martes, 29 de diciembre de 2015

NOVO CABULARIO NATIVO

(Quinta entrega)

Textos extractados del Tomo II de: Huaymocacasta… Inhibición histórica de la Argentina – autor: Víctor José Stilp Piccotte - ISBN Tomo II 978-987-05-3236-1 ISBN de la Obra Completa – cinco Tomos – 978-987-05-3234-7 S/Ley 11.723 Fecha de catalogación: 30/08/2007

Por: VICTOR JOSE STILP PICCOTTE
Letra C (Ca/Cal)

Ca: —Como prefijo— Partícula cardinal o morfema de origen Cacá con el que se designa a una montaña, o “cerro”, “peña”, “roca”, etc. He percibido al vocablo como “cal”. Literalmente señala a “un punto, elemento, o lugar que es alto, o grande”. “Caliba”, “Callafi”, “Calsapi”, “Calihua”, “Calan”, “Catali”, “Campaca”, “Catalme”, etc.[1] —Como infijo— “Encaypa”, “Encamana”, “Encalpa”, “Chascahua”, “Llascapa”, etc.[2] —Como sufijo conjeturo sobre el mismo significado— “Campaca”, “Hualyaca”, “Coyuca”, “Huaica”. “Huaisaca”, “Ichaica”, “Samolca”, “Huananca”, “Moca”, “Pisayaca”, etc.[3]
Cabudo: Sobrenombre que se da a las personas que poseen una profusa cabellera —negra— con pelos de gruesa sección. —Duros— Hecho que dispensa al portador una impresa peculiaridad. En alguna conversación sucedida en un pueblo de “la Costa riojana” – Faldeos de la Sierra de Velasco – se llamaba de esa manera a una persona que poseía dientes incisivos sobresaliendo en demasía del maxilar superior – “silba como cabudo”, aunque en otras oportunidades a ese mismo vocablo lo he percibido como “canudo”. 
Cacá: Voz que designa al idioma amerindio andino de uso común entre los habitantes del NOA hasta fines del siglo XVIII. Al respecto, debo acotar que este idioma fue citado por numerosos relatores y cronistas de la época, y que inclusive – aunque algunos lo nieguen – el padre Alonso de Barzana —Burzana o Bárcena—[4] redactó un “Diccionario con las palabras de mayor uso en los idiomas Kaká y Tonocoté”. El registro del Jesuita ilustró a los primeros evangelizadores que habían sido destinados a cumplir su labor religiosa en los valles ubicados al sur del lago Titicaca. —Sólo he cotejado las citas que realizaron sobre el mismo, los Jesuitas Calancha[5], Hervás[6], Charlevoix[7], Lozano[8], Guevara[9], y Techo[10] Este idioma, tal como lo he detallado al inicio del umbral, es de carácter polisintético —Puede comprobarse en los innumerables topónimos que se resguardan— y fue reemplazado por la “lengua del Cusco” a efectos de facilitar la tarea de los doctrineros. —Por ese motivo muchos calificativos se perdieron, y lamentablemente fueron substituidos por la lengua Quechua que compartía numerosos afijos con otros idiomas – por ejemplo el aymara – que a su vez facilitaron la consolidación del idioma Cacá.— Idioma de difícil pronunciación, según Barzana. “Turbinatim in gutture” según Del Techo.  Una cita histórica asegura que…En el año 1598 los PP. Francisco Angulo y Eugenio Baltodano se dirigieron al río Bermejo; Gaspar Monroy y Antonio Vivar al valle de Salta; Pedro Añasco y Juan Viana al país de los cacarois”.[11]
Cacique: Vocablo de uso común. Corruptela de la palabra quechua “Ccazqui” —Ver “Curaca”—
Cacuyaba: También “abacacuyaba”. Voz aglutinante —Resguardada en 2004— que – según el relator – significa “río del Cacuy”.
Cacuy: Voz que se utiliza para designar una pequeña ave cuyo trino se confunde con el sonido onomatopéyico que emite el pájaro. La fonética se trasladó a la palabra “Cacuy”. “Cacuy Turay” por “hermano”. —Síntesis de la leyenda— Personaje mitológico en el NOA.
Cachar: Voz que se utiliza para designar la acción de engañar a otro con una mentira o una broma. —Vulgarmente se utiliza la palabra como sinónimo de Lastimar— La pronunciación de la consonante inicial se diferencia en algunos sectores de Arauco.
Cachi: Voz que se utiliza para designar una comida o alimento que está demasiado salado. “cachi por el nevado del salado”. Según Davies[12] “cachi” es “sal” en el quichua santiagueño. A pesar de la etimología citada, no descarto un significado Cacá, tomando en consideración los morfemas “ca” y “chi”.
Cachiampa: —En la cartografía como “Cachipampa”— Nombre de un Puesto ubicado en la quebrada de “Asha”, entre “Asha” y “Allacán” —Departamento Arauco— El lugar ofrece visuales del Valle de Arauco con el cerro “El Manchao” como centinela. Se encuentra deshabitado en la actualidad. —”Explanada desde donde se observa el salar” En realidad desde una especie de explanada en la ladera de la montaña, puede observarse la inmensidad del Salar de Pipanaco. ¡Siempre y cuando no se presente el pococho!—
Cachipampa: Del topónimo anterior. Denominación de un puesto ubicado a 1 km. al noreste del Puesto de Reyes – diez kilómetros al noreste de Machigasta –
Cachilo: Denominación que se da en diferentes regiones de Argentina y de Arauco en especial, a un pájaro similar al gorrión. —Con cresta—
Cachin: ¿Mote español? Es un vocablo sin origen conocido. Puede interpretarse como Cacá dado el intercambio de “cachin” por “caqui” o “caquin” —En Quechua se da “bocio” por “ckoto” o “coto”—.
Cachiyuyu: También Cachiyuyo. —Interrelación de dos idiomas— Nombre del arbusto de porte bajo que crece en las cercanías del Salar del Pipanaco. Debo recordar que “cachi” es voz quechua y significa “sal”, por lo tanto el significado de la palabra sería “arbusto que crece en las salinas”
Cafayate: Proviene de la parcialidad Cacá de los “Cafayatis o Cafayavis”. Nombre de una ciudad de la provincia de Salta, ubicada al norte de la ciudad catamarqueña de Santa María —”Cafayate” es lugar conocido por la excelencia de cepas torrontés— Además de los vocablos conocidos, se presenta “ya”, morfema que es sindicado por la “biblioteca” como “yan” o “camino”.
Caj: La he percibido como voz Quechua. Se entiende como corrupción de “llajta” derivada en “Cajta” por “pueblo”. Según Davies[13], significa “El que es” —Part. Activo—
Cajta: De “llajta” corrupta en “cajta”. Voz Quechua que significa “Pueblo” —Conjeturo que fue trasladada hacia el español como “yasta” o “gasta” – “Pampayasta” o “Campogasta” – aunque Lozano[14] asegura que “gasta” era la palabra con la que se designaba al pueblo en el vocabulario “Tonocoté”[15]Consintiendo que esta voz fue corrupta por inducción, y posterior acción de los escribidores españoles en la reconocida “gasta”, es lógica su “desafiliación” de los diccionarios de los idiomas andinos. —El idioma Quechua no contiene el sonido de la letra “g” del alfabeto castellano, aunque supuestamente si existe en el Cacá.— A fin de sustentar la hipótesis, confirmo la multiplicidad de voces que la incorporan al léxico popular. —No importa si la raíz es Quechua, tonocoté o Cacá. Al respecto cito que con la palabra Quechua “mayo” o “mayu” por “río”, sucede algo similar—[16]
Cal: —Sufijo— Partícula cardinal o morfema de origen Cacá que se utiliza para señalar o definir un cerro, collado, o montaña. “Pical”, “Sical”, “Yancal”, etc.[17] —Prefijo— La he percibido como “ca”. “Calausa”, “Calcuse”, “Caliba”, “Calsapi”, etc.[18]




