueña, la frase ¡estar quisquinaco! Significa ¡estar estreñido! Y ¡ser quisquinaco! Significa ¡ser avaro! En Aimogasta resulta común escuchar la frase ¡me aquisquiné! por ¡estoy estreñido! y su paráfrasis ¡estás aquisquineado! por ¡estás estreñido!
Aracucu: Vocablo del quichua santiagueño. Otra denominación para el Buho.
Aracayuyu: Denominación que se da a una hierba aromática de propiedades digestivas.
Arauco: Departamento de la provincia de La Rioja, ubicada entre 26° y 29° de latitud sur, 66° y 67° de longitud oeste. —Ley de La Rioja, 10 de agosto de 1877, que divide el territorio originario y conforma el departamento Arauco— Conjeturo que es una voz originaria de los pueblos nativos transcordilleranos, aunque no son pocos los historiadores que se inclinan por su origen Cacá. Esto me induce a preguntar si efectivamente ¿existió una conexión temporo espacial entre la cultura Cacá de Argentina y la de Chile? —Es una posibilidad— Una versión aceptada por los representantes de la cultura local, asegura que es corruptela de la voz araucana “Raghco” que significa: “Agua de greda”. —En los bordos de greda, en Arauco, existen numerosos manantiales que justifican este nombre— Por otra parte la voz Quechua “Araw” —Arau— significa arado o herramienta que se usa para abrir la tierra. —La raíz “ara” significa Labrar— En el idioma Cacá, como mímesis del lenguaje araucano, “co” es “agua”. A la misma se contrapone “auco” o “cu” como antónimo, o “sequía”; y “ar” señalando un lugar con especies vegetales de escasa altura. —Arbustos, por “arcayuyo” por ejemplo— En el acto de jurisdicción de la fundación de la primera Londres de la Nueva Inglaterra, en el año 1558 —33 años antes de la fundación de Todos los Santos de la Nueva Rioja— “Si bien se cita a localidades actuales del Valle de Arauco, este último nombre no aparece mencionado” Finalmente, acoto que en los padrones del siglo XVIII el asentamiento figura como pueblo español habitado por familias de importancia y con esclavos en sus fincas. Es común encontrar citas describiéndolo como “Viceparroquia de Santa Rosa de Arauco”, que en la época, era la segunda en importancia luego de la parroquia de “Los Sauces”.
Arcay: Voz que se utiliza para designar la acción de contener. Según Davies[55], significa “atajar”.
Arcayuyo: También “Arcayuyu” o “Arkallullo” etc. Nombre del arbusto u aromática digestiva.
Arisco: Voz con la que se designa al que es huraño o esquivo.
Aroma: Nombre que se da al “aromo” —Vegetal de la familia de las acacias— En relación al vocablo, cuyo origen se comprende, incorporo una cita que efectúa el Jesuita Guevara…[56] Aroma es árbol pequeño y de menuda hoja; críase en la provincia del Tucumán, sin cultivo ni riego, y el que fuera ornamento de los jardines europeos, concedió la naturaleza en grande abundancia a las campañas y faldas de la sierra en Tucumán. Sus ramos tiende con agradable proporción de mayor a menor, formando una copa vistosa. A trechos por las ramas tiene repartidas fuertes y agudas espinas, con que repara los insultos de los que se atreven a tocar sus flores. Éstas son a manera de estrellas, formadas de hilos delgados como el cabello, que arrancan orbicularmente de un botón interior que ocupa el centro. El color es naranjado, algo obscuro al principio, y después más claro. El olor y suavidad que exhalan las aromas, y con que perfuman los caminos y habitaciones cuando el viento es favorable, conductor de sus delicados efluvios, no tiene igual ni comparación.
Arranquín: —Sin tipificación— Voz de uso común entre los albañiles de Aimogasta. Se la utiliza para denominar al ayudante albañil con menos experiencia. Quevedo[57] interpreta que cuando los ingleses llegaron para concluir con el ramal ferroviario a Minas Capillitas —Catamarca— exigían a las autoridades municipales que les facilitaran ayudantes, y desde ese momento la voz inglesa se transformó en la palabra “arranquín”
As: —Prefijo— Partícula cardinal o morfema de origen Cacá con el que se señala todo lo que se encuentra debajo de otro elemento o lugar. —Abajo— “Astaban”, “Astaica”, “Ascata”, “Ascaba”, “Aslato”, “Asyan”, “Asticu”, etc.[58]