[1] Dirección General de Archivos. Archivo Histórico de Córdoba. Vocablos Cacá transcriptos de los padrones de la época. —1632 / 1807—
[2] Dirección General de Archivos. Archivo Histórico de Córdoba. Vocablos Cacá transcriptos de los padrones de la época. —1632 / 1807—
[3] Dirección General de Archivos. Archivo Histórico de Córdoba. Vocablos Cacá transcriptos de los padrones de la época. —1632 / 1807—
[4] Existe una publicación en Perú —que ha sido esquiva para este autor— sobre una supuesta traslación del vocabulario confeccionada por el padre Alonso de Barzana. Se cita como traducción del libro de Ludewig “The literature of american aboriginal indians” editado en Londres en 1858.
[5] De la Calancha, Antonio. “Crónica moralizadora de la Orden de San Agustín en el Perú” Lima, 1638. Biblioteca Católica.
[6] Hervás, Lorenzo. “Catalogo delle lingue conoscuite e notizia della loro affinitá e diversitá” Foligno, Italia, 1784. Biblioteca Católica.
[7] Charlevoix, Pierre François Xavier du. —Pedro Francisco Javier de Charlevoix, de la Compañía de Jesús— “Historia del Paraguay”. 3557 al 3562 BMUNC —Edición del francés original dada en París, año de 1757. Biblioteca Virtual del Paraguay. Biblioteca Católica.— Anotaciones y correcciones latinas del padre Pedro Muriel. Traducción al castellano por el padre Pablo Hernández. Casa Editorial de Victoriano Suárez, calle Preciados 48, Madrid, edición VI tomos, entre los años 1910 T.I a 1916 T.VI.
[8] Lozano, Pedro. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[9] Guevara, José. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[10] Del Techo, Nicolás. “Historia de la provincia del Paraguay, de la Compañía de Jesús” —Biblioteca Virtual del Paraguay— Librería y Casa Editorial de Uribe y Compañía. Asunción del Paraguay. Según la versión publicada en el año 1897.
[11] Del Techo, Nicolás. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[12] Davies, Nilda Annarantone de. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[13] Davies, Nilda Annarantone de. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[14] Lozano, Pedro. Ibídem. —Obra detallada en el Tomo V de “Inhibición histórica de la Argentina” Autor: Víctor José Stilp Piccotte - 2007—
[15] No comparto esta presunción.
[16] Respecto de “Gasta” aparece como partícula final en nombres o topónimos distribuidos en diferentes regiones del NOA e inclusive del NEA. —“gasta” de “llajta” o “cajta” tomada literalmente, y aceptada por los jesuitas que la expandieron en sus libros— Respecto de “mayo” o “mayu” es partícula final o alomorfo quechua, “contenida” por diversas palabras de diversos orígenes fonéticos.
[17] Dirección General de Archivos. Archivo Histórico de Córdoba. Vocablos Cacá transcriptos de los padrones de la época. —1632 / 1807—
[18] Dirección General de Archivos. Archivo Histórico de Córdoba. Vocablos Cacá transcriptos de los padrones de la época. —1632 / 1807—

No hay comentarios:

Familia Stilp

Familia Stilp
Maria Laura, Victor Jose, Maria Ines, Laura Ines, y German

FAMILIA

FAMILIA
Maria Laura, Maria Ines, German

Nacho y Jose

Nacho y Jose

Josefina y Abuela Laura

Josefina y Abuela Laura

Abuelos y Nacho

Abuelos y Nacho