Asahuanho: También “Asaguango”, como mímesis del puesto ubicado sobre la Sierra de Vinquis en Catamarca. Nombre de un pueblo ubicado en el Valle de Antinaco, camino hacia “Capayán” en el departamento Famatina. —Oeste del antiguo Valle Vicioso— Es posible que el morfema inicial haya sido “asab” dada la familiaridad del mismo en otros pueblos de los valles vecinos. Se observa la presencia de los morfemas “as”, “hua”, y “anho” por “anco”. —Sirva como ejemplo, citar al desaparecido “pueblo indio de Asabgasta” o “Asabagasta” en las proximidades de Belén, en la provincia de Catamarca— Ver “Asaguango”.
Asequia: —”Acequia” Voz castellana— Se designa de esa manera a los canales de riego —cubiertos o a cielo abierto— que se utilizan para derivar las aguas del río Aimogasta, con la finalidad de regar a las fincas con plantaciones de olivos.
Asha: ¿Voz Cacá? Nombre de un Puesto —abandonado— del departamento Arauco. Es un paraje que en los inicios del siglo XX ha sido utilizado como lugar de fin de semana o de veraneo, dada la excelente forestación y los cauces de agua potable que contiene. Aunque no descarto una pertenencia Cacá —El lugar se encuentra al pie de la montaña – 1130 Metros N/M. – Desde allí se abre el camino hacia “Allacán” y “Las Mesillas”— acoto que la “biblioteca” consiente al vocablo como corrupción de “Ashaj” —una elucidación refrendaría que “Aschasch” significa “lugar hermoso” y que la corrupción fonética derivó en “Ashaj o Ashax”, o la actual palabra “Asha” asimilada por el Cacá— En el puesto de “Asha”… en la finca de la Familia Cáceres, vivía la Señora Ramona González, ya viuda y originaria de Villa Mazán, y el Sr. Juan Brizuela como vecino.[59]
Asha: —Por “Quebrada de Asha”— Denominación del accidente geográfico en la sierra de Velasco que se origina a 2700 metros N/M. Resulta imposible describir con palabras el paisaje sobrecogedor que se encolumna por la “Quebrada de Asha”.[60]          Asha: —Por “Río de Asha”— Denominación del actual Río Aimogasta. Es originado por las aguas – crecientes estivales – que provienen de dos tributarios, uno con nacimiento en la Quebrada del mismo nombre, y otro al Norte de la Quebrada de “Asha” – al sur de la “Quebrada de la Aguadita”, que no debe confundirse con el Puesto “La Aguadita”, también ubicado sobre los faldeos de la Sierra de Velasco – En las cercanías de la ciudad de Aimogasta – acceso sur por Ruta Nacional 75 – un cauce subterráneo del “Río Asha” permite el surgimiento de las aguas del “Río Otaso”, que en su corto recorrido bordeando la sierra de Arauco, genera numerosas vertientes. – En la actualidad se lo conoce como “Barrancas de Otasio” dado la inexistencia, por tramos, del cauce originario.
Aslla: Vocablo Quechua. Designa la escasez de… Poco. Menguado.
Asta: Voz con la que se designa un territorio por debajo de la línea del cauce del río. “Tierra baja”. “as” por “baja”.
Asta del diablo: —La he grabado como “cuernos del diablo”— A pesar de que la voz “as” es partícula Cacá incluida en numerosos vocablos utilizados en el Valle de Arauco, el significado contiene a la palabra castellana y su sinónimo “cuernos”, en este particular caso “cuernos del diablo”. Es un vegetal —lo he ubicado en todo el Valle, con especial rutina en el puesto “La Cimbrita en 1999— monocotiledónea, sin pétalos, a la que sitúo —Perdón por mi ignorancia en Botánica— como perteneciente a la familia de las Tifáceas, de forma similar al junco —Más grueso que éste, de color verde oscuro, y de una altura no superior a los cincuenta centímetros— con la particularidad  de que la apertura de su flor, de color amarillo intenso y simétrica sobre el eje que la sostiene, al secarse engaña con su morfología al ojo humano, que desde la distancia la confunde con los cuernos de un vacuno. Un vecino de Aimogasta relata que en rueda de niños, “inconscientemente” solían utilizar sus “hojas” para castigar al perdedor en la ronda de prendas, dado que al castigar en la piel produce en muchos casos reacciones alérgicas. —A pesar de esta afirmación, fundamentada en la aspereza de la “hoja” en contacto con los dedos, no conjeturo su pertenencia a la familia de las urticáceas—
Astay: Voz que se utiliza para designar al medio utilizado para trabajar la tierra. ¡De la tierra! En la voz empleada en Arauco no he hallado paralelismos con la voz del quichua santiagueño “Apay”
Astico: Voz utilizada en Arauco para designar el lugar inferior de una quebrada. “Se señala con el vocablo un lugar por donde se pasa” —El agua— ¿”Esteco”? ¿Pasaje?




[1] Davies, Nilda Annarantone de. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[2] Paxsipas era la segunda parcialidad, y la tercera, Olcagasta.
[3] Lozano, Pedro. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[4] Lafone Quevedo, Samuel Alexander. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[5] “Olcavil” es el nombre del “desaparecido pueblo de indios de Olcagasta” citado en los empadronamientos del año 1796. —Como sostengo, “Olcavil derivó en “Olcallajta” y fue trascripto por los primeros cartógrafos españoles como “Olcagasta” – a pesar de que el Instituto Geográfico Militar mantuvo el nombre Cacá original – No queda duda alguna de que el morfema “Vil” o “Hil” es Cacá y significa “lugar”—
[6] Lafone Quevedo, Samuel Alexander. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[7] Finales del siglo XVIII.
[8] Lafone Quevedo, Samuel Alexander. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[9] Lozano, Pedro. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[10] Lafone Quevedo, Samuel Alexander. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[11] Lafone Quevedo, Samuel Alexander. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[12] Davies, Nilda Annarantone de. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[13] Lafone Quevedo, Samuel Alexander. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[14] Dirección General de Archivos. Archivo Histórico de Córdoba. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[15] Lafone Quevedo, Samuel Alexander. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[16] En los padrones cotejados, he observado la datación del Cacique Sanati, como Jefe de la parcialidad de Amilgancho en 1629. —El cacique Allanga, comandó a los habitantes de Amilgancho en 1694— Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[17] Al plasmar la afirmación, el autor no contradice el significado del topónimo en el idioma araucano.
[18] Lozano, Pedro. Historia de la Compañía. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[19] Nardi, Ricardo. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[20] Lafone Quevedo, Samuel Alexander. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[21] De la Vega Díaz, Dardo. “Toponimia Riojana” Edición del Gobierno de La Rioja. 1998. La Rioja.
[22] Ponce, Jorge. “El Encuentro o Tinkunaco en La Rioja” edición de la Ley provincial del Libro. 2005. La Rioja.
[23] Córdoba, Hugo. “Pinceladas de Aminga” Nexo Comunicación. La Rioja. 2004.
[24] En la “Historia oficial de La Rioja” se cita una versión contrapuesta.
[25] Lozano, Pedro. T.V. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[26] Parco, Mariano. “Integración Cultural Riojana” T. I. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007— cita que “Calsapy era el cacique de Amoyambo, cercano al Fuerte del Pantano, figura con el nombre de Bartolomé, destacándose en las guerras calchaquí. Otro Calsapy figura con el nombre de Luis, aparece en la misma época como cacique de Machigasta.”
[27] Lafone Quevedo, Samuel Alexander. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[28] Vocablos Cacá transcriptos de los padrones de la época. —1632 / 1807—
[29] Vocablos Cacá transcriptos de los padrones de la época. —1632 / 1807—
[30] Vocablos Cacá transcriptos de los padrones de la época. —1632 / 1807—
[31] Bravo, Domingo. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[32] De la Vega Díaz, Dardo. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[33] De la Vega Díaz, Dardo. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[34] Vocablos Cacá transcriptos de los padrones de la época. —1632 / 1807—
[35] Vocablos Cacá transcriptos de los padrones de la época. —1632 / 1807—
[36] Nardi, Ricardo. Ibídem. —Obra det. en Anexo II, Tomo V—
[37] Lafone Quevedo, Samuel Alexander. Ibídem. —Obra det. en Anexo II, Tomo V—
[38] Davies, Nilda Annarantone de. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[39] Dir. Gral. de Archivos. A. H. de Córdoba. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[40] Dir. Gral. de Archivos. A. H. de Córdoba. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[41] Dir. Gral. de Archivos. A. H. de Córdoba. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[42] Nardi, Ricardo. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[43] Vocablos Cacá transcriptos de los padrones de la época. —1632 / 1807—
[44] Davies, Nilda Annarantone de. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[45] No debe confundirse con los restos del antiguo trazado del pueblo español de Arauco. —Santa Rosa de Arauco—
[46] De la Vega Díaz, Dardo. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[47] Vocablos Cacá transcriptos de los padrones de la época. —1632 / 1807—
[48] De la obra del Jesuita Bernabé Cobo lamentablemente sólo conocemos una parte, la que fue redactada en el año 1653 con el título “Historia del Nuevo Mundo”. —Cobo no sólo habitó en el Perú y en la gobernación del Tucma, sino también en México y el Caribe— la obra del Jesuita fue publicada en 1882 con el título “La Historia de la Fundación de Lima”. Y luego como “Historia del Nuevo Mundo”. —Primer tomo apareció en 1890 y el segundo en 1891.— Bernabé Cobo nació en el sur de España en ¿1619? y falleció en Madrid en ¿1677?
[49] Davies, Nilda Annarantone de. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[50] Ortolani, José Andrés. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[51] Lafone Quevedo, Samuel Alexander. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[52] En los libros y folios consultados —Datos de diferentes Archivos— no he podido cotejar esta aseveración de Samuel Alexander Lafone Quevedo.
[53] Desde el Valle de Arauco —Aimogasta entre otros pueblos— se lo observa con una particular mancha gris claro en su cumbre, delatando su ancestral actividad volcánica. Los habitantes de Pomán, y otros pueblos vecinos, aseguran que es muy difícil acceder a la cumbre.
[54] Lafone Quevedo, Samuel Alexander. Ibídem. —Obra det. en Anexo II Tomo V—
[55] Davies, Nilda Annarantone de. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[56] Guevara, José. “Historia del Paraguay, Río de la Plata y Tucumán” de la primera edición, por la Imprenta del Estado, Buenos Aires, 1886. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007— 
[57] Lafone Quevedo, Samuel Alexander. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[58] Vocablos Cacá transcriptos de los padrones de la época. —1632 / 1807—
[59] Aretz, Isabel. “Música tradicional de La Rioja” Biblioteca INIDEF – OEA – CONAC. Venezuela, 1978.
[60] Apuntes del recorrido realizado por el autor del libro.

No hay comentarios:

Familia Stilp

Familia Stilp
Maria Laura, Victor Jose, Maria Ines, Laura Ines, y German

FAMILIA

FAMILIA
Maria Laura, Maria Ines, German

Nacho y Jose

Nacho y Jose

Josefina y Abuela Laura

Josefina y Abuela Laura

Abuelos y Nacho

Abuelos y Nacho